Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

CRISPR contra las bacterias.

CRISPR contra bacterias - Quilo de Ciencia podcast - CienciaEs.com

A finales de 2018, una sorprendente noticia sobresaltó a buena parte del mundo: un científico chino, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shenzhen del Sur, afirmó haber generado dos niñas gemelas con el genoma modificado gracias a la tecnología de edición de ADN llamada CRISPR (léase crísper). Los embriones que luego dieron lugar a las niñas habían sido modificados con esta técnica de modo que el gen CCR5 había sido mutado. Esta mutación convertía a las niñas en inmunes frente a la potencial infección por el virus VIH causante del SIDA. Se trataba de un primer paso que abría la inquietante posibilidad de la edición sencilla del genoma humano con diversos fines, terapéuticos, de mejora genética, o incluso militares.

Recordemos que la técnica CRISPR deriva del descubrimiento de un sistema molecular inmunitario de las bacterias. Estas son atacadas por virus llamados bacteriófagos, que las infectan y las matan en el procedo de su reproducción. Para defenderse, muchas bacterias han desarrollado durante su evolución, un sistema que “roba” el ADN de un bacteriófago que ha infectado a la bacteria, pero que, por diversas razones, no ha conseguido reproducirse con éxito en su interior. Este ADN robado es incorporado en el genoma de la bacteria y utilizado para generar un ARN complementario, como normalmente sucede con el ADN de los genes. En otras palabras, las bacterias construyen un gen nuevo con el ADN robado al virus, y se lo guardan para defenderse.

El ARN complementario al ADN del virus es captado por un enzima de la bacteria: el enzima Cas. Este enzima en un destructor de ADN y, por consiguiente, un destructor de información genética. En caso de que otro virus de la misma especie vuelva a intentar infectar a la bacteria y a introducirle su ADN, el ARN unido a Cas permite a este enzima encontrar al ADN del virus y destruirlo. Cuántos más bacteriófagos diferentes hayan intentado infectar a la bacteria sin éxito, más inmune será la bacteria frente a ellos.

Este sistema inmunitario bacteriano ha sido modificado en el laboratorio para permitir su empleo en células animales. Esta modificación permite que un enzima Cas guíe a un ARN complementario hasta el gen que queramos modificar. El enzima Cas corta entonces el cromosoma en ese gen.

Un cromosoma cortado puede resultar mortal para la célula, razón por la cual, a lo largo de la evolución, las células animales han desarrollado sofisticados mecanismos de reparación del ADN roto. Uno de estos mecanismos simplemente une como puede el ADN introduciendo “letras de ADN” entre los extremos rotos del cromosoma para pegarlos. Este mecanismo suele introducir mutaciones al azar en el gen, que lo inutilizan. Otro de estos mecanismos, en cambio, repara el ADN mediante la sustitución de la región dañada por una copia de la región sana del otro cromosoma. Este proceso puede ser utilizado por los científicos para sustituir una región de un gen por otra de diseño, que se introduce en la célula al mismo tiempo que el enzima Cas y el ARN complementario del gen que se desea modificar.

Genes silenciados

La tecnología CRISPR es tan poderosa para editar el ADN que ha atraído la atención de numerosos grupos de investigación. Muchas de las mentes más brillantes en el área de la biología molecular han dedicado sus esfuerzos a estudiar esta tecnología y a mejorarla para permitir su utilización en otros escenarios diferentes de los de la mera edición del ADN, por ejemplo, modificando el funcionamiento de los genes.

Las bacterias no poseen dos copias de sus genes, como sucede en las células de los animales, por lo que, si destruimos un gen esencial, la bacteria muere. Esta situación impide averiguar en qué contextos el gen es más necesario. Por ejemplo, si queremos averiguar si un gen esencial para la vida de la bacteria afecta a su resistencia a un antibiótico, no podemos destruirlo, porque la bacteria morirá y ya no habrá nada que podamos estudiar con ella. Sería mucho mejor poder disminuir el nivel de funcionamiento del gen manteniendo así aún viva a la bacteria, para ver si al tratarla con el antibiótico que sea esta se convierte o no en más sensible al mismo.

Recientemente, un numeroso grupo de investigadores de varias universidades estadounidenses han generado una modificación del sistema CRISPR que permite afectar al funcionamiento de genes esenciales de las bacterias sin matarlas, y poder estudiar así mejor su función. Para ello, han conseguido una variante de enzima Cas que junto con un ARN complementario a un gen bacteriano puede unirse al mismo, pero sin cortarlo, es decir, sin destruirlo. La unión del ARN y del enzima Cas no cortante impide, sin embargo, el funcionamiento del gen en mayor o menor medida, por lo que la bacteria no puede tenerlo funcionando al cien por cien. Esta disminución del funcionamiento génico puede hacerse con un gen o con varios al mismo tiempo, simplemente añadiendo al sistema ARNs complementarios de los genes cuyo funcionamiento pretendamos disminuir.

Con el funcionamiento de uno o varios genes disminuido, podemos ahora analizar si estos afectan a la sensibilidad de una bacteria a un antibiótico frente al cual es resistente. De ser esto lo que suceda, se podría pasar a intentar afectar esos genes con nuevos fármacos que bloqueen su funcionamiento, aunque solo sea de modo parcial, lo que podría convertir a la bacteria resistente en sensible al antibiótico. El sistema permite, además, ser transferido de bacteria en bacteria para poder estudiar con facilidad numerosas especies de estos microorganismos.

CRISPR y sus variantes se ha revelado como la técnica más poderosa de edición y también de modificación del funcionamiento de los genes. Su empleo está iniciando una nueva era en el estudio del genoma, y también abriendo lo que hasta hace muy poco no eran sino inimaginables posibilidades para la edición de genomas de plantas, animales, y también del ser humano. Convendría estar atentos a lo que va sucediendo con ella.

Referencias: (1) Jason M. Peters et al. Enabling genetic analysis of diverse bacteria with Mobile-CRISPRi. Nature microbiology 2019. https://www.nature.com/articles/s41564-018-0327-z (2) http://cienciaes.com/entrevistas/2016/03/03/crispr-con-jorge-laborda/

Más información en el Blog de Jorge Laborda.

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VIII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IX. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen X. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen XI. Jorge Laborda

Matrix de la homeopatía

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs apuntándote al Club de Amigos con una donación periódica (Mecenas) o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
28.981.163 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Andoni Ripoll Jarauta
“Me parece fantástico que se difunda la ciencia y que nos vayamos empapando de ella. Enhorabuena y muchas gracias.”
(Madrid)

Antonio Lalaguna Lisa
Mecenas
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Marcos Dominguez Vega
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Irma Reyes Sánchez
“Para la continuación del maravilloso trabajo que realizan ustedes en pro de la divulgación de la ciencia, de manera tan amena.”
(Bogotá, Colombia)

Razvan Peteanu
Mecenas
“Es mi placer de apoyar su emisión y, de hecho, aparte del interés en ciencia, su podcast también me ayuda y me acompaña en el aprendizaje del español.”
(Toronto, Canadá)

Francisco Javier Hernández
(Cájar, Granada)

Enric Margall
(Mataro, Barcelona)

Luis Sánchez Marín
“Os doy las gracias por los momentos tan agradables que me hacéis pasar y con lo que aprendo con vuestros programas. Es siempre para mi un motivo de alegría cuando un nuevo podcast está disponible.
(Valencia)

Anónimo
Mecenas
“Saludos desde México. Muchas gracias.”

Francisco Javier Fernández García
“Gran trabajo”

Vicente Cabeza Pérez

Juan Cuadro Espada
Mecenas
(Sevilla)

Alejandro Costa Albero
“Muchas gracias por vuestro trabajo.”

Francisco Maluenda de los Santos
(Carcaixent, Valencia)

Arturo Martínez Martín
Mecenas
“Gracias por vuestro trabajo y dedicacion”

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán
Mecenas

Juan Antonio Luque Gutiérrez

Fernando Portasany Sánchez
Mecenas

Jesús López Tapia Cabrero
“Esta es mi pequeña mota de polvo de estrellas, para que sigáis ampliando nuestro universo. 1000 gracias, Angel.”

Maximino Alvarez Alvarez

Berta Guzmán de la Mata
“Gracias por vuestro trabajo”

Néstor Martínez Jiménez
(El Ejido, Almeria)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page