Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Gaia, contador de estrellas. Hablamos con Jordi Torra.

Gaia - Hablando con Científicos podcast - Cienciaes.com

Casi todos, siendo niños, hemos intentado contar las estrellas alguna vez. Yo también. Mi infancia transcurrió en un pequeño pueblo extremeño, uno de esos lugares tranquilos donde las pocas bombillas que iluminaban pobremente las calles eran incapaces de competir con el brillo de las estrellas. En algunas noches sin Luna, el firmamento observable a simple vista era espectacular, preñado de infinidad de estrellas que yo, con la osadía que da la niñez, me empañaba en contar una y otra vez. Ante la imposibilidad de abarcar todo el cielo, opté por dividirlo en porciones y concentrarme en una de ellas cada noche. Aun así, contarlas resultó ser una empresa titánica porque, al enfocar mis ojos en una estrella concreta y a medida que me acostumbraba a la oscuridad, estrellas más débiles surgían alrededor obligándome a volver a empezar.

No tardé en comprender la inutilidad de mi intento pero después descubrí que muchos otros, mucho más sabios que yo, también lo habían intentado. Dicen que una noche cualquiera, una persona situada en un lugar a gran altitud, libre de las molestas luces urbanas, sin nubes y sin Luna podría llegar a distinguir unas 2.000 estrellas a simple vista. Es una cifra aproximada que depende de la sensibilidad de nuestros ojos, si gozáramos de una vista magnífica, capaz de captar la luz de estrellas muy débiles, de magnitud 7, el número podría subir hasta 16.000, una cantidad ridícula comparada con la inmensidad de estrellas que puebla nuestra galaxia.

Hiparco de Nicea

A pesar de todo, seguimos intentando contar estrellas, puede que por un secreto deseo de continuar siendo niños. Uno de los primeros científicos que contó estrellas, y dejó constancia de ello, fue Hiparco de Nicea. Aunque sus escritos no se han conservado, historiadores posteriores nos han dejado parte de su legado. Cuenta Estrabón que, en el 134 a.C., Hiparco descubrió una nueva estrella en la constelación de Escorpio. Como buen astrónomo que era, el descubrimiento le convenció de la necesidad de contar con mapas del cielo que reflejaran las estrellas fijas y permitieran detectar descubrimientos como ése. Hiparco elaboró un catálogo de alrededor de 850 estrellas clasificadas según su luminosidad de acuerdo con un sistema de seis magnitudes de brillo, muy similar a los sistemas actuales.

El telescopio espacial Hipparcos

Más de 2000 años después de la muerte de Hiparco, en 1989, la ESA lanzó al espacio Hipparcos, el primer satélite espacial dedicado a medir y estudiar la posición y el movimiento propio de los astros (astrometría). Durante los cuatro años que Hipparcos estuvo observando el cielo determinó con precisión la posición, la distancia y movimientos de 120.000 estrellas y proporcionó una información menos precisa de 2 millones y medio más.

Cuando los números se adentran en los millones, siempre nos parece muchísimo, pero también en los millones hay categorías. Comparado con el número de estrellas de una galaxia como la nuestra, un par de millones y medio que cartografió Hipparcos es una cantidad ridícula. Háganse una idea de la magnitud del problema. La Vía Láctea, la galaxia a la que pertenecemos y, por lo tanto, la más fácil de evaluar, tiene tantas estrellas que los científicos ni siquiera logran ponerse de acuerdo en la cantidad, hay quien defiende que son 100.000 millones y quien dice que son 400.000 millones. Como hablamos de miles de millones, parecen cantidades similares, sin embargo, una imprecisión de este calibre al medir nuestra estatura daría como resultado que medimos entre uno y cuatro metros.

Así pues, tirando por lo bajo, los 2,5 millones de estrellas del catálogo de Hipparcos apenas constituye un 0, 0025% del total de la galaxia. Como nos sucede a nosotros, que vemos con más nitidez los cuerpos más cercanos, Hipparcos obtuvo información de las estrellas más cercanas al Sistema Solar, la región que cubrió queda reflejada en la mancha con bordes rojizos que se puede observar en la imagen adjunta. Como ven, muy poquito, no es de extrañar que los científicos quieran contar muchas más estrellas. Ése es el cometido de la misión GAIA.

Gaia, contador de estrellas

Los científicos que idearon la misión GAIA de la ESA tienen un ambicioso objetivo en mente: cartografiar alrededor del uno por ciento de la estrellas de la Vía Láctea, es decir, 1.000 millones de estrellas. A lo largo de sus cinco años de operación, que comenzarán a contar tras su lanzamiento previsto para finales de 2013, Gaia observará cada estrella 70 veces, tomando medidas de su posición, brillo y color con una precisión jamás alcanzada. Con esos datos, los científicos aspiran a conocer la historia de la Vía Láctea, su forma y distribución estelar en las tres dimensiones del espacio. Pero Gaia no sólo estudiará estrellas. Sus delicados y precisos instrumentos detectarán, a buen seguro, una gran cantidad de cuerpos menores en el Sistema Solar, como cometas, asteroides y cuerpos helados; medirá los movimientos propios de las estrellas para extraer de sus débiles bamboleos la existencia de muchos planetas extrasolares; descubrirá estrellas en formación, estrellas variables, estrellas muertas, agujeros negros, nubes de gas, explosiones estelares, etc.

Gaia no es un telescopio espacial cualquiera y tampoco estará colocado en una órbita convencional. Observará el firmamento desde un punto situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en dirección opuesta al Sol, de cuya luz se protegerá con un enorme parasol de alta tecnología. De esa manera, con la Tierra y el Sol a sus espaldas, observará el firmamento de forma continua, sin ser deslumbrado por nuestra estrella. Sus instrumentos principales son dos telescopios equipados con un total de 10 espejos de distinto tamaños y diseñados para detectar objetos 400.000 veces más débiles que aquellos que podemos ver a ojo desnudo. La luz se concentra en un panel de 106 CCDs, similares a los utilizados en las cámaras digitales, que operan en conjunto formando el mayor plano focal que jamás haya viajado al espacio, con una superficie receptora de 3800 cm2.

Les invito a escuchar los detalles de la misión GAIA de la ESA explicados por D. Jordi Torra, catedrático e Investigador principal del Proyecto Gaia en la Universidad de Barcelona.

MÁS INFORMACIÓN.

La ESA presenta la misión Gaia, en la que participan 30 investigadores de la UB

ESA. Misión GAIA

Science@ESA: Charting the Galaxy – from Hipparcos to Gaia


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
30.425.371 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Jurate Kazlauskaite
“Gracias por divulgar la ciencia :).”
Mecenas

Adolfo Baquiano.
“Estuve un tiempo sin poder escucharos, pero este año.. ¡he vuelto!. Ánimo y mucha suerte.”
Mecenas

RandomUsername-7K
Mecenas

Santiago Querol Verdú
Mecenas

Anónimo
“Divulgad ciencia amigos, divulgad contra viento y marea.”
Mecenas

Daniel Murillo Flores
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

J R Theobald
Mecenas

Miguel de la Sierra.
Nuevo Mecenas

Luis Miguel Meso Gómez
Mecenas

Kogyo
Mecenas
(Hiratsuka shi, Japón)

Luis García Sánchez
Mecenas

Jorge Sánchez Redondo
“Don Ángel y compañía. Gracias por vuestra labor. Jorge Sánchez Redondo, vecino tuyo de Brunete, Economista y Piloto de Línea Aérea. Aprendiendo siempre.”
Mecenas

Ferran Llop Alonso
Mecenas

Enrique Conesa García
Mecenas

José Alfonso Mantas Ruiz
Mecenas

Carlos Ballesteros

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

José María García Merino

Razvan Peteanu
Mecenas

Pedro Alberto Enriquez Palma

Regla Carmona González
Nueva Mecenas

Asier Verde Rico

Isabel Moskowich-Spiegel Fandiño
Nueva Mecenas

Sergio Requena
“Gracias por iluminar todos los huecos de la ignorancia.”

José María García Merino
Mecenas

Francisco Giménez Gómez
Mecenas

Ana María Bermejo Aquino
Mecenas

Leoncio Amorós
“Para los que solo somos meros amantes de la ciencia, es toda una gratitud poder conocer la ciencia de mano de los grandes profesionales como vosotros/as.”
Nuevo Mecenas

Jare
Nuevo Mecenas

FabianRE
Nuevo Mecenas

José Luis Costa
Nuevo Mecenas

César García Herrero
“Lástima que hayáis perdido el apoyo económico institucional. Valga este pequeño aporte para poder seguir haciendo esta buena labor.”
Mecenas

Juan A. García

Juan Cuadro Espada
“Para que la divulgación cientifica no decaiga en verano”
Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Anónimo
“Pequeña contribución con la esperanza de que los donativos aumenten y sigamos escuchándolos. ¡Gracias por su esfuerzo!”
Mecenas
(México)

Fernando Vidal Agustina
Mecenas

Fernando Alejandro Medina
Mecenas

Horacio Volco
(Buenos Aires, Argentina)

Noelia Avello Llano
“¡Hacéis un trabajo estupendo!”
Nueva Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page