Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

La razón, la naturaleza, los modificados y el Príncipe Carlos

Richard Dawkins - Cierta Ciencia podcast - Cienciaes.com

Así hayan pasado 13 años, esta carta escrita por Richard Dawkins, notable biólogo evolutivo y divulgador de ciencia y dirigida a Carlos de Inglaterra, notable promotor de lo esotérico y militante anti ciencia, no ha perdido un milímetro de vigencia. Es más, ahora con todo el movimiento anti modificados (MG), la defensa de la ciencia se vuelve una necesidad enorme, aunque a veces la discusión raya los límites de lo racional, como al final lo señala el neurocientífico Sam Harris.

Carta de Richard Dawkins.

…Señor, me parece que su idea de lo natural en la agricultura “orgánica” o “tradicional” podría ser un poco exagerada. La agricultura siempre ha sido no natural, contranatural. Nuestras especies empezaron a apartarse de nuestro pasado estilo de vida natural de cazadores–recolectores hace tan solo unos 10.000 años, un tiempo muy corto para medirse en la escala evolutiva.

El trigo, ya sea entero o molido en piedra, no es un alimento natural para el Homo sapiens. Ni lo es la leche, excepto para los niños. Casi todos los alimentos son genéticamente modificados, bueno, por selección artificial* y no mutación artificial, pero el resultado es el mismo. Un grano de trigo es una semilla de pasto modificada, así como un perro pekinés es un lobo genéticamente modificado. ¿Jugando a Dios? Hemos estado jugando a Dios por milenios.

La enorme población que ahora somos comenzó con la revolución agrícola, y sin ella sólo una mínima fracción habría sobrevivido. Nuestra población es un artefacto, agrícola (tecnológico y médico). Es de lejos menos natural que los métodos anticonceptivos condenados como no naturales por la iglesia católica. Le guste o no, estamos amarrados a la agricultura, y la agricultura –toda la agricultura– es contranatural. Empezamos esta historia hace 10.000 años.

¿Significa esto que no hay cómo escoger entre diferentes formas de agricultura cuando se trata de la seguridad del planeta? No. Algunas formas son más dañinas que otras pero no hay que apelar a la “naturaleza” o al “instinto” para decidir cuáles son las mejores. Usted tiene que estudiar la evidencia, sobria y razonablemente –científicamente. La tala y la quema (práctica común de las culturas “tradicionales”) destruye nuestros antiguos bosques. El sobre pastoreo (practicado, de nuevo por culturas “tradicionales”) causa erosión del suelo y convierte pastos fértiles en desiertos. Nuestro moderno monocultivo, alimentado por fertilizantes poderosos y con venenos, es malo para el futuro; el uso indiscriminado de antibióticos para aumentar el crecimiento del ganado es aún peor.

Un aspecto preocupante en la oposición histérica a los transgénicos y sus posibles riesgos es que desvía la atención de peligros verdaderos que se conocen de hace tiempo pero se ignoran. La evolución de cepas de bacterias resistentes a los antibióticos es algo que debería haberse previsto desde el día que los antibióticos fueron descubiertos. Desafortunadamente las voces de precaución han sido silenciosas y ahora enterradas por la creciente cacofonía ¡¡¡no MG, no MG, no MG, no MG!!! Más aún, si, como yo lo espero, las oscuras profecías sobre los transgénicos no se materializarán, el sentimiento de dejadez puede convertirse en complacencia sobre riesgos reales. Se le ha ocurrido a usted que toda esa bulliciosa gritería contra los MG puede ser como el cuento del lobo feroz?

Y si la agricultura pudiera ser “natural”, y si pudiéramos desarrollar alguna clase de protección del medio ambiente acorde con los modos de la naturaleza, sería la naturaleza un buen modelo de comportamiento? La naturaleza tiene las garras y los dientes teñidos de rojo . Así queramos creer otra cosa, la selección natural, trabajando en cada especie, no favorece una protección a largo plazo. Ella favorece a corto plazo. Todos los que hoy se benefician de la naturaleza, no hacen otra cosa que todas las otras criaturas salvajes no hayan hecho los últimos 3 mil millones de años.

Pero el solo hecho de que el darwinismo es verdad vuelve más dura la pelea contra las tendencias de explotación y egoísmo propias de la naturaleza. Lo podemos cambiar. Algo que ningún otro animal o planta pueden hacer. Lo podemos hacer porque nuestros cerebros (admitámoslo, dados a nosotros por selección natural debido a razones de ganancia a corto plazo) son lo suficientemente grandes como para darse cuenta de las futuras jugadas de la naturaleza. La selección natural es como un robot que solo puede trepar montaña arriba, así se quede atrapado en lo alto. No existe un mecanismo para que pueda bajar, para que pueda cruzar el valle hacia las colinas de la montaña vecina. No existe una idea natural de futuro, ningún mecanismo que nos alerte de que las egoístas ganancias de corto plazo están llevando a las especies a la extinción –y ojo, que el 99 por ciento de todas las especies que han existido ya se extinguieron.

El cerebro humano, probablemente único en toda la historia evolutiva, puede ver a través del valle y puede desviar el curso de la extinción y posibilitar largas travesías a tierras lejanas. Planeación a largo plazo –y con ello la posibilidad de protección– es algo relativamente nuevo en el planeta, aún extraño. Existe sólo en los cerebros humanos. El futuro es una nueva invención en la evolución. Es un tesoro. Y es frágil. Debemos usar todas nuestras artes de las ciencias para protegerlo.

Puede sonar paradójico, pero lo primero que debemos hacer si queremos sostener el futuro del planeta, es parar de pedirle consejo a la naturaleza. La naturaleza es un aprovechado, buscador de beneficios a corto plazo. Lo dijo Darwin: “¿qué libro escribiría un capellán del diablo sobre el torpe, despilfarrador, desatinado y horriblemente cruel trabajo de la naturaleza?”.

Por supuesto esto suena feo pero no hay nada que diga que la verdad tenga que ser halagüeña: no hay que matar al mensajero –la ciencia– ni menos preferir un punto de vista alternativo, más confortable.

Hasta aquí Dawkins. Para rematar, dice Sam Harris.

El agua tiene dos partes de hidrógeno y una de oxígeno. Qué tal si alguien dice, “bueno, esa no es la forma que yo escogí para pensar cómo es el agua”. Todo lo que se puede hacer es echar mano de la evidencia científica. Y si esa persona no entiende esa verdad, se acaba la conversación. Si alguien no valora la evidencia, ¿a cuál evidencia podría usted apelar para que una demostración sea valorada? Si alguien no valora la lógica, ¿cuál argumento lógico podría usted proveer para mostrar la importancia de la lógica?

*La selección artificial es la que viene haciendo el hombre desde los inicios de la agricultura, escogiendo a su criterio las mejores semillas. La mutación artificial se hace usando la biotecnología.


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
30.425.371 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Daniel Murillo Flores
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

J R Theobald
Mecenas

Miguel de la Sierra.
Nuevo Mecenas

Luis Miguel Meso Gómez
Mecenas

Kogyo
Mecenas
(Hiratsuka shi, Japón)

Luis García Sánchez
Mecenas

Jorge Sánchez Redondo
“Don Ángel y compañía. Gracias por vuestra labor. Jorge Sánchez Redondo, vecino tuyo de Brunete, Economista y Piloto de Línea Aérea. Aprendiendo siempre.”
Mecenas

Ferran Llop Alonso
Mecenas

Enrique Conesa García
Mecenas

José Alfonso Mantas Ruiz
Mecenas

Carlos Ballesteros

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

José María García Merino

Razvan Peteanu
Mecenas

Pedro Alberto Enriquez Palma

Regla Carmona González
Nueva Mecenas

Asier Verde Rico

Isabel Moskowich-Spiegel Fandiño
Nueva Mecenas

Sergio Requena
“Gracias por iluminar todos los huecos de la ignorancia.”

José María García Merino
Mecenas

Francisco Giménez Gómez
Mecenas

Ana María Bermejo Aquino
Mecenas

Leoncio Amorós
“Para los que solo somos meros amantes de la ciencia, es toda una gratitud poder conocer la ciencia de mano de los grandes profesionales como vosotros/as.”
Nuevo Mecenas

Jare
Nuevo Mecenas

FabianRE
Nuevo Mecenas

José Luis Costa
Nuevo Mecenas

César García Herrero
“Lástima que hayáis perdido el apoyo económico institucional. Valga este pequeño aporte para poder seguir haciendo esta buena labor.”
Mecenas

Juan A. García

Juan Cuadro Espada
“Para que la divulgación cientifica no decaiga en verano”
Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Anónimo
“Pequeña contribución con la esperanza de que los donativos aumenten y sigamos escuchándolos. ¡Gracias por su esfuerzo!”
Mecenas
(México)

Fernando Vidal Agustina
Mecenas

Fernando Alejandro Medina
Mecenas

Horacio Volco
(Buenos Aires, Argentina)

Noelia Avello Llano
“¡Hacéis un trabajo estupendo!”
Nueva Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page