Cienciaes.com

Ciencia Nuestra de Cada Día podcast - cienciaes.com suscripción

Ciencia Nuestra de cada Día

La Naturaleza nos sorprende cada instante con multitud de fenómenos que despiertan nuestra curiosidad. La Ciencia Nuestra de Cada Día es un espacio en el que Ángel Rodríguez Lozano nos incita a mirar a nuestro alrededor y descubrir fenómenos cotidianos que tienen explicación a la luz de la ciencia.

Una ensalada aliñada en poco tiempo se estropea y se pone pocha ¿por qué?

Ensalada pocha - Ciencia Nuestra de Cada Día - Cienciaes.com

Aliñar bien una ensalada es un arte, pero tiene un precio: hay que consumirla rápidamente porque el aliño potencia el deterioro de las verduras, especialmente de la lechuga. Los ingredientes más usuales utilizados para aliñar una ensalada mediterránea son el aceite, el vinagre y la sal. Los tres ingredientes influyen en la rápida degradación de las verduras, pero si hay que echarle las culpas a alguno en particular, la sal se lleva más papeletas que nadie. Veamos por qué.

Sabemos que podemos disolver la sal en agua por el simple procedimiento de añadir una cucharada y remover. Si ponemos en contacto dos recipientes, uno con agua salada y otro con agua sin sal, ambos líquidos tenderán a mezclarse rápidamente para que la concentración de sal se reparta por igual entre ellos. Ahora bien, si el contacto entre los dos recipientes se hace a través de una membrana semipermeable, la cosa cambia.

Se llaman membranas semipermeables aquellas que dejan pasar unas sustancias sí y otras no. Su funcionamiento viene a ser parecido al de una criba de las utilizadas en las obras para separar la arena fina de las piedras o componentes más gruesos. La diferencia es que una membrana semipermeable es una criba molecular porque posee unos poros tan finos que puede separar átomos y moléculas de distinto tamaño.

Volvamos al experimento de los dos recipientes con distinta concentración de sal disuelta. Si en lugar de dejarlos fluir libremente, los separamos con una membrana semipermeable que deje pasar el agua pero no la sal. ¿Qué sucederá?

Pues sucede algo muy curioso. Ya que la sal no puede pasar, queda confinada en el recipiente salado, pero como el agua tiene una especial predilección por la sal, una parte del agua pura del otro recipiente atravesará la pared de la membrana hacia el lado salado. Dicho con otras palabras, el agua fluye hacia la sal con tal determinación que hace subir el nivel del agua en el recipiente salado provocando una diferencia de presión a ambos lados de la membrana. Ese fenómeno se conoce ósmosis y la presión se denomina “presión osmótica”.

En la ensalada, especialmente en las hojas verdes que tienen un alto contenido en agua, sucede algo similar. Las verduras están formadas por células y las células son bolsitas llenas de agua con multitud de moléculas disueltas, entre ellas, algunas sales. La pared exterior de las células está formada por una membrana semipermeable.

Vamos a hacer un experimento para que estos conceptos queden claros. Necesitaremos una lechuga que lleve ya varios días cortada y por lo tanto tenga las hojas lacias por la pérdida de humedad. Pongamos una de las hojas lacias en un cuenco con agua del grifo, sin sal. En un par de horas veremos que la hoja, no sólo no se ha echado a perder, sino que se ha hinchado y se ha vuelto tierna y fresca, como recién cortada.
Analicemos lo sucedido: con el paso del tiempo las células van perdiendo algo de agua, adelgazan, y la hoja se pone lacia. Al ponerla en agua, como el interior de las células de la lechuga está más salado que el agua que la rodea, ésta atraviesa la membrana, entra en las células para igualar la concentración y se hinchan recuperando el tamaño original (ver vídeo al final del texto).

En la ensalada sucede lo contrario, al aliñarla añadimos sal y hacemos que el exterior de la lechuga sea mucho más salado que el interior de las células. Entonces el agua que hay dentro de las células, como está separada por una membrana semipermeable que no deja entrar la sal, escapa hacia el exterior para igualar la concentración. En poco tiempo, las células pierden tanta agua que la lechuga encoge y se pone pocha. Así pues, el principal culpable de que la ensalada se eche a perder es la sal.

El vinagre y el aceite también intervienen porque contienen productos que lavan la superficie de las hojas. Todos hemos visto lo fácilmente que resbalan las gotas de agua sobre las hojas, sin mojarlas. Es debido a que las hojas están protegidas por ceras naturales para evitar la pérdida de humedad. El vinagre y el aceite, contribuyen a eliminar esas ceras y dejan las células de las verduras más expuestas a la acción de la sal, potenciando el proceso.

Dicho esto, un consejo: si quiere preparar una ensalada con varias horas de antelación, prepare las verduras pero no le añada el aliño hasta el momento de servirla.

Este vídeo muestra el efecto contrario al de las fotografías: cómo una hoja de lechuga lacia recupera la frescura al bañarla en agua.
Representa un lapso de tiempo de 3 h 35 min en tan sólo 18 segundos.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
34 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Luis García-Linares García
“Muchas gracias por le excelente y encomiable tarea desarrollada por CIENCIA PARA ESCUCHAR, que nos proporciona tantas satisfacciones. ¡Seguid adelante!”
Mecenas

José Antonio Miranda Palma
“Muchas felicidades, sigan difundiendo la ciencia saludos a Ángel, Jorge y todo el equipo.”
Mecenas

Ramón Roma
“Sois una gran compañía y una mejor enseñanza para personas como yo, que no estudiamos ciencias.”
Mecenas

Hernando Martínez
“Cuidaos mucho”
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad, gracias por vuestro trabajo. Un fuerte abrazo.”
Mecenas

Daniel Pérez Alonso
Mecenas

Fernando Vidal
“Donativo a Cienciaes”
Mecenas

Anónimo
“Acepten esta aportación agradecida desde México, desde donde imploramos porque la ciencia nos acompañe.”
Mecenas

Carlos Castillo Girón
Mecenas

Francisco Martínez Castellano
“Es una donación puntual, pero en enero haré otra. Me gustan mucho los programas, un saludo.”
Mecenas

Julia Dolores Martínez Vilela
“Enhorabuena por el contenido ameno y didáctico”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Jesús Casero Manzanero
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Alberto de Hernando
Mecenas

Israel Quintanilla
Mecenas

María D Walker
Mecenas

Nacho Benvenuty Cabral
Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Enrique Ruiz
Mecenas

Petru Adrian
Mecenas

Alejandro Calo Casanova
Mecenas

Pedro Macarrón Jiménez
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page