Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Influencia social y enfermedad.

Influencia social y enfermedad - Quilo de Ciencia podcast - CienciaEs.com

En la sociedad occidental de nuestro tiempo, el valor del individuo es fundamental. Cada cual busca su propia identidad y se esfuerza en distinguirse de los demás. Deseamos ser especiales en todos los dominios de la vida: el trabajo, el amor, el deporte, la amistad…

Sin embargo, la independencia y el individualismo no son características de todas las sociedades, ni de todos los periodos de la historia. De hecho, han aparecido más bien recientemente. La Europa preindustrial valoraba mucho más las virtudes de la obediencia y respeto a los padres y mayores y era más tradicionalista que la Europa de nuestros días, en la que, inaceptablemente, los viejos se están convirtiendo en una grave, y cara, molestia. En las sociedades de nuestro tiempo también existen notables diferencias entre la tendencia a seguir la tradición y las normas sociales y la tendencia a desafiarlas.

¿Por qué sucede esto? ¿Qué influencias son las que han afectado esta evolución de los individuos en las sociedades a lo largo de los tiempos? Por lo que sé, las diferentes culturas suelen considerarse imponderables y no ser resultado de factores biológicos, psicológicos, y mucho menos inmunológicos. Sin embargo, las sociedades no dejan de ser un complejo resultado final del comportamiento de cada uno de sus miembros, y ese comportamiento individual sí está influido por factores biológicos, psicológicos, e inmunológicos. Si los indígenas americanos hubieran resistido a las enfermedades que los europeos les contagiaron, la historia hubiera sido muy diferente y nuestras sociedades también.

Considerando estos y otros datos obtenidos en estudios anteriores, un grupo de investigadores franceses en psicología social proponen ahora la idea de que estar de acuerdo o no con la opinión social mayoritaria, lo cual acaba por conformar las sociedades, está bajo la influencia, en parte, del riesgo que cada cual estima de contraer una enfermedad. Esta idea se considerará una locura por más de uno, porque parece ser nuestra personalidad la que hace que no todos seamos igual de susceptibles a las opiniones de los demás. Sin embargo, los investigadores la confirman con datos sólidos y explicaciones sensatas.

Los científicos estudian a 261 participantes a los que, en primer lugar, someten por Internet al bien conocido cuestionario de vulnerabilidad percibida a la enfermedad, el cual consta de quince preguntas y permite clasificar a las personas en una escala de la vulnerabilidad que perciben a caer enfermas, sobre todo por enfermedades infecciosas. Igualmente, estudian en el laboratorio a otros 17 participantes a los que también someten a este cuestionario, y a quienes, al mismo tiempo, analizan su actividad cerebral mediante electroencefalografía.

Adecuación saludable

En segundo lugar, someten a los participantes a una conocida prueba de evaluación de la confianza. En esta prueba los participantes deben calificar, de uno a ocho, qué confianza les inspira un rostro generado por ordenador. Los rostros son producidos mediante un software especializado, llamado FaceGen Modeler, en su versión 3.1. Resulta sin duda insólito que un programa informático pueda generar diferentes rostros que inspiren distintos grados de confianza, pero vivimos en una era de ciencia-ficción, no lo olvidemos.

Los participantes, primero, otorgan su calificación a varias decenas de esos rostros artificiales. Tras realizar esta tarea, los mismos rostros son presentados de nuevo a cada participante, pero, en esta ocasión, cada uno muestra una calificación ficticia, de la que se hace creer ha sido otorgada por los otros participantes del estudio. La idea es comprobar si cada participante otorga la misma calificación inicial o, por el contrario, la ajusta, y en qué grado, para adecuarla a la calificación otorgada por los otros.

El propósito de estos estudios era comprobar si aquellos con una mayor puntuación en el cuestionario de vulnerabilidad percibida a la enfermedad eran o no quienes más frecuentemente y en mayor extensión modificaban la calificación otorgada a los rostros de acuerdo con las calificaciones de confianza otorgadas por otros. El análisis de los datos mediante técnicas matemáticas reveló que esto era lo que sucedía. Al mismo tiempo, el estudio por electroencefalografía reveló que, como se esperaba, determinadas áreas cerebrales estaban implicadas en este curioso efecto. Los investigadores concluyen que la susceptibilidad de cada cual para adecuarse a las opiniones de los demás está relacionada, al menos en parte, con su percepción del riesgo de contraer una enfermedad.

¿Qué explicación medianamente sensata podemos intentar dar a este nuevo hecho de la naturaleza humana? Los científicos apuntan a que una presión fundamental del entorno que en gran medida moduló la evolución de nuestra especie ha sido y es la presencia de microorganismos patógenos. Este factor supone un coste reproductivo y de supervivencia que es necesario minimizar. La aparición de un complejo y costoso sistema de defensa contra los patógenos, el sistema inmunitario, es uno de los resultados más notables de esa presión evolutiva causada por los microorganismos. Sin embargo, siendo los humanos animales estrictamente sociales, nuestra supervivencia no solo depende de nuestras defensas, sino también de la ayuda y protección que recibimos de los demás. Una forma que seguramente todos empleamos para maximizar esa ayuda es plegarnos a las ideas de quienes deseamos que nos ayuden o protejan. En épocas en las que los humanos vivían en clanes de pocos individuos, aceptar de manera más estricta los dictados sociales de la mayoría era, si se caía enfermo, una buena manera de asegurar el apoyo social necesario para superar la enfermedad. Esta tendencia, resultado de nuestra historia evolutiva, nos sigue acompañando hoy y sigue modulando nuestra sociedad.

Referencia:
Pierre O. Jacquet et al. Human susceptibility to social influence and its neural correlates are related to perceived vulnerability to extrinsic morbidity risks. Scientific Reports (2018) 8:13347 | DOI:10.1038/s41598-018-31619-8.

Más información en el Blog de Jorge Laborda.

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VIII. Jorge Laborda

Matrix de la homeopatía

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

q
Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs apuntándote al Club de Amigos con una donación periódica (Mecenas) o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
28.019.588 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Joaquín Rojo Martínez

Rodrigo Lafuente
Nuevo Mecenas

Antonio Escubedo Molins

Fernando Gómez

Anónimo
“Acepten un abrazo sincero y cargado de gratitud como un mínimo gesto de correspondencia porque ustedes nos hacen pasar bien tooodo el año.”
(México)

Anónimo
(Granada)

Nicole Gaines

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro traabajo y dedicación”

Antonio Lalaguna
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Alberto de la Cruz Grijalvo

Rubén Pérez Planillo
Nuevo patrocinador

Denis Gilbert
Nuevo patrocinador

Miguel Ángel González
(Barcelona)

Antonio Canedo
“Gracias por la labor que realizan.”
(Bolivia)

Roberto Selva Gomis
“Ayuda periódica para que sigáis divulgando.”

Anónimo
(México)

Raúl Benito
Nuevo patrocinador

Fernando Gómez
Nuevo Patrocinador

Rafael Florenciano Sánchez

Fernando Vidal Agustina

Manuel Graña Vázquez
(La Coruña)

José Felix Torre Santos
Patrocinador

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page