Cienciaes.com

Zoo de Fósiles podcast - cienciaes.com suscripción

Zoo de fósiles

La mayor parte de los seres vivos que han poblado la Tierra han desaparecido para siempre. Quincenalmente, Germán Fernández Sánchez les ofrece en Zoo de Fósiles la posibilidad de conocer la vida de algunas de las más extraordinarias criaturas que vivieron en el pasado y que han llegado hasta nosotros a través de sus fósiles.

Hatzegopteryx, el pterosaurio gigante.

Hatzegopteryx - Zoo de Fósiles

Los azdárquidos constituyen una familia de pterosaurios que vivieron a finales del periodo Cretácico, y que se caracterizan por tener la cabeza grande, las mandíbulas, sin dientes, en forma de largo pico, el cuello muy largo y las patas también largas. Entre los azdárquidos se encuentran los animales voladores más grandes de todos los tiempos. El más conocido, el norteamericano Quetzalcoatlus, superaba los diez metros de envergadura. Pero en 2002, los paleontólogos Eric Buffetaut, Dan Grigorescu y Zoltan Csiki publicaron el descubrimiento en Transilvania de una especie aún mayor, Hatzegopteryx. Aunque sólo se han encontrado parte de un cráneo y de un húmero (y quizá un fragmento de fémur), del tamaño de los restos se deduce que Hatzegopteryx pertenece también a la familia de los azdárquidos, y que superaba en tamaño a Quetzalcoatlus: su envergadura se ha estimado en unos doce metros. Los huesos del cráneo no eran macizos, sino que tenían una estructura semejante a la del poliestireno expandido, muy ligera y resistente.

El nombre de Hatzegopteryx, que significa “ala de Hațeg”, alude a la cuenca de Hațeg, la región del oeste de Rumanía donde se descubrieron sus restos fósiles, que hace 65 millones de años era una gran isla de clima tropical en el mar de Tetis, un mar interior poco profundo salpicado de islas y archipiélagos.

Hatzegopteryx, como todos los adzárquidos, era un animal cuadrúpedo y plantígrado, con una alzada de dos metros y medio y una altura total de unos cinco metros. Pasaba la mayor parte del tiempo en tierra, recorriendo las praderas de la isla de Hațeg en busca de alimento. Con su largo cuello y su enorme pico, se alimentaba como una cigüeña, capturando pequeños dinosaurios y otras presas del suelo.

Con un peso estimado de más de doscientos kilos, Hatzegopteryx era mucho más pesado que las mayores aves voladoras. Un ave de ese peso no podría volar, se rompería las patas en el despegue o en el aterrizaje. Sin embargo, Hatzegopteryx era un animal volador. Como era cuadrúpedo, distribuía el empuje entre sus cuatro patas. En el aire, con sus anchas alas, podía planear largas distancias con un gasto mínimo de energía.


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
30.425.371 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Daniel Murillo Flores
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

J R Theobald
Mecenas

Miguel de la Sierra.
Nuevo Mecenas

Luis Miguel Meso Gómez
Mecenas

Kogyo
Mecenas
(Hiratsuka shi, Japón)

Luis García Sánchez
Mecenas

Jorge Sánchez Redondo
“Don Ángel y compañía. Gracias por vuestra labor. Jorge Sánchez Redondo, vecino tuyo de Brunete, Economista y Piloto de Línea Aérea. Aprendiendo siempre.”
Mecenas

Ferran Llop Alonso
Mecenas

Enrique Conesa García
Mecenas

José Alfonso Mantas Ruiz
Mecenas

Carlos Ballesteros

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

José María García Merino

Razvan Peteanu
Mecenas

Pedro Alberto Enriquez Palma

Regla Carmona González
Nueva Mecenas

Asier Verde Rico

Isabel Moskowich-Spiegel Fandiño
Nueva Mecenas

Sergio Requena
“Gracias por iluminar todos los huecos de la ignorancia.”

José María García Merino
Mecenas

Francisco Giménez Gómez
Mecenas

Ana María Bermejo Aquino
Mecenas

Leoncio Amorós
“Para los que solo somos meros amantes de la ciencia, es toda una gratitud poder conocer la ciencia de mano de los grandes profesionales como vosotros/as.”
Nuevo Mecenas

Jare
Nuevo Mecenas

FabianRE
Nuevo Mecenas

José Luis Costa
Nuevo Mecenas

César García Herrero
“Lástima que hayáis perdido el apoyo económico institucional. Valga este pequeño aporte para poder seguir haciendo esta buena labor.”
Mecenas

Juan A. García

Juan Cuadro Espada
“Para que la divulgación cientifica no decaiga en verano”
Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Anónimo
“Pequeña contribución con la esperanza de que los donativos aumenten y sigamos escuchándolos. ¡Gracias por su esfuerzo!”
Mecenas
(México)

Fernando Vidal Agustina
Mecenas

Fernando Alejandro Medina
Mecenas

Horacio Volco
(Buenos Aires, Argentina)

Noelia Avello Llano
“¡Hacéis un trabajo estupendo!”
Nueva Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page