Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

SIDA y Evolución. Hablamos con Jorge Laborda

SIDA y Evolución - Hablando con Científicos podcast - CienciaEs.com

Según la organización Mundial de la Salud, en 2017, que es el último año del que se tienen datos globales, 36,9 millones de personas convivían con el virus VIH, causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, el SIDA. Tan solo durante aquel año se habían producido 1.800.000 nuevos infectados y 940.000 personas murieron por causas derivadas de la enfermedad. Son datos impresionantes pero, lo que más Impresiona es que, después de tantos años de investigación, aún no se haya encontrado la cura definitiva.

En los últimos tiempos se ha avanzado mucho, hasta el punto de convertir el SIDA, que era una enfermedad mortal en muchos casos, en una enfermedad crónica que permite a los infectados que tienen la suerte de contar con los medicamentos adecuados, sobrevivir con una calidad de vida aceptable. Desgraciadamente, una gran parte de las personas infectadas por el VIH aun no tienen acceso a los medicamentos, un porcentaje que la OMS estima en el 47%, lo que indica lo lejos que estamos de controlar la enfermedad.

Nuestro invitado hoy en Hablando con Científicos es Jorge Laborda, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Castilla-La Mancha y colaborador de CienciaEs. Jorge nos invita a reflexionar sobre varios aspectos relacionados con el SIDA. A lo largo de la entrevista cuenta cómo el virus VIH escapa a los controles del sistema inmune, infecta a las propias células encargadas de la defensa de nuestro organismo y las destruye. Después de un periodo de latencia, que puede llegar a ser hasta de 20 años, la infección provoca en el paciente una pérdida de defensas muy importante. El número de linfocitos va disminuyendo de tal forma que, si llega a sobrepasar límites tolerables, facilita la entrada de otros microorganismos patógenos que ponen en riesgo la vida de la persona infectada. Así, la mayoría de los afectados mueren por distintas infecciones o tumores, las llamadas enfermedades oportunistas, que en condiciones normales son combatidas por nuestro sistema inmune.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Una vez planteadas las bases que nos permiten comprender cómo se desarrolla la infección del virus VIH y la enfermedad provocada por él, Jorge Laborda da un paso más y plantea el problema desde un punto de vista muy interesante: La evolución.

“El virus del SIDA evoluciona en tiempo real” – dice Laborda. Una demostración más de lo acertadas que fueron las ideas de Darwin. El VIH es un virus cuyo genoma está hecho de ARN. Una vez que infecta a una célula humana, gracias a una proteína llamada transcriptasa inversa, transcribe su ARN a ADN y lo incorpora al genoma de la célula infectada. A partir de ese momento, es la propia maquinaria celular la que fabrica el ARN y las proteínas que formarán nuevos virus.

Los fármacos que se utilizan en los tratamientos del SIDA actúan de varias formas para controlar la infección. Una de ellas consiste en bloquear la transcriptasa inversa e impedir así la transcripción del ARN en ADN, un paso esencial para que el virus pueda reproducirse. Otro tipo de fármacos utilizan una estrategia que impide que el virus se una a la superficie de las células, cerrándole la entrada.

El problema que impide la desaparición total del virus en un paciente, y por lo tanto la curación absoluta, es que el VIH tiene una alta tasa de mutación. A medida que se reproduce, se va acumulando cambios al azar en su genoma y, como consecuencia, varía la fórmula de las proteínas del virus. Esos cambios hacen que algunos virus mutados ya no sean sensibles a los fármacos, se hacen resistentes. Así es como, aunque la mayoría de virus hayan desaparecido y el paciente haya mejorado, una población de virus resistentes logra sobrevivir a las terapias. Una ventaja para el paciente es que el virus resistente en menos virulento que el inicial y por lo tanto la intensidad de la enfermedad disminuye.

Jorge explica que un paciente infectado con virus resistentes puede transmitir la enfermedad a otra persona pero, debido al proceso evolutivo en el que el virus está inmerso, los cambios continuan. Al estar el virus en un ambiente nuevo y sin tratamientos antivirales, porque la persona ni siquiera sabe que está infectada, el virus evoluciona de nuevo a la inversa hacia cepas que son menos resistentes pero más virulentas.

Os invito a escuchar los detalles en las explicaciones de Jorge Laborda, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Castilla-La Mancha, y colaborador de CienciaEs en los podcasts Quilo de Ciencia, Ciencia Fresca o Vanguardia de la Ciencia.


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs apuntándote al Club de Amigos con una donación periódica (Mecenas) o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
29.331.001 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Jesús López Tapia
“Esta es mi pequeña mota de polvo de estrellas, para que sigáis ampliando nuestro Universo. 1.000 gracias Angel.”

Juan Leon Ballesteros

Jan Carlos Rosales Abanto
“Gracias por compartir vuestra profesion y vuestro gran amor por la ciencia.”
(Madrid)

Juan Pedro Peralta Romera
“De Penolite en Jaen”

Ricardo Vázquez Prada
(Barco de Valdeorras, Orense)

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Mónica Ribe Salat
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Marta Martínez Fernández
(Torrelavega, Cantabria)

Humberto On
Mecenas

Vicente Cabeza Pérez

Marian Gutiérrez
Miguel Angel Riaza
¡Aúpa la Ciencia!

Eulogio González Moreno

Alejandro Requena López
(Guadix, Granada)

Anónimo
“Antes de que nos ofrezcan disculpas por la conquista, quiero aportar mi granito de arena para que su generosa labor no ceje. Gracias actualizadas desde México, no nos hagan caso en nuestras locuras.”

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro esfuerzo y dedicación.”
Mecenas

César Morales
(Colombia)

Jesús López-Tapia
“Esta es mi pequeña nota de polvo de estrellas, para que sigáis ampliando nuestro universo, 1.000 gracias Ángel.”

Andoni Ripoll Jarauta
“Me parece fantástico que se difunda la ciencia y que nos vayamos empapando de ella. Enhorabuena y muchas gracias.”
(Madrid)

Antonio Lalaguna Lisa
Mecenas
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Marcos Dominguez Vega
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Irma Reyes Sánchez
“Para la continuación del maravilloso trabajo que realizan ustedes en pro de la divulgación de la ciencia, de manera tan amena.”
(Bogotá, Colombia)

Razvan Peteanu
Mecenas
“Es mi placer de apoyar su emisión y, de hecho, aparte del interés en ciencia, su podcast también me ayuda y me acompaña en el aprendizaje del español.”
(Toronto, Canadá)

Francisco Javier Hernández
(Cájar, Granada)

Enric Margall
(Mataro, Barcelona)

Luis Sánchez Marín
“Os doy las gracias por los momentos tan agradables que me hacéis pasar y con lo que aprendo con vuestros programas. Es siempre para mi un motivo de alegría cuando un nuevo podcast está disponible.
(Valencia)

Anónimo
Mecenas
“Saludos desde México. Muchas gracias.”

Francisco Javier Fernández García
“Gran trabajo”

Vicente Cabeza Pérez

Juan Cuadro Espada
Mecenas
(Sevilla)

Alejandro Costa Albero
“Muchas gracias por vuestro trabajo.”

Francisco Maluenda de los Santos
(Carcaixent, Valencia)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page