Cienciaes.com

Zoo de Fósiles podcast - cienciaes.com suscripción

Zoo de fósiles

La mayor parte de los seres vivos que han poblado la Tierra han desaparecido para siempre. Quincenalmente, Germán Fernández Sánchez les ofrece en Zoo de Fósiles la posibilidad de conocer la vida de algunas de las más extraordinarias criaturas que vivieron en el pasado y que han llegado hasta nosotros a través de sus fósiles.

Helicoplacus, la peonza marina

Helicoplacus, la peonza marina

En 1963, dos paleontólogos estadounidenses, J. Wyatt Durham, de la Universidad de Berkeley, y K.E. Caster, de la Universidad de Cincinnati, publicaron en la prestigiosa revista Nature la descripción de Helicoplacus, primer representante de los helicoplacoideos, una nueva clase de equinodermos fósiles, el grupo que incluye a las estrellas y erizos de mar.

Helicoplacus es el equinodermo más antiguo que se ha podido estudiar en profundidad. Sus restos se han descubierto en varios lugares del mundo, aunque sólo se han encontrado especímenes completos en los montes White de California. Helicoplacus vivió en el periodo Cámbrico Inferior, hace unos 530 millones de años. Era un animal de cuerpo fusiforme, de pocos centímetros de longitud, con forma de peonza o de gota invertida. Helicoplacus estaba cubierto por una armadura de placas de carbonato cálcico, como las de todos los equinodermos, que se alineaban en espiral alrededor del animal. Las placas, aunque parcialmente imbricadas, no se articulaban unas con otras, sino que estaban unidas individualmente al tejido blando, lo que permitía al animal expandirse y contraerse como un acordeón. A diferencia de otros equinodermos, Helicoplacus no presentaba simetría pentarradial, de hecho era asimétrico. El aparato ambulacral está formado por tres ramas que se disponen en forma de i griega, también enrollada helicoidalmente alrededor del cuerpo. Como las placas de carbonato cálcico son prácticamente los únicos restos fósiles que nos han llegado de Helicoplacus, y debido a su movilidad suelen aparecer desplazadas de su posición original, aún hay muchas incógnitas sobre la anatomía del animal; por ejemplo, no se ha podido determinar la situación de la boca, que podría estar en el centro de la i griega, en el punto de unión de las tres ramas del aparato ambulacral, o en el extremo superior de éste.

Helicoplacus era un animal marino. Con su extremo puntiagudo anclado en la capa gelatinosa de microorganismos que a principios del Cámbrico cubría el fondo marino, obtenía su alimento de las partículas en suspensión que arrastraban las corrientes. Pero por aquel entonces, aparecieron los primeros animales cavadores, principalmente gusanos y trilobites. Al excavar el suelo en busca de alimento y protección, favorecieron la mezcla vertical del sustrato con el agua de mar, convirtiendo el suelo oceánico en un sedimento fangoso en el que resultaba más difícil encontrar un punto de apoyo sólido. Este importante cambio medioambiental recibe el nombre de Revolución Agronómica o Revolución del Sustrato Cámbrico. Muchas formas de vida, como Helicoplacus, fueron incapaces de adaptarse y se extinguieron.


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
31.148.903 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Pablo Moyano
Mecenas

Daniel Iriarte
Nuevo Mecenas

Javier García Santos
Mecenas

Enrique Alba
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

Manuel Castro Escalera
Mecenas

José María Alcalá González
“Otro grano de arena para apoyar un podcast indispensable que NO puede perderse. Muchas gracias por vuestro esfuerzo y por darnos tanto. Un abrazo desde Córdoba, España.”
Mecenas

Sergey Guzenkov
“Gracias por su trabajo”
Nuevo Mecenas

Tobias Regenbrecht
Nuevo Mecenas

Francisco Villaseñor García Nuevo Mecenas

Pablo Alcetegaray Mecenas

Felicidad García de Bustos
Mecenas

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

María Amparo Sánchez Gutiérrez
Mecenas

José María Salas Arbolí
“Seguid adelante, seguro que todo va bien.”
Mecenas

Pedro Salazar
Mecenas

Roberto Arruabarrena
Mecenas

Anónimo
“Muchas gracias por el esfuerzo. Como dice líneas abajo: “seguid, por favor”.”
Mecenas

Ariel Fernández Goñi
Mecenas

Karlos
Nuevo Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguid, por favor.*
Mecenas

Alberto González Hernández
Mecenas

José Manuel Martín Barriga
Mecenas

Gonzalo Fernández Sordo
Mecenas

Diego Garuti Gozo
Mecenas

Joaquín García López
Mecenas

Francisco Hernández
Mecenas
(Huétor Vega, GRANADA)

Anónimo

Pedro Rodríguez
Mecenas

Laura Trachsel Moncho
Mecenas
(Oslo, Noruega)

Pablo Alcetegaray
Mecenas
(Montevideo, Uruguay)

“Alvaro Jose Mateos Perera”
Nuevo Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Nuevo Mecenas

Anónimo
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Eulogio González Moreno
“Me encantan vuestros programas. Intento que mis hijos se aficionen a ellos pero de momento se resisten. . . No me rindo, jajaja”
Mecenas

Jesús Hermosilla Dupuy
Mecenas

Raul Martínez Cristóbal
Mecenas

Abner Castro
Nuevo Mecenas

Francisco Javier Armendáriz Ferre
“Por “Hablando con Científicos” y el resto de personas que hacéis Cienciaes.”
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page