Cienciaes.com

Podcast Ciencia EXtrema - cienciaes.com suscripción

Ciencia EXtrema

Desde la atalaya tranquila de nuestro planeta templado y acogedor, José María Campos Cánovas y Daniel Iván Reyes nos invitan a un viaje fascinante. En su compañía observaremos los fenómenos más extraordinarios del Cosmos: visitaremos las estrellas más masivas, los cuerpos más veloces, los lugares más fríos o calientes y los mundos más extraordinarios y diminutos. Ante nuestros frágiles ojos se abre un Universo que bate todos los récords.

Un gigante entre gigantes: VY Canis Majoris

Podcast Ciencia EXtrema - cienciaes.com

El Sistema Solar es un conjunto formado por la estrella que se sitúa en el centro, a la cual llamamos Sol, más todos los planetas, con sus satélites, cometas, asteroides, y demás cuerpos menores que giran a su alrededor. Además de otras diferencias en cuanto a composición y diferentes magnitudes, la primera que nos llama la atención es el tamaño, y sobre todo cuando comparamos a cualquiera de los otros cuerpos con el Sol. Por ejemplo: para igualar el diámetro del planeta Júpiter haría falta poner en fila 11 planetas Tierra. Pero para poder igualar el diámetro de nuestro sol, con casi 1.400.000 Km., necesitaríamos una fila formada por algo más de 109 planetas Tierra.

Al oír este tipo de comparaciones y después de intentar concentrarse por un rato, uno llega a pensar que realmente nuestro Sol tiene un tamaño inimaginable y que en este campo no puede tener rival. Sin embargo, la estrella de la que les voy a hablar no podría considerar al Sol como a un rival porque, simplemente, no sería capaz de detectar su presencia.

Para observarla desde la Tierra, utilizando un telescopio, tendríamos que apuntar a las cercanías de la constelación llamada Can Mayor. Se trata de una estrella situada a unos 4900 años luz de nosotros, denominada VY Canis Majoris, que en el catálogo Hipparchos posee el número 35793.

Hoy en día es comúnmente aceptado que VY Canis Majoris tiene un tamaño tan colosal que su diámetro podría alcanzar los 2.800.000.000 de km.

Para ayudarles a comprender lo inconcebible del tamaño de esta estrella necesitaríamos echar mano de algunas comparaciones:

- Para recorrer una vuelta completa a nuestro Sol por el ecuador, y a una velocidad de casi 300.000 km/s, la luz tardaría 14,5 segundos, sin embargo, para hacer lo mismo en VY Canis Majoris, necesitaría más de 8 horas.

- Si quisiéramos representar a VY Canis Majoris con un proyector de alta definición, de 1920×1080 píxeles, de manera que cupiese entera la imagen, sería imposible representar al Sol, ya que un solo píxel, que es el punto más pequeño que se puede proyectar, sería más grande que nuestro Sol.

- Su diámetro es tan gigantesco que necesitaríamos poner unos 2.000 soles en línea recta, si ocupara el centro del Sistema Solar, en lugar del Sol, sobrepasaría la órbita de Saturno, por lo que Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, el Cinturón de Asteroides, Júpiter y el mismo Saturno serían devorados por ella.

- Si para dar la vuelta a nuestro planeta por el ecuador, un avión comercial que viaja a 900 km/h. tarda unas 44 horas, para hacer lo mismo en VY Canis Majoris tardaría más de 1.100 años.

- Por último, y reduciendo las escalas hasta algo abarcable para nosotros, si imaginásemos a la Tierra como una bolita de algo menos de 6 centímetros, por ejemplo, un albaricoque, y al Sol como una bola de 6 metros y medio, algo esférico, de un tamaño parecido al de un camión de bomberos, VY Canis Majoris tendría el descomunal tamaño de una esfera de casi 13 km de diámetro.

Tras ser conscientes de la existencia de cuerpos de esta magnitud no utilizaremos el famoso dicho de “no somos nada”, en su lugar bien podríamos utilizar una modificación diciendo que “no somos casi nada”.




Botón de donación
Colabora al mantenimiento de CienciaEs con una donación puntual o haciéndote patrocinador o patrocinadora con una donación periódica.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
27.070.731 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Juan Cuadro Espada
“Un pequeño empunjoncito para terminar el verano”
(Sevilla)

Juan Antonio Mendoza Gil
Patrocinador

Santiago Carballar
Patrocinador

Antonio Lalaguna
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L.”

Jorge Echevarria

Diego Alejandro Marquez Burgos
(La Paz, Bolivia)

Jaume
Nuevo Patrocinador

Marcos Dominguez Vega
Patrocinador

Josué Raúl García Soria Mondragón

Anónimo
(México)

Rosa Lencero Guillermo
Patrocinadora
(Villanueva del Pardillo, Madrid)

Anónimo
“Colaboración con CienciaEs.”

Armando Santiago Espinoza
“Tengo casi 3 años escuchando su programa. Yo siempre quise donar algo y no sera la última.”
(Panamá)

Julia Dolores Martínez Vilela

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro trabajo y dedicación.”

Ramón Baltasar de Barnardo Hernán

Juan Carlos Barragan
“Gracias por los programas”
(Melbourne, Australia)

José Luis Moreno González
“Gracias por vuestro trabajo”
(Inca, Islas Baleares)

Alfonso Gallego
“Buen programa”
(Zaragoza)

Carlos Vargas Salas
(Lima, Perú)

Rodmar Zavala
Nuevo Patrocinador

Juan Manuel Gil Gahete
(Madrid)

Anónimo

Santiago Carballar
Patrocinador

Gabriel Patón.
“Espero que sigáis por muchos años porque estáis realizando una labor muy necesaria.” Patrocinador

Andreu Salve Pages
“Hablando con Científicos”
Patrocinador

Ariel Fernandez Goñi
“Gracias”

Alberto Martin Rivera
(Madrid)

Antonio Lobo Ruiz
“Por favor, seguid difundiendo el conocimento científico y útil a todos los que os escuchamos con devoción. Un Abrazo de alguien que admira vuestra entrega y trabajo.”
(Barcelona)

Javier Arratia Araujo
“Me entusiasma escuchar todos los podcast de CienciaEs. Estoy feliz con el regreso de Ciencia Fresca.”
(México)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page