Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Masagenes

Masagenes - Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com

Los masajes modifican el funcionamiento de los genes

En esta era de las nuevas tecnologías, paradójicamente muchos desconfían de la ciencia, incluso de la medicina, y se lanzan a los amantes brazos de las mal llamadas medicinas alternativas. Y digo mal llamadas alternativas porque si la medicina alternativa fuera eficaz no sería llamada alternativa, sino medicina sin adjetivos. Si a esta medicina se le sigue llamado alternativa es porque continúa sin estar demostrado que realmente sea eficaz, por lo que no es medicina propiamente dicha.

No obstante, muchas corrientes de la medicina alternativa, como la homeopatía, la naturopatía, el herbalismo, etc, son muy populares. La popularidad de estas supuestas terapias levanta la sospecha de que son eficaces, aunque no sepamos cómo, ya que no parece razonable que tanta gente las emplee si realmente no generan un beneficio mensurable. Esta sospecha ha conducido a estudiar científicamente algunas de ellas y a concluir que, si bien en algunos casos, como la acupuntura, sí puede derivarse un beneficio concreto para algunos problemas particulares, el beneficio de otras, como la homeopatía, se debe al efecto placebo, del que ya hemos hablado en otras ocasiones. En otras palabras, muchas de estas terapias funcionan porque nos curamos solos.

A pesar de lo anterior, la popularidad de algunas prácticas médicas todavía infundadas científicamente sigue muy vigente hoy. Una de ellas es el masaje. Muchos son los beneficios atribuidos al masaje, entre ellos una reducción del dolor, de la ansiedad o incluso de la depresión. Que el masaje ofrece estos y otros beneficios parece estar aceptado por la comunidad médica. Sin embargo, no son aún conocidos los mecanismos por los que estos beneficios se producen. Algunos mantienen que se deben a la eliminación de ácido láctico generado durante el ejercicio, pero esto no está demostrado. El masaje no ha sido sometido a una investigación científica seria, ante la imposibilidad de realizar estudios clínicos bien controlados en doble ciego (en los que hasta el final del estudio ni pacientes ni médicos saben si se administra placebo o fármaco activo) ya que, obviamente, es muy difícil no saber que te dan un masaje (salvo si estás en coma). Se podrían intentar realizar “masajes placebo”, pero ¿en qué consistiría exactamente un masaje placebo?

EJERCICIO E INFLAMACIÓN

A pesar de estas dificultades, no hay nada mejor para iniciar una investigación científica que el hecho de que un científico experimente personalmente los efectos de algo que no sabe cómo funciona. La curiosidad científica se ve así espoleada y surgen experimentos imaginativos e interesantes para intentar averiguar el porqué de las cosas. Es lo que ha sucedido con el Dr. Mark Tarnopolsky, un investigador de la universidad McMaster, en Hamilton, Canadá, quien tuvo la suerte de dañarse severamente uno de los músculos del muslo en un accidente de esquí acuático, según él mismo cuenta en una entrevista publicada por la revista Science.

Como tantos otros médicos, el Dr. Tarnopolsky era un escéptico de la eficacia terapéutica de los masajes. No obstante, se sometió a un régimen a base de los mismos para intentar mejorar su músculo dañado. La terapia resultó tan eficaz que el paciente-doctor se dijo que debía investigar este fenómeno.

Era conocido que el ejercicio físico intenso puede dañar los músculos y desencadena una reacción inflamatoria, que también se produce cuando deben regenerarse tejidos tras hacernos una herida, por ejemplo. Sin embargo, una inflamación prolongada resulta perjudicial para la regeneración muscular. En cualquier caso, estos procesos siempre van acompañados por cambios en el funcionamiento de algunos genes. ¿Qué efecto tendrían los masajes tras el ejercicio?

DEPORTISTAS POR LA CIENCIA

El Dr. Tarnopolsky y sus colegas (que en este caso incluyen a su propio masajista), se propusieron estudiarlo. Para ello, reclutaron a once esforzados jóvenes deportistas voluntarios que se sometieron a una dura sesión de bicicleta. Diez minutos después, recibieron un masaje en una de sus piernas, pero no en la otra, que serviría como control del experimento. Esta era la parte agradable del mismo. La desagradable fue que los investigadores tomaron muestras de tejido muscular (biopsias) antes de la sesión de bicicleta, inmediatamente después de la misma, diez minutos después del masaje y tres horas después del ejercicio. Los deportistas voluntarios amaban tanto la ciencia que hasta accedieron a donar trocitos de sus músculos a la misma.

Las biopsias fueron analizadas para determinar el funcionamiento de algunos genes importantes en el proceso de inflamación y en el metabolismo muscular. Como era de esperar, tras el ejercicio se detectó un incremento en el funcionamiento de genes relacionados con la inflamación y la regeneración. Lo sorprendente fue que el masaje afectó de manera muy importante al funcionamiento de dichos genes. Así, el músculo de la pierna masajeada mostró incrementado en un 30% el funcionamiento de un gen implicado en la reproducción de las mitocondrias. Las mitocondrias son los orgánulos celulares encargados de la generación de energía a partir de la oxidación de los alimentos, que obviamente es necesaria para la contracción muscular. Además, el masaje disminuyó, por el contrario, el nivel de funcionamiento de otro gen fundamental en el proceso de la inflamación, lo que también estaba relacionado con los efectos beneficiosos del masaje.

Estos sorprendentes descubrimientos, publicados en la revista Science Translational Medicine, revelan una conexión insospechada entre los masajes y el funcionamiento de los genes que será necesario explorar en profundidad, no solo respecto al ejercicio físico, sino también en relación con otros problemas médicos.

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.


Botón de donación
Colabora al mantenimiento de CienciaEs con una donación puntual o haciéndote patrocinador
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
26.390.465 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Diego Isaac Rivera
Patrocinador

Sergio Requena
“Muchas gracias por saciar las mentes de miles de personas con ansias de saber. Lo que no han sabido hacer los profesores en las aulas, vosotros lo estáis consiguiendo con mucha arte además.”

Francisco Javier Martin Muñoz

Marcos Dominguez Vega
“Nuevo Colaborador”

Alex M104
Nuevo Patrocinador

José Luis Nuñez Muñoz
“Gracias por divulgar”

Alfredo Pérez Montero
“ Gracias por vuestra labor”

Francisco Calvo Sánchez
Nuevo Patrocinador

Antonio Cerqueiro Fraga

Anónimo
“Muchas gracias a todo el equipo por su esfuerzo. Por favor acepten un abrazo desde México.”

Sergio Rodríguez González
“ayudina”

Antonio Ramos Muñoz
Nuevo Patrocinador

Enrique Rodríguez Gago
“Gracias”
(Rabanales, Zamora)

Rodrigo Vargas
Nuevo Patrocinador

Francisco Javier Arias Walls

Anónimo
“Ciencia para Escuchar”

Francisco Gracia Coiduras

José Pascual Gimeno Marí

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Nacho Benvenuty Cabral

Aniceto González Rivera

Antonio Lalaguna Lisa
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Anónimo

Jorge Valencia Jiménez
“Os felicito por la labor que estáis haciendo de difundir la ciencia de manera desinteresada.”
(Málaga)

Luis Pedrero
“Gracias por darme horas y horas de ciencia divertida y enriquecedora, saludos desde México”

Daniel Ocaña
_(Algeciras, Cádiz)

Fermin Bernaus
“Muchos ánimos y mi agradecimiento por tantas horas de amena escucha y por hacernos trabajar a todos un poquito más el cerebro.”

Arenor
Nuevo Patrocinador

Mario Brambilla
“ CienciaES Ciencia para EScuchar”

Jorge Echevarría Tellería

Juan Moreno Flores
“Ciencia para Escuchar”

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page