Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

¿Por qué y para qué dormimos?

¿Por qué dormimos? - Cierta Ciencia podcast - Cienciaes.com

El cerebro, nuestro gran tesoro, durante el día nos permite movernos por el mundo haciendo cosas, imaginando otras. Podríamos pasarnos así, en estado de alerta, pero no, dedicamos mucho tiempo de nuestra vida a dormir, invirtiéndolo en una actividad en apariencia inane.

¿Actividad inútil? ¿Pérdida de tiempo?

Durante el sueño el cerebro se dedica, entre otras, a dos actividades fundamentales: la primera, una limpieza grande para eliminar residuos y la segunda, consolidar la memoria. Limpiar el cerebro libera espacio para almacenar información nueva (en el cerebro la finca raíz es carísima) y la consolidación de la memoria nos habilita para poder seguir siendo quienes somos.

¿Por qué nos pasamos un tercio de la vida durmiendo, actividad que compartimos con la gran mayoría de los mamíferos? La pregunta se la han hecho muchos investigadores durante algún tiempo y la respuesta ha venido aflorando en los últimos años. Un equipo de científicos de la Universidad de Rochester, trabajando con ratones, sugiere que la respuesta en parte puede estar en el hallazgo de un sistema de fontanería que drena los residuos y los desechos del cerebro. Los científicos postulan que al cerebro le gusta esperar hasta estar dormido para sacar la basura.

El estudio, publicado en la revista Science, es la continuación de otro llevado a cabo por el mismo equipo, y consiste en el descubrimiento de una red de canales que corren a lo largo de los vasos sanguíneos cerebrales. Estos canales trabajan casi igual que el sistema linfático que opera en el resto del cuerpo limpiando residuos innecesarios, pero a diferencia de éste quienes hacen el trabajo son las células gliales. Los canales no habían podido ser vistos por los biólogos hasta hace poco, cuando se emplearon métodos de altísima resolución microscópica, para observar en ratones la actividad de un cerebro vivo. El descubrimiento de esos canales sugiere que enfermedades como el Alzheimer, donde placas de residuos se acumulan, podrían explicarse por un problema en la limpieza.

El equipo se preguntó si el sistema de canales cuyo constante bombeo requiere bastante energía es el responsable de que, como se ha observado, el cerebro dormido gaste casi tanta energía como el despierto. Para observar los cambios en el volumen de los fluidos en el cerebro durante el sueño, inyectaron moléculas fluorescentes en los cerebros de ratón y siguieron el curso de los fluidos en cerebros anestesiados, despiertos o dormidos.

No es lo mismo dormidos que despiertos.

Los cerebros anestesiados o dormidos tuvieron un incremento del 60 por ciento en el volumen de los fluidos, debido a que las células cerebrales se “encogen” para dejar más espacio a los canales. Cuando los ratones fueron despertados el volumen del fluido disminuyó de forma abrupta. Cuando midieron la cantidad de la proteína beta amieloide, acumulada en la enfermedad de Alzheimer, encontraron que se eliminaba al doble de velocidad en los ratones dormidos.

Aunque estos estudios fueron hechos en ratones –en humanos puede ocurrir algo similar– nos da una visión espectacular del por qué el dormir es tan reparador. Tal vez el bienestar sentido después de una buena noche de sueño sea el sentirnos limpios de todas las basuritas que se acumularon durante un día pesado.

El dormir es importante también para consolidar la memoria pero el cómo se hace hasta hace poco era un misterio. Un estudio publicado en Science sugiere que una muy particular actividad eléctrica que involucra a las neuronas que envían sus impulsos hacia atrás, podría tener un papel importante en la consolidación de la memoria.

Neuronas trabajando al revés.

La actividad neuronal necesita un impulso sensorial –algo visto, un olor– que es recibido por las dendritas de las neuronas y que luego es transmitido como un mensaje electroquímico a otras células vía los largos axones.

Como durante el sueño el cerebro está cerrado a esos impulsos no debería existir actividad neuronal. Pero los investigadores del área han detectado una actividad eléctrica diferente en el cerebro dormido. Esas ondas eléctricas hacen que las neuronas, especialmente las del hipocampo, el sitio del cerebro donde se procesa la memoria, envíen sus señales eléctricas hacia atrás, hacia sus propias dendritas y no hacia otras células. Este comportamiento resulta en dos hechos importantes: el fortalecimiento de las señales eléctricas de células vecinas, algo necesario en la consolidación de la memoria, como también el abrir espacio que se usará para almacenar nueva información cuando el cerebro despierte.

¿Y los sueños?

Si el cerebro mientras se duerme está entregado a la limpieza y a hacer tareas tan insólitas como que las neuronas funcionen al revés, no es de extrañar que los sueños sean ese carnaval de locuras que a veces recordamos al despertar. En realidad son alucinaciones, sino, ¿de que otra manera se entiende que aparezcan retazos de la infancia, que hagamos vuelos rasantes y que estemos desnudos, desprotegidos y sin los deberes hechos en la mitad del patio de la escuela; que nunca podamos llamar por teléfono o que nos persigan y, o bien nos hacemos invisibles o nos convertimos en súper héroes?

Tal vez por eso cualquier intento por buscarle un significado a los sueños se quede en la mera especulación.

La consolidación de la memoria en el hipocampo es una actividad de mucho cuidado pero el deshacerse de la basura puede permitir y alimentar ese torrente alocado de imágenes que son los sueños.

Buenas noches y felices sueños.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
32,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Margarita María Fuentes Almendras
Mecenas

Anónimo
“Espero que de algo sirva en estos tiempos tan crueles y tan mal manejados por nosotros como especie. Un abrazo, Ángel. “
Mecenas

Azucena Cabiscol
Mecenas

Anónimo
“Con la esperanza de que nuestro transcurrir por la pandemia sea lo menos grave posible, reciban un abrazo desde México. Gracias por acompañarnos en este encierro.”
Mecenas

Vicente Miguel
Mecenas

Sergio Requena
“Por muchos más podcasts!!!”
Mecenas

Jesús López Tapia
“Querido Ángel, me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Daniel Pérez Alonso
Mecenas

Carlos Ballesteros
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Alejandro Acosta Espinoza
Mecenas

Rosa María Desmarais
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
Mecenas

Humberto On
Mecenas

Jorge Ordoñez
Mecenas

César Higuero
Mecenas

Juan Moreno González
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando CienciaEs”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Daniel César Román Saez
Mecenas

César García Martín
Mecenas

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

Laura Amalia Ibáñez Tojo
“Mil gracias por todos estos años de disfrute que nos estáis dando. Mi hijo de 4 años adora a Ulises y todas las noches escuchamos juntos un podcast.”
Mecenas

Juan Valencia
Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Mecenas

Carlos Serrano
“Les felicito por su excelente trabajo.”
Mecenas

Estudios Económicos Estratégicos
Mecenas

Jose Carlos Enriquez Dirube
Mecenas

José Manuel Carmona Mendieta
Mecenas

Luis Rico Pernas
Mecenas

Rubén Fernández Sotelo
Mecenas

César García Martín
Mecenas

Alvaro Vallejo
“Muchísimas gracias desde Colombia por ese tesoro de audios. ¡Recién hoy los descubrí!!!”
Mecenas

José Luis Méndez
Mecenas

Ana Rodríguez
Mecenas

Víctor Seva López
Mecenas

Anónimo
“Quisiera poder enumerar a cada uno de los colaboradores de cienciaes. com pero algo me fallaría. Gracias a todos por su esfuerzo. No tengo ninguna otra manera de manifestarlo que tratando de aportar algo para que no cejen. ¡Gracias, admirados divulgadores!”
Mecenas

Rafael Sirera Pérez
“Hacéis un gran trabajo, os felicito y os lo agradezco mucho. Valga mi humilde contribución a vuestra iniciativa”
Mecenas

Santiago Botana Villoldo
“¡Saludos a la Nemoptera! impresionado me hallo por ese capítulo.”
Mecenas

David Tejadas
Mecenas

José Manuel Cardona Mendieta
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page