Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

Entrando al cerebro psicópata

Entrando al cerebro psicópata - Cierta Ciencia podcast - CienciaEs.com

Joshua Buckholtz es un psicólogo experimental, además de neurocientífico, que se vale de métodos que abarcan estudios del comportamiento, de la genética, de las imágenes cerebrales y de la estimulación cerebral para tratar de entender por qué los humanos tienen diferencias tan dramáticas entre ellos en su capacidad de auto-control. Sus estudios, receptores de amplia financiación por parte de importantes instituciones científicas, le han permitido caracterizar distintos circuitos cerebrales que rigen diversas formas de auto-control y entender cómo el mal funcionamiento de ellos lleva a la toma impulsiva de decisiones, algo que puede terminar en adicciones, agresión, desórdenes de la personalidad y psicopatías.

Ahora, en un estudio reciente él y sus colegas llevaron sus equipos a una prisión, donde trabajaron en escáneres cerebrales de cerca de 50 prisioneros, para tratar de explicar el por qué algunos individuos toman tantas malas decisiones que con frecuencia los llevan a comportamientos violentos o antisociales.

“Durante años nos hemos centrado en la idea de que los psicópatas son personas que no pueden generar emociones y que eso es lo que hace que hagan cosas horribles. Pero nosotros nos ocupamos de tratar de explicar que no son los sentimientos que ellos tengan o no tengan sino más bien las decisiones que toman. Los psicópatas cometen una cantidad asombrosa de crímenes, y esto es devastador tanto para las víctimas como que también produce un daño altísimo a la sociedad como un todo”, dice Buckholtz.

“Y aunque los psicópatas con frecuencia se retratan como depredadores de sangre fría, casi alienígenas, nosotros estamos tratando de mostrar que no son sus déficits emocionales los que dirigen en principio sus malas decisiones. Dado que son las decisiones de los psicópatas las que ocasionan tantos problemas, estamos tratando de entender qué está ocurriendo en sus cerebros cuando la toma de decisiones involucra intercambios entre costo-beneficio de una acción”. “…en este trabajo hemos podido mirar en el cerebro y evaluar las conexiones entre diferentes regiones que están involucradas en la toma de decisiones, cuando de evaluar y escoger recompensas se trata”.

Realizar los escáneres utilizados en el estudio no fue tarea fácil. Empezando porque el llevar a un prisionero a un laboratorio es casi impensable, por todo el papeleo y los desplazamientos, el desafío de los investigadores fue llevar el aparato a los individuos a estudiar.

La solución se encontró en un escáner móvil, uno de esos que se usan para estudios de detección de cáncer en áreas rurales y que viene con su medio de transporte. Lo llevaron a una prisión de seguridad media en Wisconsin, donde tuvieron el apoyo de las universidades de Wisconsin-Madison y de Nuevo México, y se pasaron días calibrando el aparato, después de lo cual se pusieron a escanear cuantos voluntarios fuera posible, lo más rápido posible.

“No fue muy fácil pero acertamos y lo pudimos hacer”.

Al final, el equipo escaneó los cerebros de 49 prisioneros –dos horas en total–, mientras ellos participaban en una prueba que consistía en un test de “gratificación retrasada”, que les pedía escoger entre dos posibilidades: recibir una pequeña cantidad de dinero de inmediato o una cantidad mayor, más tarde. Los resultados de estas pruebas se ajustaron a un modelo que les permitió a los investigadores crear una medida de, no sólo qué tan impulsivo era el comportamiento de cada participante, sino de la identificación de cuáles regiones del cerebro estaban jugando un papel en la valoración relativa de esas decisiones.

“Lo que encontramos“, dice Buckholtz, “fue que las personas que tenían altos grados de psicopatía mostraron una mayor actividad en una región del cerebro conocida como el cuerpo estriado ventral, que está involucrada en una valoración subjetiva mayor por lo inmediato, entre otras funciones“.

“Así, mientras más psicopática es una persona, mayor grado de respuesta del estriado ventral”, dice Buckholtz. “Esto sugiere que la forma cómo ellos están calculando el valor de la recompensa no está bien regulado y que ellos maximizan el valor de la recompensa inmediata”.

Cuando el equipo comenzó a mapear cuáles regiones del cerebro están conectadas al estriado ventral se volvió claro qué estaba sucediendo.

“Mapeamos las conexiones entre el estriado ventral y otras regiones que sabemos están involucradas en la toma de decisiones, específicamente regiones de la corteza prefrontal que regulan la respuesta del estriado. Cuando lo hicimos, encontramos que las conexiones entre las dos regiones eran mucho más débiles, casi inexistentes en las personas con psicopatía”.

Esa pérdida de conexiones es muy importante porque el papel de esa porción de la corteza prefrontal se cree está relacionado con la visión de futuras consecuencias de nuestros actos, una especie de “viaje mental en el tiempo”.

Está creciendo la evidencia de que la corteza prefrontal usa las funciones de este proceso para calibrar con cuánta fuerza el estriado responde a la recompensa. Se puede postular entonces que, si la influencia de la modulación prefrontal se debilita, el valor de una elección inmediata se sobre-representa de una forma dramática.

“El estriado asigna valores a diferentes acciones sin mucho contexto de tiempo”, dice el autor. “Necesitamos la corteza prefrontal para hacer juicios prospectivos de cómo una acción nos afectará en el futuro; si yo hago esto, esta cosa mala pasará. Lo que pensamos de todo esto es que si alguien tiene rotas las conexiones, empezará a tomar malas decisiones puesto que carece de la información que, de otra manera, será la guía que le permitirá llegar a una toma de decisiones que se acomode de manera adecuada al entorno”.

“El efecto fue tan acentuado“, dice Buckholtz, “que los investigadores fueron capaces de usar el grado de conexión entre el estriado y la corteza prefrontal para con precisión, señalar cuántas veces un prisionero había sido condenado por un crimen“.

El autor dice que su meta es borrar la imagen popular de que los psicópatas son monstruos de sangre fría, incomprensibles, y que más bien deben mirarse como lo que son, seres humanos con conexiones cerebrales alteradas, diferentes.

“No son alienígenas, son personas que toman malas decisiones”. “La misma cortedad en ver las consecuencias, esas decisiones impulsivas que toman los individuos psicopáticos, se ve también en los comedores compulsivos o en los que abusan de substancias. Si lo podemos poner de nuevo en el dominio riguroso de la ciencia, veremos que los psicópatas no son nada diferente a seres humanos que sufren esa clase particular de disfunción en el cableado cerebral”, finaliza Buckhotz.

Referencia:
Disrupted Prefrontal Regulation of Striatal Subjective Value Signals in Psychopathy
Hosking J.G., et al. Neuron, 2017

Más información en el Blog de Josefina Cano: Cierta Ciencia


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
30.567.185 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Jesús Hermosilla Dupuy
Mecenas

Raul Martínez Cristóbal
Mecenas

Abner Castro
Nuevo Mecenas

Francisco Javier Armendáriz Ferre
“Por “Hablando con Científicos” y el resto de personas que hacéis Cienciaes.”
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

Cristian Jaure
Mecenas

Anónimo
“La verdad os hará libres” y en la ciencia encontraremos mucha verdad. ¡Gracias por continuar con el esfuerzo!
Mecenas

Armando González
Nuevo Mecenas

Rubén del Cura
Nuevo Mecenas

Jacob Hughey
“Muchas gracias por los podcasts, sobre todo Ciencia Fresca, que me encantan la conversación y la ausencia de la música ambiental.”
Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rosa Lencero
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad, gracias por vuestro trabajo.*
Mecenas

Alejandro Medina Vivanco
Mecenas

James Feng
“Empecé a escuchar tu podcast como un auxilio para mi aprendizaje de la lengua española. Me ha impresionado la calidad de los programas. Keep up the good work!
Mecenas

Enrique Alba Vázquez
“Desde que os descubrí hace unos meses, me duermo y despierto con vosotros. No nos abandonéis.”
Mecenas

Rafael López
Nuevo Mecenas

Diego Pereira de Oliveira
“Gracias por divulgar la ciencia :).”
Mecenas

Jurate Kazlauskaite
“Gracias por divulgar la ciencia :).”
Mecenas

Adolfo Baquiano.
“Estuve un tiempo sin poder escucharos, pero este año.. ¡he vuelto!. Ánimo y mucha suerte.”
Mecenas

RandomUsername-7K
Mecenas

Santiago Querol Verdú
Mecenas

Anónimo
“Divulgad ciencia amigos, divulgad contra viento y marea.”
Mecenas

Daniel Murillo Flores
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

J R Theobald
Mecenas

Miguel de la Sierra.
Nuevo Mecenas

Luis Miguel Meso Gómez
Mecenas

Kogyo
Mecenas
(Hiratsuka shi, Japón)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page