Cienciaes.com

Zoo de Fósiles podcast - cienciaes.com suscripción

Zoo de fósiles

La mayor parte de los seres vivos que han poblado la Tierra han desaparecido para siempre. Quincenalmente, Germán Fernández Sánchez les ofrece en Zoo de Fósiles la posibilidad de conocer la vida de algunas de las más extraordinarias criaturas que vivieron en el pasado y que han llegado hasta nosotros a través de sus fósiles.

Diplodocus, el animal terrestre más largo.

Diplodocus

De entre todos los animales terrestres, vivos o extinguidos, que conocemos por su esqueleto completo, Diplodocus es el más largo. Diplodocus, un dinosaurio saurópodo que vivió en el oeste de Norteamérica a finales del Jurásico, hace unos 150 millones de años, llegaba a medir casi treinta metros de longitud desde el extremo del hocico hasta la punta de la cola; de esa longitud, siete metros corresponden al cuello y catorce a la cola. Sin embargo, no era de los dinosaurios más corpulentos: su peso no pasaba de las dieciséis toneladas, mucho menos que las cien toneladas que podían alcanzar otros saurópodos.

La cabeza de Diplodocus, con un cerebro minúsculo, era pequeña y alargada. Los dientes, con forma de clavija y apuntados hacia adelante, sólo estaban presentes en la parte delantera de las mandíbulas, y funcionaban como un peine o un rastrillo, deshojando las ramas de los árboles de los que se alimentaba con movimientos laterales. Este tipo de alimentación desgasta mucho los dientes; a medida que se iban gastando, los dientes se reemplazaban por otros nuevos. Diplodocus tenía el estómago lleno de piedras, llamadas gastrolitos, que le servían para triturar las hojas que tragaba enteras, sin masticar.

El cuello, el lomo y parte de la cola de Diplodocus estaban decorados por una hilera de puntiagudas espinas córneas verticales de unos veinte centímetros de longitud, semejantes a las de las iguanas. Las patas, gruesas como columnas, eran parecidas a las de los elefantes, aunque el primer dedo de las patas delanteras estaba equipado con una larga uña. Los últimos metros de la cola, formados por vértebras muy delgadas, funcionaban como un látigo; al agitarla, el extremo podía llegar a moverse a velocidades supersónicas y provocar un chasquido que quizá le sirviese para espantar a los depredadores o para comunicarse con otros individuos de su especie.

El crecimiento de los Diplodocus era muy rápido. Las crías, que sólo medían un metro de longitud al nacer, engordaban unos dos kilos por día en sus primeros años de vida, y a los diez años ya habían alcanzado la madurez sexual. Después, el crecimiento era más lento, pero es posible que los ejemplares más viejos llegaran a medir aún más de los treinta metros de los fósiles que se conservan. De hecho, los restos parciales descubiertos en 1991 y bautizados originalmente con el nombre de Seismosaurus, para los que se calcula una longitud total de cuarenta metros, se han asignado posteriormente a Diplodocus.


Botón de donación

Vuestro apoyo es necesario para continuar divulgando la Ciencia

Colabore con cienciaes.com

———- O ———-


14.335.577
audios servidos desde 2009.

———- O ———-

Agradecemos la donación de:

Juan José Alonso Sánchez
(Santa Pola, Alicante)

Francisco Maluenda de los Santos
(Carcaixent, Valencia)

Manuel Gómez Ballestero
“Felicidades por su trabajo.”
(Son Ferriol, Islas Baleares)

Mercy Agüero Paulino
(Santo Domingo, República Dominicana)

Manuel Carmona Mendieta
“Saludos desde Guadalajara Mexico. Me gustaría que en el programa Hablando con Cientificos, aborden el principal problema de la humanidad que es la sobrepoblacion. “

Ignasi Díaz Ferrando
“En agradecimiento por vuestro gran trabajo.”
(Valencia)

Anónimo
“Gracias por divulgar ciencia!!”
(San Diego, Estados Unidos)

Batiste Andreu Martínez Climent

Miguel Gracía Vázquez
“Colaboración con programa”

Fermín Bernaus Berraondo
“Sinceramente no sé qué escucharía en todas las horas que paso al volante si no fuera por vosotros. Muchas gracias por un trabajo excelente.”
(Irún, Guipúzcoa)

Luis Pedrero Rentas
“Luis Pedrero los apoya para esta magnifica labor”
(Chiapas, México)

Óscar Pérez Pérez
(Villena, Alicante)

Leonardo Herve Miceli
(Sevilla)

Emanuel García
“Excelente trabajo de divulgación científica, saludos.”
(México)

Anónimo
(Santiago, Chile)

Josefa Garcia
“Con mi agradecimiento por su labor”
(Totana, Murcia)

Talentum
“Ánimo y enhorabuena por el trabajo realizado.”
(Majadahonda, Madrid)

David Sánchez de Rojas Riel
“Fomento de la divulgación científica en cienciaes.com”
(Madrid)

Mariano Pérez Caro
“Soporte a CienciaEs.com”
(Sevilla)

Javier Barriga
(Donostia, Guipúzcoa)

Michael Barenys
“¡Gracias for Ciencia Fresca!”
_(Austin, TX, Estados Unidos

Maite Ogueta Gutierrez
(Salamanca )

Javier Sánchez
“Gracias por hacer mis viajes en carretera en Abu Dhabi mucho más amenos.”
“Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos”

Alberto Peralta Ramos
“Radio Cienciaes”

Santiago Martínez de Septien
(Málaga)

Beatriz Gonzalez Giraldez
“Solo se que no se nada”
(Madrid)

Anónimo
“Quería daros las gracias por vuestra web, me acompaña mucho, hacéis un trabajo excelente.”
(Alicante)

Javier Larrauri
(Madrid)

Juan Pedro Peralta Romera
(Peñolite, Jaen)

Ignacio Laredo
(Madrid)

Juan Carlos Manzanero Lucas-Vaquero
“Al andar se crea el camino que antes no existía….”
(Arges, Toledo)

Daniel Fernández Parra
(Londres, Reino Unido)

Rubén Bejarano Checa
(Madrid)

Raul Carrillo Garrido
(Coslada, Madrid)

Javier Ferre
“Para la divulgación de la ciencia, por un mundo mejor. Buen trabajo!”
(Huesca)

Anónimo
“Por una mejor humanidad con una sociedad informada. Sin agresiones por creencias, solo conocimiento. Gracias por promoverlo.”
(México)

Basilio Oviedo Fiol
(Palma de Mallorca, Islas Baleares)

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

José Luis Alonso León

Anónimo
“Las voces de Ángel, Jorge y demás son ya parte de mi vida. Me acompañan, me divierten y me enseñan a todas horas.”

Roberto Selva
“Ayudar a Ciencia Para Escuchar”
(Alicante)

José Mariano María Setien
(Madrid)

Carlos Rodrigo Marco
(Zaragoza)

Oscar Parral Beltrán
“Gracias por vuestro trabajo”
(Ejea de los Caballeros, Zaragoza)

Domingo Guardia Jiménez
(Elgoibar, Guipuzcoa)

Esteban Calderón
“Quisiera poder contribuir de mejor forma y de manera más seguida… espero que pequeño aporte resulte de utilidad”
(Quito, Ecuador)

Ernesto Sánchez Fernández
“Espero que sigais adelante”
(Almería)

José Casanova Gascón
“Apoyo Cienciaes. Cuesta diferenciar lo gratis de lo voluntario. Lo siento.”
(Huesca)

Víctor Asenjo Díaz
“Gracias por vuestros esfuerzos para divulgar la ciencia”
(Rivas Vaciamadrid, Madrid)

Pedro Rodríguez Castellón
(Collsacreu, Barcelona)

María Eugenia Cuecuecha Juárez
“Saludos desde México, gracias por hacer agradable el transporte diario.”
(Iztacalco, México)

Jorge Ramón
“Apoyar la obra cientifica”
(Aurora, Costa Rica)

Raúl Piedra Castro
“Me gusta aprender de forma fácil y su trabajo es estupendo. Les oigo cada semana y es justo que colabore con ustedes.”
(Alcalá de Henares, Madrid)



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page