Cienciaes.com

Ciencia y Genios podcast cienciaes.com suscripción

Ciencia y genios

Las mentes más claras de la historia han ido tejiendo poco a poco la intrincada tela de araña del conocimiento científico. En cada programa del podcast Ciencia y Genios les ofreceremos la biografía de un gran sabio escrita por varios autores.

Del teléfono al hidroala. Alexander Graham Bell

Graham Bell - Ciencia y Genios

Alexander Graham Bell (1847 – 1922) es conocido gracias al invento del teléfono, una fama merecida pero, en cierta medida, injusta porque hizo muchas cosas más.
Influenciado por su padre, una persona dedicada al estudio del habla y por su abuelo, que le enseñó a dominar las técnicas de locución, el propio Alexander reconoce que una buena parte de su infancia estuvo ligada a la acústica. A los 16 años construyó, junto con su hermano mayor, una cabeza parlante capaz de hablar o, al menos, capaz de pronunciar algunas palabras, gracias al sonido que producía una corriente de aire al salir por los labios artificialmente modelados.

Otro experimento, éste mucho más ingenioso, consistió en educar a su perro para que emitiera sonidos muy semejantes a ciertas palabras. Acostumbró al pobre animal a emitir un gruñido continuo y después, manipulando los labios del perro, lograba modular el sonido de tal manera que el animal parecía decir: “How are you grandma?” (¿Cómo estás abuela?). Por supuesto no era más que un truco, pero los testigos no dudaron en contar a toda la vecindad que Aleck (que así lo llamaban en su casa) tenía “un perro capaz de hablar”.

Esos experimentos de juventud fueron sólo el principio de la larga carrera que tuvo su punto culminante con el invento del teléfono, una historia que les invitamos a escuchar en el episodio que les ofrecemos en el presente capítulo de Ciencia y Genios.

Graham Bell obtuvo a lo largo de toda su vida la patente de 30 inventos, varios de ellos relacionados con el teléfono, otros con el telégrafo y el fonógrafo, ideó y patentó el fotófono, un aparato que enviaba señales utilizando como agente transmisor un rayo de luz, diseñó un detector de metales y dedicó una gran cantidad de energía al desarrollo de un hidroplano que fue el precursor de los modernos hidroalas o aliscafos

Bell se había preguntado en más de una ocasión si sería posible diseñar un ala que surcara el agua y elevara un objeto más pesado que ella como hace el ala de un avión en el aire. Un artículo de William E. Meacham, publicado en Scientific American en 1906, en el que se explicaban los principios básicos de unos barcos con alas sumergidas le convenció de la viabilidad de la idea.

En 1908 comenzó a trabajar en el proyecto del “hidrodrome” junto a Casey Baldwin. Durante diez largos años, Bell y Baldwin fueron diseñando diferentes prototipos con los que tuvieron que superar grandes dificultades, tanto de diseño como económicas. Por fin, en 1918, el HD-4 (ver imagen) vio la luz. Utilizando motores Renault, el HD-4 alcanzó una velocidad máxima de 87 Km/h, con una rápida aceleración y buena estabilidad. El informe de Bell a la Marina de los Estados Unidos le permitió obtener dos motores más potentes con los que el HD-4 batió el récord mundial de velocidad el 9 de septiembre de 1919 al alcanzar los 114 Km/h, el récord no fue batido hasta diez años después.

Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
Desde que levantamos el vuelo, en 2009,
gracias a vuestras donaciones, hemos servido 22.159.083 audios.
Ayúdanos a continuar durante 2017.

Botón de donación

Agradecemos la donación de:

Aniceto Gonzalez Rivera
“Agradecido por todo lo que aprendo con vosotros. Divulgar ciencia de calidad de forma altruista tiene mucho mérito. Felicidades por este proyecto. Espero que sigáis mucho tiempo.”
(Luxemburgo)

A. Javier Arratia Araujo
(Monterrey, México)

Francisco Javier Martin Muñoz
“Pequeño apoyo a este grandioso proyecto. Sirva de modesto reconocimiento.”
(Las Gabias, Granada)

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Luis Eduardo Izquierdo Salamanca
“Gracias por vuestra labor divulgativa y por los ratos de conocimiento y entretenimiento que nos regaláis y que tanto disfrutamos. “
(Cuéllar, Segovia)

Mario Simón García González “Apoyo a vuestra gran labor, divulgad”

Un Mundo de Bambú
(Buenos Aires, Argentina)

Juan A Herman Balaguer
“Desde Barcelona, gracias por vuestro estupendo trabajo. !Seguid así!”

Jesús Vicente Monzó
“Gracias de parte de un valenciano afincado en Galicia”
(Vigo, Pontevedra)

José Lázaro
(San Luis Potosí, México)

Shannon Halkyard
“Muchas gracias a Cienciaes.com por ayudarme con mis estudios de ciencia y del español.”
(San Francisco, CA, Estados Unidos)

Miguel de Dios Matias
“un poco de humor no viene mal..”
(Fuenlabrada, Madrid)

Sergio Blanco Pérez
(La Zarza, Badajoz)

Juan Antonio Nuño Morales
“Donativo para cienciaes.com”
(Bormujos, Sevilla)

Guzmán de la Mata Berta
“Desde Jaca un granito de arena, gracias por vuestro trabajo”

Raul Tijerina Rosales
“ Finalidad: Continuar con la divulgación cientifica.”
(Tepic, México)

Fulgencio Benzal Baños
“Gracias por vuestro trabajo.”
(Torre Pacheco, Murcia)

Santiago Carballar
(Sanlúcar La Mayor, Sevilla)

Antonio Lalaguna
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Maria Rosario Osua Gil
“Muchas gracias por amenizarme todas las mañanas de camino al trabajo.”
(Donostia, Guipúzcoa)

Anónimo
(México)

Marc Belair
(Montreal, Quebec, Canadá)

Horacio Volco
“Donación y agradecimiento a Cienciaes”
(Buenos Aires, Argentina)

José María Gil Montano

Martin Nagy
“Recuerdo de Martín desde Eslovaquia”

Jesús Martín Vázquez
(Alicante)

Omer Moreno
“Saludos desde Maracaibo/Venezuela, descubrí los Podcasts con uds. y gracias a Tunein Radio, paso casi todo el día escuchándo”
(Maracaibo, Venezuela)

Estrella Sánchez
“Gracias por sus estupendos audios”
(Sevilla)

Felipe Jordan
(Mexico DF)

Jorge Argaez
“Donacion Cienciaes.com”
(Houston, TX, Estados Unidos)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page