Cienciaes.com

Ciencia y Genios podcast cienciaes.com suscripción

Ciencia y genios

Las mentes más claras de la historia han ido tejiendo poco a poco la intrincada tela de araña del conocimiento científico. De aquellos y aquellas que destacaron por encima de otros hablamos aquí. Con una frecuencia quincenal, les ofreceremos la biografía de un gran sabio escrita por varios autores. Todas ellas se van sumando a nuestro podcast Ciencia y Genios.

Tales de Mileto y su alargada sombra.

Tales de Mileto - Ciencia y Genios - Cienciaes.com

Tales nació en Mileto en el año 624 a.C., no se sabe muy bien cuanto vivió pero las distintas referencias a su edad coinciden en que, probablemente, superó los ochenta años. Fue filósofo, matemático y también participó en la vida política de su tiempo. Como filósofo, fue uno de los primeros en buscar el origen de todo lo que existe. Su idea principal nos la transmitió Aristóteles en su tratado sobre Metafísica. “Tales de Mileto – escribe Aristóteles – pensaba que el agua era la base de todas las cosas.”. Como matemático han trascendido muchas cosas de él, hasta el punto que se dice que fue el creador de la geometría, de hecho, el Teorema de Tales ocupa un puesto de honor en los libros de matemáticas e ingeniería en la actualidad.

Platón y Tales.

Ninguna obra escrita por Tales ha llegado hasta nosotros, pero su fama fue creciendo con los años y, como siempre sucede, con el fluir del tiempo, su verdadera historia se fue mezclando con los mitos. Muchos filósofos, historiadores y literatos han hablado de Tales de Mileto. Una de las referencias más conocidas nos ha llegado por obra de Platón y ha servido de inspiración a Tomás Pedraza, autor de la biografía de Tales que les ofrecemos hoy en Ciencia y Genios.

En su diálogo dedicado a Teeteto (Theaetetus) Platón pone en boca de Sócrates la siguiente anécdota:

SOCRATES: Cuéntase, Teodoro, que, ocupado Tales en la astronomía y mirando a lo alto, cayó un día en un pozo y que una sirvienta de Tracia, de espíritu alegre y burlón, se rió de él diciendo que quería saber lo que pasaba en el cielo y que se olvidaba de lo que tenía delante de sí y a sus pies. “

Teeteto es uno de los Diálogos que Platón escribió durante la última etapa de su vida, casi dos siglos después de la muerte de Tales. No obstante, nadie duda de que el filósofo tuvo a su alcance obras de Tales, o de sus contemporáneos, que han llegado hasta nosotros.

Herodoto y Tales

Entre las obras que seguramente tuvo Platón en sus manos, y que han sobrevivido, están los Nueve Libros de Historia que escribió el historiador Herodoto de Halicarnaso (484 – 425 a. C). En el primero de sus libros, Herodoto menciona al sabio de Mileto con el nombre de Tales Milesio. He aquí una traducción del texto:

“ … se originó entre Lydios y bledos una guerra que duró cinco años, en cuyo tiempo la victoria se declaró alternativamente por unos y otros. En las diferentes batallas que se dieron, hubo una nocturna en el año sexto de la guerra que ambas naciones proseguían con igual suceso, porque en medio de la batalla misma se les convirtió el día repentinamente en noche; mutación que Tales Milesio había predicho a los Jonios, fijando el término de ella en aquel año mismo en que sucedió. Entonces Lydios y Medos, viendo el día convertido en noche, no solo dejaron la batalla comenzada, sino que tanto los unos como los otros se apresuraron a poner fin a sus discordias con un tratado de paz …”

En otro pasaje del mismo libro, Herodoto cuenta una segunda historia que también tiene a Tales como protagonista.

“… Irritado Creso contra el proceder de Cyro, envió primero a saber de los oráculos si sería bien emprender la guerra contra los Persas; y persuadido de que la respuesta capciosa que le dieron era favorable a sus intentos, emprendió después aquella expedición contra una provincia persa. Luego que llegó Creso al río Halys, pasó su ejército por los puentes que, según mi opinión, allí mismo había, a pesar de que los Griegos refieren que fue Tales Milesio quien le facilitó el modo de pasarlo, porque dicen que no sabiendo Creso cómo haría para que pasasen sus tropas a la otra parte del río, por no existir entonces los puentes que hay ahora, Tales, que se hallaba en el campo, le dio un expediente para que el río que corría a la siniestra del ejército corriese también a la derecha. Dicen que por más arriba de los reales hizo abrir un cauce profundo, que en forma de semicírculo cogiese al ejército por las espaldas, y que así extrajo una parte del agua, y volvió a introducirla en el río por más abajo del campo, con lo cual, formándose dos corrientes, quedaron ambas igualmente vadeables; y aun quieren algunos que la madre antigua quedase del todo seca, con lo que yo no me conformo, porque entonces ¿cómo hubieran podido repasar el río cuando estuviesen de vuelta? …”

Ya lo ven, el propio Herodoto expresa sus dudas sobre lo sucedido en realidad, no obstante, deja constancia de cómo los griegos admiraban los conocimientos y la habilidad de Tales a la hora de afrontar problemas prácticos.

Aristóteles y Tales

Aristóteles ((384 – 322 a. C.) no sólo nos dejó constancia de las ideas filosóficas de Tales, también comentó una de sus acciones más sonadas. En su obra “Política” el filósofo escribe:

Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quíos; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea éste el objeto de su atención.

Diógenes Laertius y otros

Otro de los éxitos que se atribuyen a Tales es el cálculo de la altura de las grandes pirámides de Egipto. Son varios los autores de la antigüedad que lo afirman: Diógenes Laertius, escritor del siglo II d.C., cita Hieronymus, un alumno de Aristóteles:

Hieronymus dice que [Tales] logró medir la altura de las pirámides observando la longitud de su sombra en el mismo momento en el que la sombra de un hombre es igual a su altura.

La genialidad de esta observación se ve superada por la descripción que hace Plutarco (46 – 122 d.C) de la misma historia:

… colocó una estaca en el extremo de la sombra del vértice superior de la pirámide, así, construyendo dos triángulos con los rayos del Sol, demostró que la razón entre la altura de la pirámide y la estaca es la misma que la razón entre sus respectivas sombras.

Con esta observación, ni siquiera es necesario que la altura coincida con la longitud de la sombra y deja constancia de lo que le daría fama hasta hoy al filósofo y matemático griego: El Teorema de Tales.

Les invito a escuchar la biografía de Tales de Mileto. Un guión radiofónico de Tomás Pedraza, con las voces de Raquel Ubàguls, Tomás Pedraza, Angel Rodríguez y Rosa Lencero. Realización y montaje musical de Angel Rodríguez Lozano para Cienciaes.com.


Botón de donación

En enero hemos servido 327.716 audios y hemos recibido sólamente 16 donaciones. Colabore con nosotros para que podamos continuar. Gracias.

Colabore con cienciaes.com

———- O ———-


13.941.992
audios servidos desde 2009.

———- O ———-

Agradecemos la donación de:

José Casanova Gascón
“Apoyo Cienciaes. Cuesta diferenciar lo gratis de lo voluntario. Lo siento.”
(Huesca)

Víctor Asenjo Díaz
“Gracias por vuestros esfuerzos para divulgar la ciencia”
(Rivas Vaciamadrid, Madrid)

Pedro Rodríguez Castellón
(Collsacreu, Barcelona)

María Eugenia Cuecuecha Juárez
“Saludos desde México, gracias por hacer agradable el transporte diario.”
(Iztacalco, México)

Jorge Ramón
“Apoyar la obra cientifica”
(Aurora, Costa Rica)

Raúl Piedra Castro
“Me gusta aprender de forma fácil y su trabajo es estupendo. Les oigo cada semana y es justo que colabore con ustedes.”
(Alcalá de Henares, Madrid)

César Higuero Garrido
(Bilbao, Vizcaya)

Enrique García Pena
“Lo que nos aportan no tiene precio. Muchas Gracias.”

Batiste Andreu Martínez Climent

Juan José Narvaez Rueda
“Cuando a diario salgo a caminar para superar mi enfermedad siempre me acompañan vuestros podcast. Gracias amigos.”
(La Linea de la Concepción, Cadiz)

Juan Manuel Torres Corral

Juan Barez García
“¡No nos dejéis!”
(Granada)

Marina Murcia Frutos
“Gracias por vuestra labor de difusión científica”
(Murcia)

Santiago Peña Fernández
“Ojalá hubiera más gente como vosotros y ojalá supiéramos valoraros. Muchísimas gracias por todo lo que hacéis para nosotros.
(Madrid)

Carlos Fernández Ruiz
“Mucho animo, siempre cuento que dos años despues de irse usted de radio nacional, su programa seguia siendo el podcast más descargado”
(Madrid)

Antonio Serrano Soriano
_(San Lorenzo de El Escorial, Madrid)

Pello Mugarza Martínez
“Eskerrik asko. Segi lanean.”
(Mallabia, Vizcaya)

Bernabé León García
“Sigan creando pasión por la ciencia.”
(Miranda de Ebro, Burgos)

Roberto Gutierrez
“Sostener los podcast de cienciaes”
(Zumaia, Guipuzcoa)

Raul Tijerina Rosales
“Sigan divulgando la ciencia al mundo”
(Nayarit, México)

Francisco Cristobal Garcia Delgado
(Manilva, Malaga)

*Pablo Coronado Sorozabal *
(Valladolid)

Luis Garrido
“Apoyo económico”
(Mollet del Valles, Barcelona)

César García Herrero
“Muuuchas gracias CienciaEs”
(Madrid)

David Lozano
“Os escucho mucho (www.ahorroy.com)”
(Alcorcón, Madrid)

Francisco Javier Martin Muñoz
“Apoyo al mantenimiento de Cienciaes. Grandísimo proyecto. Enhorabuena, espero oíros por muchos años.”
(Gabias, Granada)

David Marquez
(Clermont, FL, Estados Unidos)

Aurelio Javier Herranz Martín
(Madrid)

Víctor Manuel Batista Hernández
(Arucas, Las Palmas)

Luis Ángel Caballero Armenteros
(Bilbao, Vizcaya)

Alvaro Aparisi Ortuño
“Espero que esta pequeña colaboración les ayude de algún modo a continuar con el magnífico trabajo que están realizando, saludos y les escucho pronto.”
(Callosa de segura, Alicante)

Javier Rodríguez Cano
(Tarragona)

Enrique del Río Ruiz
(Berango, Bizkaia)

Fulgencio Benzal Baños
“Gracias por estar ahí. Seguid así.”
(Torre Pacheco, Murcia)

José J Pérez Aroca
(Madrid)

Florencio Galán Zamorano
“Un granito de arena para una gran labor. Gracias”
(Madrid)

José Cruz Benito
(Humanes de Madrid)

Vicent Pelechano García
“Ayuda a proyecto Cienciaes”
(Algemesí, Valencia)

Ana María Cancer Gerhold

Julián Rojo Nájera
“¡Que sigais tan bien!”
(Gijón, Asturias)

Fabian De Saa Misa

José Marzo Garcia
“Espero que estéis muchos años haciéndonos disfrutar con vuestra ciencia.”
_(Valencia):

Jorge Mugarra Ibarretxe
“Euskal Herritik, Aurrera CienciaEs.com !!!”
(Leioa, Vizcaya)

Juan A Herman Balaguer
“¡Seguid así!”
(Barcelona)

Fernando Cortina León
“Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero. Mucho ánimo a todos.”
(Sariego, Asturias)

Antonio Urquiza Angulo
“Apoyar un gran trabajo. Gracias por todo.”
(Laredo, Cantabria)

Miguel Angel Martínez Martínez
( Elche, Comunidad Valenciana)

Antonio Tribaldo Giron
(Picassent, Valencia)

Luis Alfredo Bernedo Vidal
“Animo a todos los oyentes a colaborar en el mantenimiento de esta magnífica plataforma para la difusión de la ciencia”
(Bilbao, Vizcaya)

Jon Artetxe Elortza
(Zarautz, Guipuzcoa)

Emilio Asensi Conejero
“Una pequeña ayuda para intentar seguir con el excelente trabajo que realizan.”
(Meyrin, Suiza)

Soto Francisco
“Muy agradecido por los gratos momentos que me han proporcionado, sigan con este trabajo”
(Paterna, Valencia)

Jorge Vendrell Pilsa
(Torrelodones, Madrid)

Juan Canales
(El Paso, USA)



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page