Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

La Exhumación de la Muerte Negra

La Muerte Negra - Quilo de Ciencia - Cienciaes.com

Las epidemias no solo pueden surgir por mutaciones en los microorganismos, sino por mutaciones nuestra propia actitud, nuestros hábitos, o nuestras ideas

Los avances científicos siguen dejándonos con la boca abierta todas las semanas. Además, en ocasiones, dichos avances no se limitan a la ciencia, y se ramifican a otras áreas del saber, como la historia. Es el caso de la secuenciación del genoma de un microorganismo, desaparecido hoy, pero que asoló Europa durante el siglo XIV: la bacteria causante de la Peste Bubónica, también llamada Muerte Negra.

Hasta la realización de este descubrimiento, que relatamos aquí, existía cierta controversia sobre la causa de la epidemia de peste que acabó con la vida de entre el 30% y el 50% de la población de Europa en tan solo cuatro años, de 1347 a 1351. Hoy, ya no queda duda de que la causa de esta espantosa epidemia es la bacteria Yersinia pestis.

Se cree que la epidemia de Muerte Negra comenzó probablemente en las estepas de Asia central y desde allí fue llevada hacia el oeste por los ejércitos mongoles. La peste llegó a Europa en 1347 por la ruta de Crimea, tras el asedio mongol a la colonia genovesa de Caffa (actual Teodosia). Los escapados de Caffa que regresaron a Venecia fueron probablemente los culpables de la diseminación de la epidemia, que pronto se extendió a Francia, España e Inglaterra. Giovanni Boccaccio, en su famosa obra El Decameron, escrita sobre 1350, incluye una descripción de los síntomas de esta enfermedad: “La enfermedad se manifestaba primero por la aparición de inflamaciones en las ingles o los sobacos, algunas de las cuales crecían hasta el tamaño de un huevo o una manzana”.

CEMENTERIOS DE ADN

En 1348, la epidemia alcanzó Londres, ciudad de solo unos 70.000 habitantes por aquel entonces, a la que atacó con especial dureza. Más de 200 personas morían en Londres cada día durante el pico de la epidemia. Los cementerios londinenses no eran suficientes para albergar tanto cadáver, y el obispo de la villa decidió dedicar varios terrenos para habilitar cementerios exclusivamente destinados a enterrar a las víctimas de la peste. Uno de ellos fue el cementerio de la Iglesia de la Santa Trinidad.

El hecho, históricamente documentado, de que la práctica totalidad de los restos enterrados en dicho cementerio pertenecen a víctimas de la Muerte Negra, ha permitido hoy exhumar algunos de ellos para intentar extraer el ADN del microorganismo causante de la enfermedad y obtener su secuencia génica. Utilizando una nueva tecnología de rescate de ADN antiguo, basada en el empleo de ADN de microorganismos actuales muy semejantes a los que se supone causaron la epidemia, investigadores de varios centros de investigación europeos y estadounidenses han sido capaces de extraer ADN de Yersinia pestis a partir de dientes y huesos bien preservados de cuatro víctimas de la enfermedad.

Esta tecnología emplea la propiedad de las hebras de ADN de unirse a hebras de secuencia de letras complementaria, pero no a otras. De esta manera, el ADN de bacterias modernas semejantes a Yersinia pestis se ha utilizado como si fuera una especie de imán específico para extraer ADN de Yersinia y separarlo del ADN humano que, inevitablemente, también se encontraba en los restos exhumados.

LA PESTE R US

Igualmente, las recientes y poderosas técnicas de secuenciación de ADN, capaces de secuenciar y luego poner en orden las secuencias de millones de fragmentos de ADN, han sido fundamentales para conseguir este descubrimiento, que se publica en la revista Nature. Estas técnicas de secuenciación están particularmente bien adaptadas para secuenciar ADN proveniente de restos antiguos, que se encuentra muy fragmentado debido a la degradación producida por el tiempo.

Tras obtener la secuencia completa del genoma de Yersinia pestis, los investigadores esperaban encontrar las razones que explicasen la extraordinaria virulencia de microorganismo. Quizá mutaciones en uno o varios genes fueran las responsables de tanta muerte y miseria humanas. Sin embargo, no ha sido así. No se ha encontrado en el genoma de Yersinia nada que permita explicar la impresionante virulencia de la epidemia de peste que causó.

¿Cuál fue entonces la causa de tan elevadas tasas de mortalidad, nunca vista en la historia de la humanidad?

Los resultados de estas investigaciones ven reforzada idea de que fueron las condiciones económicas y sociales de la época las que espolearon la mortalidad. La falta de higiene, la mala alimentación, que afecta de manera importante a nuestro sistema inmunitario para hacer frente a las enfermedades infecciosas y, posiblemente, un periodo de cambio climático, asociado a inviernos particularmente fríos, que es también un factor debilitante de las defensas, son las causas más probables de la horrible epidemia.

¿Qué podemos aprender entonces de estos nuevos datos? La lección más importante es que las epidemias no solo pueden surgir por mutaciones en los microorganismos, sino por mutaciones nuestra propia actitud, nuestros hábitos, o nuestras ideas. Se observa hoy un incremento de los casos de sarampión. El incremento no obedece a ningún cambio que el virus de esta enfermedad haya sufrido, sino a la negativa de algunos padres a vacunar a sus hijos, posiblemente por una falsa percepción del riesgo de administrar la vacuna. Esta falsa idea es, pues, la causa del incremento de casos de sarampión, no el virus propiamente dicho. Una buena información y una actitud correcta frente a los microorganismos se revela hoy también como un factor importante para frenar su progreso.

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
33,5 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Fernando de Bayon Mecenas

Manuel Torres Sevilla Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la ciencia” Mecenas

Daniel César Román Mecenas

Eva Morales Galindo
Mecenas

Sergio Requena
“!Muchos abrazos! ¿Qué os parece hacer un programa sobre el deporte de la escalada en clave científica?”
Mecenas

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete Porta
Mecenas

David Valentín Puertas de la Plaza
Mecenas

Sebastián Ulises Abdel Aguiar
Mecenas

Susana Larrucea Mecenas

José Luis Orive Anda
“Agradecimiento” Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rubén Barrante
Mecenas

Diego Jesús Rosa Gil
“Muchas gracias por vuestros programas*
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
“Ni el ERTE, ni pagar a hacienda ha evitado mi humilde donativo para agradeceros el conocimiento que ofrecéis.”
Mecenas

JMiguel Zubillaga Veramend
Mecenas

Juan Luis Jimeno Higuero
Mecenas

Marlon Laguna
Mecenas

Rosangel Tejeda Mecenas

Anónimo
“Reciban saludos y gratitud enviados desde México. Gracias por su continuado esfuerzo.”
Mecenas

Luis Fernando García Álvarez Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
“Gracias por vuestro trabajo” Mecenas

Daniel Pérez Alonso Mecenas

Ricardo Sacristán Laso
Mecenas

Jorge Olalla
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Montserrat Pérez González
Mecenas

Federico Roviralta Pena
Mecenas

Benjamín Toral Fernández
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando Cienciaes”
Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguir, por favor.”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Antonio Castro Casal
Mecenas

Daniel César Román Sáez
Mecenas

Miguel García Cordero
“Gracias por tanta horas de conocimiento y entretenimiento. No tengo palabras para agradeceros la dedicación y el esfuerzo que hacéis por mantener este proyecto. Me uno al grupo de amigos que colaboran a conseguirlo. Un fuerte abrazo a todos y en especial a ti Ángel.”
Mecenas

Javier Martin Ona
Mecenas

Carolina Ledesma Prieto
“Gracias por el trabajo que hacen”
Mecenas

Claudio Leon Delgado
Mecenas

José María Aritzeta Iraola
“Muchas gracias por enseñar y entretener. Me hacéis pasar muy buenos momentos”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page