Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

Mujeres en la Ciencia. Pocas porque lloran.

MUJERES EN LA CIENCIA - Cierta Ciencia podcast - CienciaEs.com

La enorme desigualdad que existe en las oportunidades de trabajo entre hombres y mujeres ha sido objeto de numerosos estudios y propuestas para tratar de balancear el desnivel.

Tal vez en la ciencia esa desigualdad sea más notoria puesto que para ejercerla se hace necesaria una buena formación académica desde edades tempranas y las mujeres, salvo en casos excepcionales, reciben una inferior a la de su contraparte masculina.

Así, en el Reino Unido, tan sólo el 16 por ciento de profesores de ciencia, ingeniería y tecnología son mujeres, un buen ejemplo del sesgo.

Los prejuicios y anomalías en el trato a las mujeres en el campo laboral son un asunto cotidiano aunque no siempre alguna eminencia se pronuncia en términos claros al respecto. Es el caso de un químico ganador del Nobel por su trabajo en los mecanismos de la división de las células, que como consecuencia de sus declaraciones ha resignado a su puesto como profesor honorario del University College of London.

Tim Hunt ha declarado en una conferencia mundial de periodismo científico en Corea del Sur refiriéndose a las mujeres en la ciencia. “Déjenme contarles sobre mis problemas con las niñas; tres cosas suceden cuando están en el laboratorio: te enamoras de ellas, ellas se enamoran de ti y cuando las criticas se ponen a llorar”.

De inmediato los comentarios, que fueron recibidos con un silencio de piedra, desconcierto y no poca rabia en la conferencia, se regaron como la pólvora por todo el mundo. Connie St Louis, directora del programa de periodismo científico en la Universidad de Londres inició la respuesta con un mensaje en Twitter que decía “¿En serio, este premio Nobel cree que todavía estamos en la era victoriana”?

Hombres y mujeres en la ciencia y en otros campos se unieron a ella en denunciar a Hunt. Sophie Scott de su misma universidad, escribió: “Estoy en la oficina pero no puedo hacer mi trabajo en el laboratorio porque acabo de ver una foto de Tim Hunt y me he enamorado, maldita sea”. Otra científica le siguió. “Queridos miembros del Departamento: por favor tengan en cuenta que no podré presidir la reunión de las 10 AM porque estoy muy ocupada sufriendo desmayos y llantos”.

Hunt envió un mensaje de disculpas sin disculparse. Declaró a la BBC que él de verdad sentía mucho si había causado alguna ofensa aunque seguía pensando que lo que dijo era verdad y que los comentarios eran irónicos “pero han sido interpretados de una manera tremendamente seria”.

Y con relación a que las mujeres se tomen mal las críticas señaló: “es importantísimo que se pueda criticar las ideas de las personas sin que estallen en lágrimas, pues de lo contrario uno se echa para atrás y no se logra la verdad absoluta. La ciencia no es otra cosa que lograr la verdad y cualquier cosa que se atraviese dificulta ese camino: esa es mi experiencia en la ciencia” completó. Como si todo lo anterior no fuera bastante, afirmó que lo mejor sería tener laboratorios separados por sexo.

Un artículo del diario Independent no tuvo problemas en titularse “Con ratas de laboratorio como él, no hay razón alguna para asombrarse del por qué hay tan pocas mujeres en la ciencia”.

La universidad tomó distancia del asunto declarando que esa institución había sido la primera universidad en Inglaterra en admitir estudiantes mujeres en igualdad de condiciones que los hombres y que eso indica su compromiso con la igualdad de género.

La Royal Society, de la cual Hunt es miembro, también hizo lo propio, y acudió a un argumento tan soso como decir que el sentido del humor del científico se había pifiado.

Los comentarios de Hunt son apenas un pequeño reflejo de los desafíos que tienen que enfrentar las mujeres en la ciencia, con estudios que sugieren que ellas deben lidiar con sesgos muy serios. Un estudio realizado en 2012 en Yale mostró que los profesores de ciencia en las universidades en Estados Unidos, de forma general, califican a las estudiantes mujeres como menos competentes que los hombres, así exista igualdad en habilidades y logros.

El resultado, el estudio informa, fue que los profesores se interesaron menos en ser mentores de estudiantes mujeres o en ofrecerles un trabajo. Con dos solicitudes de dos estudiantes imaginarios con logros y calificaciones idénticas, los profesores escogieron al hombre, y si se escogía a la mujer, su salario era en promedio 4000 dólares más bajo que el de los hombres.

Pero Hunt no es el primero ni será el último de ese grupo de personas que se supone representan una sociedad civilizada en hacer pública su postura de considerar a las mujeres seres inferiores. En 2006 Lawrence Summers renunció a la presidencia de Harvard después de varios conflictos y una declaración final que hablaba de una deficiencia intrínseca de las mujeres para ser excelentes en ciencia y matemáticas.

Y no sólo en la ciencia. El también Nobel, pero de literatura, V.S Naipaul declaró que para él las escritoras son inferiores. “Leo una pieza y en el primer párrafo o el segundo sé si está escrito o no por una mujer”, “para mí el trabajo es desigual”, añadió en una entrevista para The Guardian.

No es de extrañarse que en la segunda década del siglo XXI poco o nada se haya avanzado en lograr la mejora de las condiciones laborales, intelectuales y cívicas de la mujer.

El territorio de la ciencia debería ser uno más propicio para buscar un equilibrio entre hombres y mujeres, pero está visto que no es así.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
32,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Margarita María Fuentes Almendras
Mecenas

Anónimo
“Espero que de algo sirva en estos tiempos tan crueles y tan mal manejados por nosotros como especie. Un abrazo, Ángel. “
Mecenas

Azucena Cabiscol
Mecenas

Anónimo
“Con la esperanza de que nuestro transcurrir por la pandemia sea lo menos grave posible, reciban un abrazo desde México. Gracias por acompañarnos en este encierro.”
Mecenas

Vicente Miguel
Mecenas

Sergio Requena
“Por muchos más podcasts!!!”
Mecenas

Jesús López Tapia
“Querido Ángel, me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Daniel Pérez Alonso
Mecenas

Carlos Ballesteros
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Alejandro Acosta Espinoza
Mecenas

Rosa María Desmarais
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
Mecenas

Humberto On
Mecenas

Jorge Ordoñez
Mecenas

César Higuero
Mecenas

Juan Moreno González
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando CienciaEs”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Daniel César Román Saez
Mecenas

César García Martín
Mecenas

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

Laura Amalia Ibáñez Tojo
“Mil gracias por todos estos años de disfrute que nos estáis dando. Mi hijo de 4 años adora a Ulises y todas las noches escuchamos juntos un podcast.”
Mecenas

Juan Valencia
Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Mecenas

Carlos Serrano
“Les felicito por su excelente trabajo.”
Mecenas

Estudios Económicos Estratégicos
Mecenas

Jose Carlos Enriquez Dirube
Mecenas

José Manuel Carmona Mendieta
Mecenas

Luis Rico Pernas
Mecenas

Rubén Fernández Sotelo
Mecenas

César García Martín
Mecenas

Alvaro Vallejo
“Muchísimas gracias desde Colombia por ese tesoro de audios. ¡Recién hoy los descubrí!!!”
Mecenas

José Luis Méndez
Mecenas

Ana Rodríguez
Mecenas

Víctor Seva López
Mecenas

Anónimo
“Quisiera poder enumerar a cada uno de los colaboradores de cienciaes. com pero algo me fallaría. Gracias a todos por su esfuerzo. No tengo ninguna otra manera de manifestarlo que tratando de aportar algo para que no cejen. ¡Gracias, admirados divulgadores!”
Mecenas

Rafael Sirera Pérez
“Hacéis un gran trabajo, os felicito y os lo agradezco mucho. Valga mi humilde contribución a vuestra iniciativa”
Mecenas

Santiago Botana Villoldo
“¡Saludos a la Nemoptera! impresionado me hallo por ese capítulo.”
Mecenas

David Tejadas
Mecenas

José Manuel Cardona Mendieta
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page