Cienciaes.com

Ulises y la Ciencia podcast cienciaes.com suscripción

Ulises y la Ciencia

Desde abril de 1995, el profesor Ulises nos ha ido contando los fundamentos de la ciencia. Inspirado por las aventuras de su ilustre antepasado, el protagonista de la Odisea, la voz de Ulises nos invita a visitar mundos fascinantes, sólo comprendidos a la luz de los avances científicos. Con un lenguaje sencillo pero de forma rigurosa, quincenalmente nos cuenta una historia. Un guión de Ángel Rodríguez Lozano.

San Memorín Bendito y la memoria de la mosca.

San Memorín Bendito y la memoria de la mosca. Podcast Ulises y la Ciencia - Cienciaes.com

Estamos a las puertas de las Fiestas Navideñas y, por estos lugares al menos, suele ser costumbre preparar una suculenta cena en familia, un reto nada fácil de afrontar, por cierto. A la elaboración del menú, suele añadirse la elaboración de una larga lista de ingredientes que hay que conseguir a buen precio en el mercado de turno. Lo malo es que todos quieren hacer lo mismo y la compra se convierte en una prueba no exenta de riesgo. Si, además, como suele ocurrir, olvidamos algo, tenemos que volver. Lo mejor es apuntarse bien todo antes de salir y, si no tenemos con qué apuntarlo, rezar para que la memoria no nos juegue una mala pasada. Hay quien no duda a encomendarse a San Memorín Bendito, como hoy nos cuenta Ulises en el programa. El personaje que nos presenta es una excusa estupenda para hablar de la memoria, una facultad que, por cierto, no sólo tenemos nosotros. Como complemento, hablaremos de la memoria de las moscas, con Don Alberto Pascual, investigador del CSIC.

Cómo estudiar el cerebro

Hay muchas formas de estudiar el cerebro. Una consiste en considerarlo como una caja negra en la que observamos lo que entra y lo que sale, sin importarnos lo que hay dentro. Algo así como lo que hacemos al sacar café de una máquina automática. Introducimos las monedas, presionamos algunos botones y, tras unos instantes de espera, vemos como cae el vaso y sale el café. Nada sabemos sobre el camino seguido por las monedas, las corrientes eléctricas o los mecanismos de su interior, pero hemos aprendido a asociar cada botón con un resultado. Algunas de las funciones cerebrales, como la memoria, por ejemplo, pueden ser analizadas de la misma manera.

A modo de ilustración les invito a hacer un experimento: Hagan una lista de objetos comunes, aparentemente inconexo, como por ejemplo un libro, cuadro, fútbol, cerveza, sombrero, lluvia… en fin, los que quieran. Háganla bastante larga, de 25 objetos por lo menos y luego pidan a alguien que intente memorizarla. Al leer la lista intentando retener el mayor número de nombres posibles estamos actuando como al introducir las monedas de la máquina del café. Dentro de su cabeza están teniendo lugar procesos químicos, eléctricos y biológicos de los que no sabemos nada…. Después de unos momentos, intenten recordar los objetos de la lista. Con un poco de suerte, si consigue recordar entre cinco y 10 de ellos estarán por encima de la media.

Apartir del estudio de situaciones como esta se llega a ciertas conclusiones interesantes. Una de ellas es que el cerebro asocia cuanto le llega de forma automática. Cualquier estímulo procedente del exterior es comparado con experiencias previamente almacenadas y, si no interesa, lo rechaza. Y ustedes se preguntarán… ¿Para qué puede ser útil saber una cosa así? Pues, por ejemplo, para mejorar el resultado del experimento que acabamos de realizar.

Veamos cómo. Intente memorizar la lista pero, esta vez, asociando cada objeto con una situación conocida. Por ejemplo: Imagínese que está sentado en el comedor de su casa leyendo un libro mientras toma una cerveza con unas patatas fritas libro, cerveza y patatas están en la lista, piense que en la pared hay un cuadro con un barco y que en el televisor aparece un policía con sombrero -cuadro, barco, policía y sombrero también están en la lista…. Así podemos ir asociando mentalmente cada objeto con una situación y, de esta forma, facilitamos la labor de grabación y recuperación de datos del cerebro. Ya lo ven, basta con utilizar esta técnica para recordar muchas más cosas de la lista, ¡sin la necesidad de recurrir a San Memorín Bendito!

Otra posibilidad de estudio de la actividad cerebral consiste en abrir y mirar. En este caso existe toda una serie de técnicas modernas que permiten analizar lo que ocurre en el interior del cerebro, sin la intervención del bisturí, por supuesto. Son procedimientos que detectan las corrientes eléctricas que recorren la masa encefálica, el flujo sanguíneo en zonas determinadas, el consumo de glucosa por parte de las células o las reacciones de los átomos que lo componen ante los campos magnéticos. Toda esta serie de complejas técnicas permiten averiguar qué parte del cerebro se pone en funcionamiento cuando recordamos algo o realizamos cualquier otra actividad mental. Pero aún con todas esas técnicas, lo más que puede hacerse actualmente es determinar una zona de actividad. Sólo una apreciación a bulto, insuficiente para seguir los intrincados caminos del pensamiento humano.

La memoria es un ejemplo elocuente de lo complejo que es el sistema cerebral. Las investigaciones han logrado averiguar que ni está localizada en una zona concreta ni existe una sola clase de memoria. Por ejemplo, los sucesos del presente se almacenan en una memoria a corto plazo que está situada en una zona llamada Hipocampo y en las Amígadalas cerebrales que son unas formaciones en forma de almendra que hay en su interior. Existe otra memoria asociada con la planificación de movimientos corporales y ésa se encuentra en las zonas frontal y parietal, al frente y arriba del cerebro. Los recuerdos antiguos pertenecen a la memoria a largo plazo que está ligada a los lóbulos temporales, situados a los lados… Total que si pusiéramos marcas, estarían repartidas por toda la masa cerebral. Con razón, se dice que la memoria es un fantasma esquivo.

Para determinar el lugar que corresponde a cada clase de memoria, los investigadores se apoyan también en personas que por accidente o enfermedad han sufrido lesiones en algunas zonas del cerebro. Son lesiones que producen efectos sorprendentes. Existen pacientes incapaces de fijar nuevos recuerdos y, sin embargo, rememoran sin dificultad hechos de su infancia. A uno de estos pacientes, se le comunicó la muerte de un familiar querido y lloró desconsoladamente. Al día siguiente lo había olvidado, se le dio de nuevo la noticia y volvió a llorar con idéntica pena. Y así lo hace cada vez que se le comenta el caso. Todo porque en algún lugar del cerebro, se rompió el sutil equilibrio que une a los cien mil millones de neuronas que lo forman. Un equilibrio que hace de nosotros unos seres curiosos, con una insaciable capacidad de aprender del mundo que nos rodea.

Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
Desde que levantamos el vuelo, en 2009,
gracias a vuestras donaciones, hemos servido 21.834.650 audios.
Ayúdanos a continuar durante 2017.

Botón de donación

Agradecemos la donación de:

Ignacio Díaz Carmona
“Gracias por tantas y tantas horas de divulgación tan entretenida”
(Madrid)

Pedro Alberto Enriquez Palma
(Logroño, La Rioja)

Paul Vincelli
(Lexington, KY, Estados Unidos)

Roberto Selva
“Seguid divulgando. Muchas gracias.”
(Alicante)

Juan Antonio Cuadro Espada
“Por divulgar la buena ciencia”
(Sevilla)

Ronal Ramírez
“Muchas gracias por su trabajo. Un abrazo desde Bogotá”
(Colombia)

Eduardo Torres Fajardo
(Morelia, México)

Francisco Maluenda de los Santos
“Para la divulgación de la Ciencia”
(Carcaixent, Valencia)

Tino Piñeiro
(Donostia, Guipuzcoa)

José Luis Montalbán Recio
(Paracuellos del Jarama, Madrid)

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Carlos Massaguer Riera
(Villanueva del Pardillo, Madrid)

César García Herrero
“Muchas gracias, Ángel, por tus programas!!!”
(Madrid)

Rafael Florenciano Sánchez
(Murcia)

Luis González López
“Hacéis un trabajo excelente, muchas gracias y no dejéis de hacerlo. Buena Ciencia.”
(Sevilla)

Anónimo
(Geneve, Suiza)

Fco. Javier Jiménez Iturbide
“Donación a cienciaes.com”
(Rivas Vaciamadrid, Madrid)

Vicente Garcia
(Puzol, Valencia)

Alejandro Espituñal Enríquez
“Sigan cultivando la curiosidad y el conocimiento”
(Juarez, Chihuahua, México)

José María López Rodríguez
“Gracias por vuestro trabajo, perdonad por no poder ayudaros con mas. Animo y seguid asi.”
(Aldeatejada, Salamanca)

Antonio Ramos Muñoz
“Gracias por vuestro trabajo, me encanta escucharos mientras paso los días enteros, solo, trabajando la tierra.”
(Manchita, Badajoz)

Carlos Minafo
“Hablando con científicos”
(Buenos Aires, Argentina)

Claudio Fernández
“Enhorabuena por vuestro trabajo. Llevo años escuchando vuestros podcast.”
(Madrid)

Tommaso Rongoni
“Me gustaría poder aportar más. Haceis un trabajo fabuloso, ojalá podáis seguir muchos años!”
(Como, Italia)

Guillermo Montero Carranza
“Tienes razón. Hay que donar para mantener viva la buena labor que hacéis.”
(Jerez de la Frontera, Cadiz)

Diego Junquera Méndez
“Ayuda, colaboración, agradecimiento.”
(Santa Cruz de Tenerife)

Anónimo
(Alicante)

Ayoze Marrero Ramos
“Me encanta vuestra radio y todos los programas que ponen, siempre me dan horas de puro entretenimiento educativo. En proyectos así es donde habría que invertir realmente. Muchísimas gracias por vuestro trabajo.”
(Santa Cruz de Tenerife)

Fausto Carlos Alvarez Campos

Leon Torres
“Estas vacaciones CienciaEs.com nos acompañó en cada viaje y en cada momento de relajación. Disfrutamos mucho todos los programas que descargamos y ya no estamos preparando para escucharlos cada día en los viajes en colectivos por Buenos Aires de camino al trabajo o a la universidad. ¡Muy buena ciencia a todo el equipo!”
(Ciudad de Buenos Aires, Argentina)

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page