Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Tecnología y evolución humana. Yacimientos de Orce.

Tecnología y evolución humana. Hablando con Científicos - Cienciaes.com

La evolución biológica y cultural humana está íntimamente ligada a la tecnología. La tecnología no es patrimonio exclusivo del ser humano, otros animales también utilizan herramientas, pero las distancias son enormes. Los chimpancés son los más capaces, hacen esponjas con las hojas, cazan termitas y hormigas utilizando varitas como reclamo, usan palancas y objetos para la extracción de miel, utilizan hojas como palas y palos para llegar hasta los objetos situados fuera de su alcance. Algunos van más allá todavía, hay chimpancés en el oeste africano que utilizan palos de madera y piedras a modo de martillos y yunques para partir nueces. De vez en cuando, al hacer chocar dos piedras para cascar las nueces se producen lascas afiladas, pero no les prestan atención, quizás en esto radique una de las diferencias que nos han hecho seguir caminos evolutivos diferentes.

Curiosamente los chimpancés emplean sus herramientas en el bosque y es de suponer que los primeros ancestros del ser humano también lo hacían. Esto hace pensar que los rudimentos tecnológicos más antiguos pudieron surgir antes de que la desaparición de los bosques obligara a nuestros antepasados a evolucionar hacia una forma bípeda, en el supuesto de que esa hipótesis sea correcta.

Sea como fuere el principio de todo, lo que sí está claro es que en un momento dado de nuestra evolución, unas criaturas, que probablemente no se diferenciaban mucho de los chimpancés, comenzaron a prestar atención a las lascas cortantes que se producían al romper ciertas rocas y encontraron la forma de dar los certeros golpes necesarios para fabricarlas. Aquellas primeras tecnologías, toscas pero eficaces, tuvieron su recompensa, permitieron el acceso a ciertas fuentes de alimentos que hasta ese momento estaban fuera de su alcance y favorecieron un camino evolutivo propio. Un camino que se sirvió de la tecnología, de las manos y de un cerebro cada vez más complejo para desarrollar, a su vez, nuevas y sorprendentes tecnologías.

Desgraciadamente, de la historia de los primeros pasos tecnológicos no queda casi nada. Las primeras herramientas de piedra conocidas tienen 2,5 millones de años de antigüedad pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que fueran las primeras. Ninguna de las herramientas que utilizan los chimpancés fosilizan, las hojas se pudren, las ramas también y las piedras que usan para romper nueces no son distintas a cualquier otra que podamos encontrar por los caminos. Si los primeros ancestros nuestros no eran muy distintos a los chimpancés, probablemente estuvieron utilizando estas herramientas durante varios millones de años antes de aprender a elaborar cuchillos de piedra golpeando con maestría una roca contra otra. Millones de años para dar el primer paso, mucho menos para el siguiente, sorprende saber que entre el arco capaz de lanzar flechas más antiguo que se conoce y la Estación Espacial Internacional han pasado poco más de 20.000 años.

De los primeros pasos de la humanidad ha quedado poco, por esa razón, un yacimiento que guarde una página de nuestra historia tiene un valor incalculable, es una joya que debe ser estudiada con exquisito cuidado y excavada con esmero, utilizando las técnicas más avanzadas que la ciencia proporciona. Un yacimiento contiene información de todas las criaturas que vivieron en aquel lugar hace millones de años y todas ellas, junto a las plantas, ríos, lagos o barrancos, formaron un ecosistema único que merece la pena recuperar para la historia. Si además contiene huellas de presencia homínida, es un valor añadido. Eso es lo que sucede en una región de Orce, en Granada, al sur de España.

Hoy comenzamos una serie de tertulias en las que contamos con una persona que ha dedicado su vida a recuperar las páginas del pasado en un lugar muy especial. Hablamos, o mejor dicho, escuchamos, a Bienvenido Martínez Navarro, profesor de Investigación de ICREA en el Instituto Catalán de Paleoecología Humana i Evolución Social de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona. Bienvenido investiga en la Cuenca de Guadix-Baza, un lugar semidesértico de la provincia de Granada que, según él mismo asegura, nada tiene que envidiar a la famosa Garganta de Olduvai, en África, que tanto nos ha enseñado sobre la historia de los homínidos.

En el sector nororiental de la cuenca Guadix-Baza se encuentran los yacimientos de Orce. Ahora es una región seca, con temperaturas que pueden llegar a los 50º en verano, pero hace dos millones de años no era así. Entonces la zona estaba dominada por un gran lago interior, alimentado por los riachuelos que descendían de las cumbres de Sierra Nevada y el resto de las sierras Béticas. En momentos dados de su historia, a sus orillas vivían mamuts, rinocerontes, tigres de dientes de sable, osos y hienas, entre otros muchos animales. Unas especies y otras fueron llegando en distintos momentos y, entre ellas, los homínidos. Varios yacimientos dan testimonio de ello: Fuente Nueva I (2,6 -2,1 millones años), Venta Micena (1,5 -1,6 m.a.) Fuente Nueva 3 y Barranco Leon (1,4 -1,3 m. a.).

De la riqueza de estos yacimientos hablan los números: el legendario lugar FLK-Zijanthropus situado en la Garganta de Olduvai (Tanzania), excavado por Louis y Mary Leakey, proporcionó 3.500 restos clasificados de grandes mamíferos pertenecientes a 50 individuos, en Venta Micena se han excavado solamente 350 m2 de los que se pueden clasificar 8.000 restos pertenecientes a 300 individuos. Venta Micena tiene más de un kilómetro de nivel fértil en fósiles, ¡cuánta historia debe ocultarse entre esos estratos!.

Les invitamos a escuchar a Bienvenido Martinez Navarro en una tertulia en la que participan Antonio Claret, Rosa Lencero y Angel Rodríguez Lozano.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA.

Los grandes mamíferos cuaternarios de Orce. Bienvenido Martínez, Paul Palmqvist, Mª Patrocinio Espigares y Sergio Ros-Montoya. (Garnata)

Es hora que hable la Ciencia. Eudald Carbonell. (Garnata)

Guadix-Baza y el poblamiento humano primitivo de Europa- Robert Sala Ramos y Paul Palmqvist. (Garnata)

Geología de la cuenca de Guadix-Baza. César Viseras
y Oriol Oms (Garnata)

¿Qué herramientas utilizaba el hombre de Orce? Isidro Toro
y Robert Sala (Garnata)

Revista Garnata sobre los yacimientos de Orce

Información sobre el yacimiento de Venta Micena

Venta Micena y la hiena gigante de cara corta


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs apuntándote al Club de Amigos con una donación periódica (Mecenas) o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
29.254.176 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Jan Carlos Rosales Abanto
“Gracias por compartir vuestra profesion y vuestro gran amor por la ciencia.”
(Madrid)

Juan Pedro Peralta Romera
“De Penolite en Jaen”

Ricardo Vázquez Prada
(Barco de Valdeorras, Orense)

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Mónica Ribe Salat
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Marta Martínez Fernández
(Torrelavega, Cantabria)

Humberto On
Mecenas

Vicente Cabeza Pérez

Marian Gutiérrez
Miguel Angel Riaza
¡Aúpa la Ciencia!

Eulogio González Moreno

Alejandro Requena López
(Guadix, Granada)

Anónimo
“Antes de que nos ofrezcan disculpas por la conquista, quiero aportar mi granito de arena para que su generosa labor no ceje. Gracias actualizadas desde México, no nos hagan caso en nuestras locuras.”

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro esfuerzo y dedicación.”
Mecenas

César Morales
(Colombia)

Jesús López-Tapia
“Esta es mi pequeña nota de polvo de estrellas, para que sigáis ampliando nuestro universo, 1.000 gracias Ángel.”

Andoni Ripoll Jarauta
“Me parece fantástico que se difunda la ciencia y que nos vayamos empapando de ella. Enhorabuena y muchas gracias.”
(Madrid)

Antonio Lalaguna Lisa
Mecenas
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Marcos Dominguez Vega
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Irma Reyes Sánchez
“Para la continuación del maravilloso trabajo que realizan ustedes en pro de la divulgación de la ciencia, de manera tan amena.”
(Bogotá, Colombia)

Razvan Peteanu
Mecenas
“Es mi placer de apoyar su emisión y, de hecho, aparte del interés en ciencia, su podcast también me ayuda y me acompaña en el aprendizaje del español.”
(Toronto, Canadá)

Francisco Javier Hernández
(Cájar, Granada)

Enric Margall
(Mataro, Barcelona)

Luis Sánchez Marín
“Os doy las gracias por los momentos tan agradables que me hacéis pasar y con lo que aprendo con vuestros programas. Es siempre para mi un motivo de alegría cuando un nuevo podcast está disponible.
(Valencia)

Anónimo
Mecenas
“Saludos desde México. Muchas gracias.”

Francisco Javier Fernández García
“Gran trabajo”

Vicente Cabeza Pérez

Juan Cuadro Espada
Mecenas
(Sevilla)

Alejandro Costa Albero
“Muchas gracias por vuestro trabajo.”

Francisco Maluenda de los Santos
(Carcaixent, Valencia)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page