Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Cuando ya no siga la corriente

Cuando ya no siga la corriente - Quilo de Ciencia podcast - CienciaEs.com

Mientras algunos siguen debatiendo qué es lo que nos hace humanos, bien podemos decir que una de las características de nuestra especie es la de desvelar la realidad al tiempo que la niega cuando no le conviene. Por ejemplo, la Humanidad lleva negando la muerte desde que fue consciente de ella. Hoy, se empeña en negar realidades que, no obstante, debido a su invencible tozudez, se acabarán imponiendo, como no puede ser de otro modo.

Uno de los hechos que se ha intentado negar por parte de algunos a quienes este hecho no interesa, es el cambio climático. En realidad, no es tanto el cambio climático lo que niegan como que sus causas sean debidas a la actividad humana, en particular a la emisión de gases de efecto invernadero, sobre todo el dióxido de carbono (CO2). Hace alrededor de dos años, el observatorio localizado en el volcán Mauna Loa, en Hawái, determinó que los niveles de CO2 atmosférico habían sobrepasado las 400 partes por millón (ppm). Hoy superan las 403. Recuerdo que cuando era pequeño, creo que en tercero o cuarto de bachillerato, me enseñaron que los niveles de CO2 por aquellos años eran de unas 325 ppm. Así pues, en el trascurso de mi aún no muy larga vida –que a escala geológica es y será tan solo un mero instante–, los niveles de CO2 en la atmósfera han subido más de un 20%. Es evidente que este CO2 surge del empleo de combustibles fósiles como fuente de energía. Sabemos cuantos barriles de petróleo y toneladas de carbón hemos quemado y la cantidad de CO2 que ha originado su combustión, y ese valor y el incremento atmosférico son coherentes. Está igualmente demostrado que este gas no deja que el calor en forma de radiación infrarroja abandone el planeta con facilidad, lo que acaba por aumentar su temperatura media. Es cierto, ha habido otras épocas en la Tierra de importantes cambios climáticos; la que vivimos no es la única que ha sufrido el planeta, pero parece claro que, en esta ocasión, las causas no son geológicas, sino biológicas: los actos de nuestra insaciable especie animal.

Sin embargo, aunque haber determinado las causas primarias del calentamiento global es importante, también lo es intentar predecir las consecuencias del mismo. Así, los científicos que se dedican al estudio del clima conocen que este, en las diferentes regiones del planeta, es muy dependiente de la circulación de las corrientes marinas. ¿Afecta el calentamiento planetario a dichas corrientes, lo que podría a su vez conllevar otros efectos climáticos menos obvios?

Las corrientes marinas se originan, precisamente, por diferencias de temperatura entre distintas regiones de la Tierra. El agua marina se calienta en las zonas tropicales, lo que hace que se mantenga en la superficie, pero el agua se enfría en latitudes más al norte, lo que causa que se hunda hacia el fondo. Es el agua que se hunde por el frío en el norte la que hace que se dirija hacia allí el agua que se ha calentado en el sur, generándose así gigantescas corrientes, como la del Golfo. Esta corriente transporta el calor de los trópicos hacia nuestras latitudes y más allá, y es la que consigue que países como Irlanda, Escocia, Noruega, Suecia o Dinamarca sean razonablemente habitables en invierno.

Cortacircuito de agua dulce

El calentamiento atmosférico debido al incremento de CO2 está teniendo un importante efecto sobre el hielo que desde Groenlandia se funde y se vierte en el Atlántico Norte. El agua procedente de este deshielo es dulce, por lo que flota por encima del agua salada debido a su menor densidad. Esta agua dulce acumulada en la superficie del océano actúa como una barrera para el progreso hacia el norte de la corriente del Golfo, la cual, al ser de agua salada y encontrarse con agua dulce menos densa en la superficie, se hunde antes de tiempo no porque se haya enfriado, sino porque es más densa. Este hundimiento prematuro podría impedir que el calor que transporta esta corriente alcance latitudes más altas, lo que causaría un enfriamiento de dichas áreas, que no podrían recibir el calor de la corriente, y un calentamiento de las zonas tropicales, que no podrían evacuar su exceso de calor. En otras palabras, la temperatura media del planeta sería más alta, pero algunas zonas estarían mucho más calientes y otras, más frías de lo normal. La distribución del calor sería menos homogénea a escala planetaria.
Un estudio reciente publicado en la revista Nature Climate Change indica que esto es lo que está sucediendo. Mientras la temperatura del agua en las zonas tropicales del Atlántico se ha calentado hasta batir récords, lo contrario ha sucedido en el Atlántico Norte, que también ha batido récords, pero de las temperaturas más frías. Los autores del estudio estiman la intensidad de la corriente del Golfo en los últimos siglos, mediante la medida de cambios en los arrecifes de coral, anillos de los árboles, y otros parámetros que pueden indicar la distribución del calor en el océano. Lo que encuentran es que, de acuerdo a esos parámetros, la corriente del Golfo ha declinado de manera importante a partir de 1970. Los autores estiman que, de seguir esta tendencia, existe al menos un 10% de probabilidad de que la corriente del Golfo se detenga por completo de aquí a final del siglo.

Por supuesto, de llegar a suceder, semejante situación causaría importantes cambios climáticos en nuestras latitudes, cambios tal vez irreversibles que conllevarán serios desequilibrios sociales, económicos e incluso políticos. El cambio climático no es solo cuestión de temperatura.

Referencia: Exceptional twentieth-century slowdown in Atlantic Ocean overturning circulation. Stefan Rahmstorf et al. Nature Climate Change 5, 475–480 (2015) http://www.nature.com/nclimate/journal/v5/n5/full/nclimate2554.html

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar Hemos servido
23.241.488 audios,
desde que empezamos a volar.

Botón de donación
Gracias a tu donación
podremos continuar.

Agradecemos la donación de:

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Martin Nagy
“Recuerdo de Martin desde Eslovaquia”

Jair Manuel Gutiérrez Herrera
(ÖRebro, Suecia)

Antonio Silva
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Juan Blazquez Ramos
“Un placer ayudar de nuevo aunque sea poco….GRACIAS”
(Palma, Islas Baleares)

Leon Torres
“Les agradecemos enormemente las horas dedicadas y las noticias contadas. Todo ha sido muy interesante y entretenido. ¡Muy buena ciencia a todo el equipo de Cienciaes.com!”

Aniceto González Rivera

Sergio Rubio Sevilla
“Es un placer poder contribuir con un granito de arena para poder seguir disfrutando de vuestros magníficos podcasts. Ánimo y gracias por todo. “
“Aumentó su patrocinio en Patreon/CienciaEs”“

Raúl Tijerina
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Antonio Lalaguna
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Manuel Lima
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Joaquín Ferrero San Pedro
“Ayuda para CienciaEs.com”
(Valladolid)

Jorge Echevarría Tellería

María Teresa Alejano Hernández

ANGELXVIII
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Anónimo
“Pequeña aportación para tan gran esfuerzo. Gracias.”
(México)

Alfonso Folguera Mula
“Excelente labor, ánimo y mucha ciencia.”
(Alcorcón, Madrid)

Manuel de Pedro
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Nacho Benvenuty Cabral
(Sevilla)

Oleguer Farras Jane

Josu Martin Ugarte
“Gracias por tantas horas juntos”
(Barakaldo Bizkaia)

Juan Manuel Díaz Delmonte
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Anna Andrés Ribas
“Hablando con Científicos”

Guillermo Ortiz Fernández
“Seguir así, muy interesante todo.”
(Madrid)

Fernando Vidal Agustina
“Suscripción mensual”

José Luis Miguel
“Gracias”
(Madrid)

Rufino Bayon Prieto
(Madrid)

Ferrán Casarramona Flaquer
(Las Negras – Nijar, Almeria)

Andrés Pérez García

Carlos Ortega
“De lo mejor que oigo durante la semana.. el podcast de “Cienciaes”.”
(Madrid)

Juan Pérez Carrillo
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“
(Carlet, Valencia)

Camilo Iglesias
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Arturo Martínez Martín “Gracias por vuestro trabajo y dedicación”

Rick Fleeter
“Gracias*10^6 (a lo menos)”
(Charlestown, Estados Unidos)

José Miguel Uña
“Que sigáis estando ahí, qué otra finalidad hay, divertirse, aprender, bueno….”
(Amurrio, Álava)

David Miranda, Tenerife
“Una pequeña ayuda para una gran labor. Gracias.”
(Madrid)

Israel Quintanilla García
“Es un placer que exista CienciaEs. Que continúe.”

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Raul Carrillo Garrido
Patrocinador en Patreon/CienciaEs
(Coslada, Madrid)

Diego Garuti
Patrocinador en Patreon/CienciaEs

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page