Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Los sorprendentes beneficios de una vieja vacuna.

Vacuna BCG - Quilo de Ciencia podcast - CienciaEs.com

Como el incurable ingenuo que soy, aún sigo sorprendiéndome cuando compruebo que muchas personas viven de espaldas a la ciencia. No me refiero aquí a que crean que la ciencia no puede ofrecer respuestas a las cuestiones fundamentales de la existencia humana (que sí puede, aunque las que ofrece no resulten agradables y sea necesario mucho esfuerzo para entenderlas), sino a que viven de espaldas incluso a los beneficios demostrados de la ciencia.

Es el caso de las muchas personas que han dejado de creer o nunca han creído en la eficacia de las vacunas, lo que ha causado un repunte de enfermedades que se creían superadas.

Por esta razón, empeñado aún también en creer que lo que escribo puede servir para algo, deseo hablar hoy de los insospechados beneficios descubiertos para una de las vacunas más viejas del mundo: la de la tuberculosis. Esta vacuna fue inventada por el médico francés Albert Calmette y su asistente Camille Guérin a principios del siglo XX.

La vacuna consta de un bacilo vivo que es el causante de la tuberculosis bovina. Este bacilo es tan virulento como el humano y causa tuberculosis grave tanto en humanos como en los animales bovinos. Sin embargo, Calmette y Guérin se propusieron cultivar el bacilo en el laboratorio, en diversas condiciones, para intentar conseguir variedades menos virulentas que pudieran ser utilizadas como vacunas. Encontraron que el bacilo podía ser cultivado en una especie de sopa a base de patata y de glicerina, en la cual perdía parte de su virulencia. Tras subcultivar el bacilo 239 veces y analizar sus propiedades virulentas durante trece años, seleccionando progresivamente los bacilos menos virulentos, Calmette y Guérin consiguieron la variedad de bacilo que lleva su nombre (con las iniciales: BCG), el cual es mucho menos virulento que el original y ha sido empleado como vacuna contra la tuberculosis en cientos de millones de personas en el mundo.

La eficacia de esta vacuna contra la tuberculosis meningítica es muy alta, pero no lo es tanto contra la tuberculosis pulmonar. No obstante, la vacuna ha sido continuamente utilizada desde 1921. Es la vacuna más antigua que aún se sigue empleando, a falta de otra más eficaz. Las vacunas más modernas rara vez incluyen organismos vivos, por muy atenuados en su virulencia que puedan ser, ya que siempre existe el riesgo de que esos organismos puedan recobrar por mutación su virulencia original y causar enfermedad. Por esta razón, las vacunas actuales constan de componentes moleculares inertes, aislados de un microrganismo, contra los que el sistema inmune reacciona y genera protección contra el microrganismo completo. La vacuna BCG es una excepción.

Tal vez por ser excepcional, la comunidad científica en esos últimos años ha estado interesada en estudiar más de cerca la salud de las personas vacunadas con el bacilo BCG. Lo que se ha descubierto resulta sorprendente y no solo atañe a la protección que la vacuna confiere contra las diversas formas de tuberculosis, sino a otros insospechados beneficios para la salud.

Podemos comenzar con el impresionante descubrimiento de que las personas que sufrían de tuberculosis tenían menor incidencia de cáncer. Esto condujo a otro descubrimiento, que la vacuna resulta bastante eficaz para luchar contra el cáncer de vejiga y hoy más de tres millones de pacientes de este tipo de cáncer han sido tratados con éxito con inyecciones directas de esta vacuna en la vejiga, que se han empleado desde 1977. Esta vacuna supone, por tanto, una de las primeras estrategias de inmunoterapia contra el cáncer empleadas. Aún no se conocen con certeza los mecanismos por los que funciona. Se cree, no obstante, que el hecho de que la vacuna contenga un organismo vivo estimula al sistema inmune de formas que las vacunas que solo están compuestas por moléculas inertes no pueden lograr.

La vacuna BCG produce también beneficios frente a enfermedades alérgicas y autoinmunes. Entre las primeras tenemos el asma, una enfermedad que puede conducir en ocasiones a la muerte. Pues bien, los vacunados con BCG son protegidos del desarrollo de asma y también de otras enfermedades alérgicas. La razón de este efecto es mejor comprendida y está relacionada con el desarrollo del sistema inmunitario en la infancia, que puede verse afectado negativamente en ambientes con bajos niveles de microrganismos, es decir, higiénicos en exceso. Es lo que se ha llamado la “hipótesis de la higiene” que intenta explicar el claro aumento de las alergias de estos últimos años en los países desarrollados. Al parecer, un exceso de higiene produce efectos indeseados en el sistema inmune, el cual, falto de amenazas reales, reacciona de forma inadecuada frente a estímulos inocuos, como granos de polen. La vacuna BCG, al estar formada por un microrganismo vivo, “educaría” correctamente al sistema inmunitario en desarrollo e impediría que este invirtiera energía innecesaria en luchar contra enemigos inexistentes.

Un similar efecto protector de la vacuna se ha observado frente a las enfermedades autoinmunitarias, en las que el sistema inmunitario comete el grave error de atacar a células del propio organismo, confundiéndolas con enemigos. Entre esas enfermedades se encuentran algunas de la gravedad de la esclerosis múltiple y también la diabetes mellitus de tipo 1, enfermedad causada por el ataque del sistema inmunitario a las células beta del páncreas productoras de insulina. La eliminación de estas células conduce a la imposibilidad de fabricar insulina y, por consiguiente, a la diabetes.

Los anteriormente mencionados no son los únicos efectos beneficiosos de esta sorprendente vacuna. La investigación continúa y promete revelarnos interesantes secretos sobre el funcionamiento del sistema inmunitario y su relación con el cáncer y otras enfermedades. Como en tantas otras ocasiones parece cuestión de magia, pero es solo cuestión de pura ciencia.

Referencias:
Hashizume A. el al (2018). Enhanced expression of PD-L1 in non-muscle-invasive bladder cancer after treatment with Bacillus Calmette-Guérin. Oncotarget. 2018 Sep 25;9(75):34066-34078. doi: 10.18632/oncotarget.26122. (2) BCG, il peut en fait tout soigner. Science et vie 1214.

Más información en el Blog de Jorge Laborda.

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VIII. Jorge Laborda

Matrix de la homeopatía

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
30.567.185 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Jacobo Castilla Vázquez
Nuevo Mecenas

Anónimo
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Eulogio González Moreno
“Me encantan vuestros programas. Intento que mis hijos se aficionen a ellos pero de momento se resisten. . . No me rindo, jajaja”
Mecenas

Jesús Hermosilla Dupuy
Mecenas

Raul Martínez Cristóbal
Mecenas

Abner Castro
Nuevo Mecenas

Francisco Javier Armendáriz Ferre
“Por “Hablando con Científicos” y el resto de personas que hacéis Cienciaes.”
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

Cristian Jaure
Mecenas

Anónimo
“La verdad os hará libres” y en la ciencia encontraremos mucha verdad. ¡Gracias por continuar con el esfuerzo!
Mecenas

Armando González
Nuevo Mecenas

Rubén del Cura
Nuevo Mecenas

Jacob Hughey
“Muchas gracias por los podcasts, sobre todo Ciencia Fresca, que me encantan la conversación y la ausencia de la música ambiental.”
Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rosa Lencero
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad, gracias por vuestro trabajo.*
Mecenas

Alejandro Medina Vivanco
Mecenas

James Feng
“Empecé a escuchar tu podcast como un auxilio para mi aprendizaje de la lengua española. Me ha impresionado la calidad de los programas. Keep up the good work!
Mecenas

Enrique Alba Vázquez
“Desde que os descubrí hace unos meses, me duermo y despierto con vosotros. No nos abandonéis.”
Mecenas

Rafael López
Nuevo Mecenas

Diego Pereira de Oliveira
“Gracias por divulgar la ciencia :).”
Mecenas

Jurate Kazlauskaite
“Gracias por divulgar la ciencia :).”
Mecenas

Adolfo Baquiano.
“Estuve un tiempo sin poder escucharos, pero este año.. ¡he vuelto!. Ánimo y mucha suerte.”
Mecenas

RandomUsername-7K
Mecenas

Santiago Querol Verdú
Mecenas

Anónimo
“Divulgad ciencia amigos, divulgad contra viento y marea.”
Mecenas

Daniel Murillo Flores
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

J R Theobald
Mecenas

Miguel de la Sierra.
Nuevo Mecenas

Luis Miguel Meso Gómez
Mecenas

Kogyo
Mecenas
(Hiratsuka shi, Japón)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page