Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

El cerebro político

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com

Se acercan las elecciones y es siempre inteligente analizar qué nos dice la ciencia sobre nuestras tendencias de voto. Sí, sí, la ciencia. La ciencia siempre tiene algo razonable que decir sobre cualquier cosa, incluso sobre la política.

Tal vez desde el nacimiento de la democracia en Grecia, o incluso antes, los filósofos y los psicólogos primero, y los neurocientíficos después, se han preguntado cuál es la causa de las tendencias políticas. Inicialmente, el escaso conocimiento que se poseía sobre la naturaleza humana, en particular de la influencia de los genes en la estructura y actividad del cerebro, condujo a la aparentemente razonable conclusión de que las tendencias políticas dependían de la educación recibida y del entorno social en el que el ser humano se desarrollaba.
Sin embargo, lamentablemente la historia ha dejado claro que ni siquiera un intenso adoctrinamiento evita que algunos individuos sigan sin comulgar con las ideas que se les quiere imponer, sean estas de la tendencia que sea. Algo más que el entorno social y la educación influye, pues, en nuestras ideas políticas.

Neurociencia política

En los últimos años, esta cuestión se ha abordado de manera científica, la única capaz de resolverla. Los estudios científicos han comenzado a revelar que existen factores biológicos, no solo factores sociales, que influyen en nuestra elección de tendencia política. Por ejemplo, estudios realizados con hermanos gemelos, que poseen genomas prácticamente idénticos, han demostrado que los genes influyen en la tendencia política, ya que es mucho más frecuente que dos hermanos gemelos abracen una misma ideología política que lo hagan hermanos no gemelos, que poseen mayores diferencias en sus genomas.

Así pues, es posible que nazcamos genéticamente predispuestos a abrazar una determinada ideología política, por increíble que pueda parecer. Esto podría explicar el hecho de la constancia, a lo largo de la historia y entre diferentes culturas, de las dos ideologías políticas mayoritarias: la izquierda y la derecha, liberales y conservadores. Al parecer, los genes podrían afectar a nuestra personalidad, o a nuestro estilo de interpretar la realidad (estilo cognitivo), de manera que preferiríamos mayoritariamente dos tipos de organización social, como también son mayoritarias otras características dependientes de los genes, como el color del pelo (rubio, moreno) o de los ojos (oscuros, claros).

Otros estudios han revelado también que variantes de genes implicados en la comunicación neuronal están relacionadas con la tendencia política en un determinado entorno social. Así, una variante del gen para el receptor de la dopamina, un neurotransmisor, se asocia a una personalidad que busca la novedad, y a una tendencia política liberal, aunque solo si la persona se desarrolla en un entorno social que proporciona diferentes puntos de vista.

Un estudio realizado hace unos años, y descrito en esta columna, concluía también que en las tareas cognitivas que requieren de una adaptación al cambio, los liberales se equivocaban menos frecuentemente, y un área de sus cerebros, llamada el córtex anterior cingulado, se activaba más intensamente que la de los conservadores. Este área del cerebro interviene en funciones cognitivas racionales, tales como la anticipación de las consecuencias de nuestras acciones, la toma de decisiones, la empatía con los demás y la respuesta emocional. En línea con estos estudios, otros muy recientes han demostrado que somos capaces de averiguar con bastante fiabilidad la tendencia política de las personas solo basándonos en el análisis de las facciones de los rostros. Puesto que las tendencias políticas no parecen modificar las caras (aunque tal vez pueden hacerlas más duras), otros factores que afecten a las facciones del rostro deben afectar también a nuestras elecciones políticas. Estos factores solo pueden ser los genes.

Materia gris y política

Sin embargo, si algunos genes y la diferente actividad de ciertas áreas del cerebro han sido asociados con la elección de la tendencia política, hasta la fecha nadie había estudiado si la propia estructura cerebral fina también podía ser diferente entre gentes de derechas y genes de izquierdas. Es cosa hecha.

Investigadores del instituto de neurociencia cognitiva de la universidad de Londres han analizado por resonancia magnética los cerebros de adultos jóvenes. Los resultados, publicados en la prestigiosa revista Current Biology no son menos sorprendentes que los descritos arriba. Las personas de izquierdas poseen, en general, más materia gris en el córtex anterior cingulado, lo que es coherente con la mayor actividad de esta región cerebral mostrada por las personas de izquierdas al realizar determinadas tareas cognitivas. Los conservadores, en cambio, poseen menos materia gris en dicha región cerebral, pero muestran un aumento en el volumen de la amígdala derecha (casualmente no en la amígdala izquierda), una región cerebral involucrada en la emoción del miedo y que otros estudios han demostrado que está involucrada en la actitud frente al voto.

Es importante señalar, no obstante, que estos estudios no indican una relación causa-efecto, sino una simple asociación. No sabemos si es la elección de nuestra tendencia política la que afecta a la estructura cerebral, si es la estructura cerebral la que afecta a la elección política, o si ninguna afecta a la otra, sino que ambas son afectadas por otro factor aún desconocido. No obstante, si consideramos los estudios genéticos y de actividad cerebral, parece más probable que la estructura cerebral afecte a nuestra elección política, y no al revés.

Resta mucho aún por estudiar sobre los factores que nos convierten en animales políticos de una u otra tendencia, o de tendencia variable, pero quedan ya pocas dudas de que los factores biológicos pueden ser tan o más importantes que los sociológicos a la hora de emitir nuestro voto. ¿Quién lo hubiera pensado?

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.


Botón de donación
Gracias por ayudarnos a divulgar.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
24.951.097 audios servidos, desde que empezamos a volar.

Agradecemos la donación de:

Rafael Florenciano Sánchez
“Enhorabuena por los programas y seguid así.”

Edgar Paúl Recalde Posso
Patrocinador
“No desistan en su empeño por compartir la Ciencia, que muchos en esta parte del mundo los seguimos con ansias de aprender cada día, cada semana, más de nuestro maravilloso mundo.”
(Quito, Ecuador)

Christopher Durrant
“Finalidad: ayudaros a continuar”
(Londres, Reino Unido)

Aniceto González Rivera
(Luxemburgo)

Carlos Márquez Jimenez
Patrocinador
“Me ha parecido una idea perfecta el patrocinio y espero que sigais difundiendo y enrriqueciendonos con tanto conocimiento.”
(Torremolinos, Málaga)

Rosa Lencero
Patrocinadora
(Villanueva del Pardillo, Madrid)

Antonio Lalaguna Lisa
“Hago esta donación en nombre de mi hijo Martín L”

Jorge Echevarria Telleria

Raul Piedra Castro
Patrocinador
“Soy médico de familia y aprendo un montón con vosotros. Espero cada programa con ansia. Es mi banda sonora camino del trabajo y de vuelta a casa en el coche. Sois inspiradores.”

Juan Antonio Cuadro Espada

Javier Ferré

Javier Garcia Santos
(Pinto, Madrid)

Roberto Selva Gomis
“Ayuda periódica para que sigáis divulgando.”

José Ignacio Becerra Carril

Jose Luis Puyuelo
Patrocinador
“Os agradezco el trabajo que hacéis. Un fuerte abrazo desde Ginebra.”

Roberto Martínez
Patrocinador
“Muchas gracias por la gran labor que realizáis.”

Jorge Valencia Jiménez
“Mi mas sincero apoyo a vuestra labor de difusión de la ciencia”
(Málaga)

Anna Andrés Rivas
“Hablando con Científicos”

Josep Maria Bernacho Fornons
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Anónimo
“Gracias por el esfuerzo del equipo para nuestro bien”
(México)

Fernando Vidal Agustina

Anónimo
“Colaboración con CienciaEs”

Iñaki Garmendia Urquizu
“Sois indispensables. Gracias por vuestro trabajo.”
(Vitoria, Álava)

Rubén Rodríguez Martín
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Arturo Martínez Martín
“Gracias por vuestro trabajo y dedicación”

Daniel Vela
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Fernando Serrano Carpena
“Patrocinador en Patreon/CienciaEs”“

Leon Torres
“Gracias por darnos estos bellos momentos de ciencia en el transporte público y temas de charla familiar. Seguiremos aquí, del otro lado del auricular escuchando más CienciaEs.com. Muy buena ciencia a todo el equipo!”
(Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

Anónimo
(Madrid)

Daniel Diaz
“Gracias por su compañía y entrega.
(Graneros, Chile)

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Gilbert Alayon Cabrera
“Lanzarote, Las Palmas”

Josué Raúl García Soria Mondragón
“Contribuyendo con la divulgación de la ciencia que es buena compañera en el aislamiento”
(México)

Rubén Pérez Planillo
“De nuevo, mi modesto aporte para que sigáis realizando contenidos tan excelentes como hasta ahora.”
(Madrid)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page