Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Linfocitos antitumorales de diseño

Linfocitos antitumorales de diseño - Quilo de Ciencia - cienciaes.com

Una de las estrategias de terapia anticancerosa que está siendo investigada es la estimulación del sistema inmunitario para intentar conseguir que este elimine a las células tumorales como si fueran extrañas. Otra de las estrategias antitumorales que también está siendo investigada en la actualidad es la terapia génica, consistente en introducir genes en las células tumorales que impidan su crecimiento incontrolado. Pues bien, recientemente se ha ideado una nueva estrategia basada en la combinación de las dos anteriores para conseguir una nueva herramienta antitumoral. Esta estrategia ha tenido éxito, por el momento, solo en un número pequeño de pacientes de leucemia, pero promete ser también eficaz en el tratamiento de otros tipos de tumores. Veamos en qué consiste.

Para entender lo original y novedoso de esta estrategia conviene que nos detengamos un momento en algunos conceptos básicos y bien conocidos del sistema inmune. Como sabemos, un tipo de linfocitos del sistema inmune es el encargado de producir anticuerpos que nos protegen de microorganismos infecciosos. Normalmente, los anticuerpos solo son producidos contra moléculas extrañas, producidas por los microorganismos, a los que neutralizan. Sin embargo, los anticuerpos no pueden luchar contra los virus una vez estos han infectado una célula y se reproducen en su interior, ya que los anticuerpos no pueden penetrar dentro de las células.

ASESINOS EN SERIE

La lucha contra los virus requiere de otro tipo de linfocito, el denominado linfocito T citotóxico, llamado así porque es, de hecho, mortal para las células. Una vez generado y activado, este linfocito es un “asesino en serie celular” que mata a las células infectadas por un virus para evitar así que este se reproduzca en su interior e infecte a más células cuando salga. Para llevar a cabo esta función asesina, el linfocito examina la superficie de las células en busca de fragmentos de proteínas víricas, que solo las células infectadas mostrarán en su superficie. Si encuentra uno, secretará sustancias muy tóxicas que acabarán con la vida de la célula infectada. Una vez muerta esta, el linfocito partirá en busca de nuevas víctimas que muestren fragmentos víricos en su superficie.

Los fragmentos de proteína vírica se encuentran siempre unidos a unas proteínas especializadas en mostrarlos en la membrana exterior de las células normales, de manera que los linfocitos citotóxicos puedan detectarlos. Los linfocitos los detectan gracias, igualmente, a otras proteínas especializadas en esta función que estos linfocitos poseen, y que se denominan receptores T. La parte interna de este receptor es la encargada de poner en marcha los mecanismos de secreción de sustancias tóxicas cuando la parte externa del mismo detecta el fragmento de proteína vírica. Nada sucede, sin embargo, si los fragmentos de proteína que las células muestran provienen de las propias proteínas celulares, pero si un virus ha infectado a las células, algunos de los fragmentos serán de origen viral, el receptor T los detectará, y los linfocitos las matarán.

Es claro que las células tumorales no están infectadas por virus, en condiciones normales, por lo que los linfocitos citotóxicos no pueden matarlas. El igualmente claro que, aunque algunas células tumorales puedan ser atacadas por anticuerpos antitumorales, estos tampoco son capaces de matarlas. Pero si fabricamos un gen de diseño, que produzca una molécula doble, con dos partes: una combinación de un anticuerpo antitumoral y de un receptor T, e introducimos este gen en linfocitos T citotóxicos, tal vez podamos generar células asesinas antitumorales. Estas células poseerían un receptor T diseñado a propósito, que ya no detectaría fragmentos de proteínas víricas, sino una molécula de la superficie del tumor a la que la parte anticuerpo de este receptor de diseño se uniría. La otra parte del receptor de diseño activaría a la célula T a liberar las sustancias citotóxicas que acabarían con la vida de la célula tumoral. Esta estrategia es, por tanto, una combinación de la estimulación del sistema inmunitario y de la terapia génica.

MUERTE PARA MÁS VIDA

Investigadores y médicos de la universidad de Pennsylvania y del hospital pediátrico de Philadelphia, han llevado a cabo y probado esta estrategia en tres pacientes de leucemia crónica avanzada que eran resistentes a otros tratamientos. Dos de estos tres pacientes han sido curados de su enfermedad y el restante ha experimentado una remisión parcial de la misma. Estos esperanzadores resultados han sido publicados en la revista Science Translational Medicine.

Estos estudios posibilitan ahora el diseño de receptores T antitumorales contra otros tipos de tumores, que muestren en su superficie moléculas específicas, blanco de anticuerpos. Estos anticuerpos podrán ser utilizados para el diseño de receptores T antitumorales específicos que, introducidos en linfocitos T citotóxicos, los estimularán a matar a las células tumorales. De hecho, de acuerdo a los anteriores estudios, se ha estimado que cada uno de estos linfocitos de diseño puede matar hasta 1.000 células tumorales antes de morir él mismo, exhausto. Estos linfocitos de diseño se revelan, por tanto, como una herramienta antitumoral muy eficaz, que permitirá tal vez curar el cáncer o, al menos, alargar significativamente la vida de los pacientes.

Como siempre, habrá que esperar varios años antes de ver perfeccionada esta estrategia. Y habrá que esperar más años aún antes de disponer de ella en nuestros hospitales, sobre todo si se siguen produciendo temidos recortes en sanidad e investigación, investigación que no solo permite descubrir e inventar, sino disponer de profesionales bien formados para poner en marcha aquí lo que otros inventan y descubren fuera.

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.

Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
24.311.215 audios servidos, desde que empezamos a volar.

Botón de donación
Gracias a tu donación
podemos continuar.

Agradecemos la donación de:

Esteban Calderón
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Lionel Arnaud
(Tarbes, Francia)

Martin Nagy
“Recuerdo de Martin desde Eslovaquia”

Aniceto González Rivera
(Luxemburgo)

Ignacio Diaz Carmona
“Un granito de arena por el gran esfuerzo de divulgación por vuestra parte”
(Madrid)

Paul Balm
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Antonio Lalaguna Lisa
“Hago esta donaciónen nombre de mi hijo Martín L”

Jorge Echevarria Telleria

Borja Trigueros Quintela
“¡Gracias por tanto!”
(Bilbao, Vizcaya)

Ismael
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

José Ignacio Becerra Carril

Fernando Vidal Agustina

Anónimo
“Muchas gracias, señoras y señores del equipo”
(México)

Gustavo Jerónimo Ochovo
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Juan Cuerda Villanueva
“Colaboración con CienciaEs”

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro trabajo y dedicación “

José Tárraga Sánchez
(Cartagena, Murcia)

Leon Torres
“Esperamos que este mes de “vacaciones” de Ciencia Fresca les resulte productivo. Aquí estaremos, esperando nuevos programas cuando puedan retomar el ritmo. ¡Muy buena ciencia a todo el equipo!”
(Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page