Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Los ilimitados beneficios del ejercicio físico

Los ilimitados beneficios del ejercicio físico - Quilo de Ciencia podcast - CienciaEs.com

Numerosos estudios clínicos han mostrado que el ejercicio físico es beneficioso para nuestra salud. Además, disciplinas científicas como la biología evolutiva también están desvelando por qué, de entre todos los homínidos, el ser humano es el único que necesita hacer ejercicio regularmente para mantenerse perfectamente sano. A diferencia de lo que nos sucede a los humanos, ni chimpancés, bonobos, gorilas u orangutanes necesitan salir a caminar o a correr varios kilómetros todos los días para evitar contraer enfermedades propias de la falta de ejercicio adecuado. Estas son graves e incluyen las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad, la hipertensión, el ictus y el cáncer.

La razón de esta, para muchos, molesta necesidad de hacer ejercicio radica en nuestra historia evolutiva y en los cambios que nuestra fisiología tuvo que sufrir para adaptarse desde la plácida vida sobre las copas de los árboles a tener que correr detrás de una presa o, peor, delante de un predador, en la sabana africana. El ser humano adquirió entonces una resistencia física inusitada, que le permite, una vez entrenado, correr decenas de kilómetros, como sucede en cada maratón. Ningún otro animal puede correr esa distancia sin parar.

Sea como sea, las pruebas acumuladas hoy indican con claridad que el ejercicio no solo es beneficioso para nuestro sistema cardiovascular, sino también para el sistema inmune y el sistema nervioso, entre otros. Hacer ejercicio con regularidad, sobre todo si este es vigoroso y va más allá de una mera caminata, mantiene nuestras defensas en buen estado, disminuye la probabilidad de que contraigamos enfermedades infecciosas, como catarros y gripe, y también mantiene elevado nuestro estado de ánimo, al disminuir el nivel de estrés e impedir la depresión.

Sin embargo, a pesar de los innumerables e indudables beneficios del ejercicio físico, recientemente algunos estudios han dado la alarma sobre la posibilidad de un efecto deletéreo de los excesos del ejercicio físico. Estos estudios se han enfocado en la actividad física realizada por atletas y deportistas de élite, la cual, en efecto, podría ser excesiva y causar daño al organismo.

Se ha comprobado que el esfuerzo al que se somete al corazón durante el ejercicio vigoroso produce modificaciones en este órgano. El volumen de aurículas y ventrículos aumenta, la masa del músculo cardiaco ventricular se incrementa, y la frecuencia cardiaca en reposo disminuye. Estas modificaciones no son necesariamente perjudiciales y son, además, reversibles. Sin embargo, nueva evidencia ha encontrado en algunos casos una asociación entre el ejercicio vigoroso al nivel que realizan los atletas y determinadas patologías cardiovasculares, que incluyen la fibrilación cardiaca, calcificación de arterias coronarias, fibrosis del miocardio y dilatación de la aorta.

Ejercicio siempre saludable

Estos nuevos datos han conducido a algunos investigadores a proponer que existe un máximo de actividad física saludable que de ser sobrepasado ya no produce beneficios adicionales y puede conducir incluso a la enfermedad, al menos a la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, estas investigaciones sufrían del importante problema de que se basaban en informes personales sobre el estilo de vida y la actividad física que cada cual realizaba. Estos informes personales suelen estar sesgados, por lo que no son una fuente fiable de información sobre la que extraer conclusiones acerca de una posible relación causa-efecto. Es necesario adquirir datos que no dependan de la subjetividad de cada uno.

Un grupo de médicos realiza ahora un análisis de los datos obtenidos de 122.007 pacientes que fueron sometidos, desde 1991 a 2014, a una prueba de esfuerzo como parte de su diagnóstico o seguimiento de su tratamiento. Esta prueba se realiza en una cinta mecánica y determina la capacidad cardiorrespiratoria (CCR) durante el ejercicio físico. La CCR está directamente relacionada con la forma física de cada uno a la hora de hacer la prueba, la cual depende de la cantidad de ejercicio que se viene realizando de forma habitual. Por tanto, su medida objetiva es una medida también de la cantidad de ejercicio realizado.

La evolución de la forma física de los pacientes fue seguida por un periodo medio de 8,4 años. Durante ese tiempo, se produjeron 11.367 muertes por cualquier causa. La pregunta que se hicieron los científicos fue si había un punto en el valor de la CCR a partir del cual la mortalidad aumentaba. De ser esto así, indicaría que una cantidad de ejercicio superior a un valor umbral sería perjudicial, incluso si seguía siendo beneficiosa para la actividad cardiovascular.
Los resultados de este estudio no indicaron esto, sino todo lo contrario. Los pacientes clasificados como grupo superior, que fueron aquellos con una CCR en valores mayores al 97,7% de los de la población estudiada, mostraron una reducción de la mortalidad, independientemente del sexo y de la edad, de un, atención, 500% con respecto a los pacientes con valores de CCR en el 25% inferior. Esta disminución de la mortalidad es la mayor observada jamás en ningún estudio clínico, lo que indica la enorme influencia del ejercicio para la salud. De hecho, un bajo valor de CCR debido a falta de ejercicio se reveló tan perjudicial como fumar o como sufrir diabetes. Por el contrario, los valores más elevados de CCR fueron los que se vieron asociados en todo caso a una menor mortalidad.

Este estudio aporta evidencia bastante convincente en favor de que no parece haber una cantidad de ejercicio superior a la cual este comience a ser perjudicial, y si la hubiera, esta está muy alejada de la cantidad de ejercicio que las personas podemos realizar habitualmente, a menos, tal vez, que seamos atletas de elite y dediquemos nuestra vida al deporte. El ejercicio se confirma, por consiguiente, como una actividad que, si cada cual hiciera vigorosamente y con regularidad, probablemente permitiría disminuir significativamente los gastos sanitarios y de dependencia, además de conducirnos a vivir vidas más sanas, más felices y más largas.

Referencia:

Kyle Mandsager et al. Association of Cardiorespiratory Fitness With Long-term Mortalityn Among Adults Undergoing Exercise Treadmill Testing. JAMA Network Open. 2018;1(6):e183605. doi:10.1001/jamanetworkopen.2018.3605.

Más información en el Blog de Jorge Laborda.

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VIII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IX. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen X. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen XI. Jorge Laborda

Matrix de la homeopatía

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
31.384.377 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

Juan Pedro Peralta Romera
Mecenas

Mercedes L. López Lara
Mecenas

Ramón Roma Valdés
Mecenas

Abner Castro
Mecenas

Denis Gilbert
Mecenas

Anónimo
“Un abrazote cargado de reconocimiento y gratitud desde México”
Mecenas

Leticia Haydee García
“Por la divulgación científica”
Mecenas

Andreu Salva Pages
“Cienciaes”
Mecenas

Roberto Silva Gomis
“Ayuda para que sigáis divulgando*
Mecenas

Héctor Mirallas Sánchez
Mecenas

Jesús López Tapia
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo y un fuerte abrazo.”
Mecenas

Alberto González Vázquez
Mecenas

Germán Martín
Mecenas

Francisco Javier Martín Muñoz
Mecenas

Araceli Mercado Fernández
Mecenas

Adriana Ailed Nieves
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

Fernando Vidal Agustina
“Gracias”
Mecenas

Jordi Miro
Mecenas

Fernando Medina Vivanco
Mecenas

Carlos Francisco Mingol
“Me gustaría poder efectuar una donación mayor pero por desgracia en estos momentos no puedo aumentar esta cifra. Enhorabuena por vuestro programa.”
Mecenas

Adriana Pamela Sanchez Nery
“¡El mejor podcast! Muchas gracias por el mejor entretenimiento.”
Mecenas

Joaquín Rojo Martínez
“Quilo de Ciencia es el programa que más me gusta.*
Mecenas

Juan Carlos Silla López
“Espero que sigais con esta labor, enhorabuena.* Mecenas

Alejandra de Alonso Díaz
“Gracias por apoyar la Ciencia”
Mecenas

Juan Luis Cervantes Vázquez
Mecenas

Alicia Cabello
“Gracias a ustedes mis alumnos aprenden mucho más! Desde Chile, un abrazo!!!” Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page