Cienciaes.com

Ciencia Nuestra de Cada Día podcast - cienciaes.com suscripción

Ciencia Nuestra de cada Día

La Naturaleza nos sorprende cada instante con multitud de fenómenos que despiertan nuestra curiosidad. La Ciencia Nuestra de Cada Día es un espacio en el que Ángel Rodríguez Lozano nos incita a mirar a nuestro alrededor y descubrir fenómenos cotidianos que tienen explicación a la luz de la ciencia.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo al recibir una descarga eléctrica?

Descarga eléctrica - Ciencia Nuestra de cada dia

Como complemento a lo explicado en el audio, ofrecemos aquí algunos datos que ilustran la interacción entre la corriente eléctrica y el cuerpo humano en casos concretos.

Hay varios factores que juegan un papel importante a la hora de valorar los efectos de una descarga eléctrica en el cuerpo humano: la cantidad de corriente que pasa por el cuerpo (se mide en amperios), el camino que sigue la corriente, el tiempo que dura la descarga, el voltaje, la presencia de humedad en el ambiente y el estado de salud de la persona afectada.

Los factores que entran en juego son muchos y es difícil especificar de forma exacta lo que puede suceder cuando una persona sufre una descarga concreta. Aunque usualmente oímos hablar de voltaje, lo correcto sería hablar de corriente eléctrica porque es la intensidad de la corriente, es decir, el flujo de electrones, la que pasa por el cuerpo de la persona que sufre un accidente eléctrico. La intensidad de la corriente se mide en amperios y depende de dos factores: el voltaje y la resistencia que ofrezcamos a la corriente.

Para ilustrar correctamente estos conceptos no tendremos más remedio que utilizar una fórmula, la más simple, ustedes disculpen. La fórmula para calcular la intensidad de corriente consiste en dividir el voltaje (en voltios) y la resistencia (en ohmios), es decir, I=V/R.

Cuando una persona toca un cable de corriente y tiene los pies en tierra, está ofreciendo un camino a la corriente a través de él o ella a tierra.

Una persona en ambiente seco y con la piel seca, ofrece una resistencia aproximada de 100.000 ohmios. Así pues, aplicando la fórmula, si toca un cable activo y tierra, lo atravesará una corriente de 220/100.000 que da 2,2 miliamperios, una descarga pequeña que produce un ligero cosquilleo o un calambre soportable. Sin embargo, estas condiciones pueden variar de forma drástica con la humedad.

Si la persona está sudando o mojada y sobre suelo húmedo, la resistencia se reduce muchísimo, puede bajar hasta los 1.000 ohmios. En ese caso la intensidad que la atravesará será muy alta: 220/1.000 da 220 miliamperios. Esta descarga es lo suficientemente alta como para producir dolor, parada respiratoria, contracciones musculares involuntarias y, en casos extremos, la muerte.

La enseñanza es clara: ¡no debemos jugar con la electricidad!. Y si no tenemos más remedio que trabajar con ella, debemos hacerlo con sumo cuidado, comprobando que la corriente ha sido cortada, aislándonos del suelo, evitando humedad, etc. Todas las precauciones son pocas.

He aquí unos datos aproximados que resumen los efectos del paso de la corriente eléctrica a través del cuerpo humano (salvando todas las peculiaridades mencionadas al principio). Son datos de corriente para un segundo de exposición. La corriente está en miliamperios (mA):

1 mA ……… Es el límite inferior de percepción. La sensación, si existe, es de un ligero hormigueo. No obstante, ya hemos visto con qué facilidad se puede aumentar la cantidad de corriente en condiciones de humedad. ¡Mucho cuidado!

5 mA ……… Se siente un ligero calambre, no es doloroso pero sí desagradable. No llega a producir contracciones musculares bruscas y podemos librarnos con facilidad.

Entre 6 y 30 mA …. Se produce un calambrazo doloroso con pérdida del control de los músculos.

Entre 50 y 250 mA…. Dolor fuerte, parada respiratoria, contracciones musculares severas, si estamos tocando un cable con la mano, los músculos contraerán los dedos involuntariamente y podemos quedar “pegados”. En casos extremos se puede producir la muerte.

Entre 1.000 y 4.300 mA… Fibrilación ventricular del corazón. Contracción muscular y daño de sistema nervioso. Muerte muy probable.

Corrientes más altas: Paro cardiaco, quemaduras graves y muerte casi segura.

Hablar de voltaje puede ser peligroso porque puede hacernos pensar que a voltajes pequeños no hay peligro de electrocución. No es así, lo importante es la corriente que atraviesa nuestro cuerpo y si la corriente es elevada podemos sufrir graves daños incluso con un voltaje de pequeña magnitud.

El tiempo que dura la descarga es muy importante. Si recibimos una descarga de 100 mA y quedamos “pegados” al cable activo, seguiremos recibiendo esa descarga segundo tras segundo. En tres segundos habremos recibido suficiente descarga como para hacer fibrilar el corazón.

Con voltajes de alta tensión el riesgo es mucho mayor porque la corriente que proporciona es muy alta y rompe rápidamente la barrera de la piel. Una vez que la corriente penetra por el interior del cuerpo se produce una bajada de la resistencia y un aumento rápido de la intensidad con efectos devastadores.

Conclusión: Cuidado con la corriente eléctrica, nunca es de fiar.

Otros programas de Cienciaes relacionados:

¿Por qué no se electrocutan los pájaros que se posan sobre los cables de alta tensión?

Referencias:

Corriente eléctrica: efectos al atravesar el organismo humano

Lessons in Electric Circuits

How Electrical Current Affects the Human Body


Botón de donación

En marzo hemos servido 467.018 audios. Necesitamos vuestras donaciones para continuar divulgando la Ciencia

Colabore con cienciaes.com

———- O ———-


14.654.728
audios servidos desde 2009.

———- O ———-

Agradecemos la donación de:

Pedro Antonio Lázaro Molinero
“Maravillosos todos los podcasts. Muchas gracias por vuestro trabajo y por vuestra generosidad.”
(Leganés, Madrid)

Javier Garcia Santos
“Gracias, disfruto mucho con los podcast. Saludos”
(Pinto, Madrid)

Iván Vilata
“Miles de gracias y mi enhorabuena por vuestra maravillosa labor, ¡seguid así!”
(Sagunt, Valencia)

David Arroyo Recio
“Ánimo y espero seguirles escuchando y aprendiendo por muchos años.”

Joaquim Hilari Horts

María Teresa Alejano Hernández
“Enhorabuena, lo hacéis genial.”

Israel Quintanilla Garcia
“Que sigáis difundiendo la ciencia, que es la base de la vida.”
(Valencia)

Anónimo
(México)

F Company Carretero
“Toda mi admiración por vuestra generosidad, bonhomía y saber. Muchísimas gracias”
(Valencia)

Alberto Peralta Ramos
“Radio Cienciaes”

Anónimo
“Gracias por tantos retos de entretenimiento…”
(Sevilla)

Juan Antonio Cuadro Espada
“Para que la divulgación de la ciencia continue”
(Sevilla, España)

José María Alcalá González
“Por fin puedo colaborar. Os escucho desde el principio y cada vez me gusta más. Un abrazo”
(Córdoba)

Germán Eduardo Nieto Paniagua
(Alcala de Henares, Madrid)

Morales Natalia
“Para contribuir a la divulgación científica”
(San José, Costa Rica)

Juan Miguel García Leiva
“Enhorabuena por tantos buenos podcast sobre ciencia”
(Cúllar Vega, Granada)

Pedro Macarrón Jiménez
(Aiguafreda, Barcelona)

Jamil Extremera Nedjar
(Madrid)

Deyhimi Chaman Jooy Ghahvehc
“Gracias desde Alemania. La Biblioteca de Alejandría se perdió pero vuestra obra se quedará para siempre en nuestra mente.”

Rufino Bayon Prieto
(Madrid)

David Menares
(Santiago, Chile)

Raul Carrillo Garrido
(Coslada, Madrid)

Juan Angel López Serrano
“Seguir divulgando CIENCIA a todo el mundo.”
(Alpedrete, Madrid)

Ahmed Daali Chaari
“Por la ciencia.”
(Durham, Estados Unidos)

Anónimo
“Un pequeño apoyo. Ojalá juntáramos tantas pequeñas ayudas como audios servidos.”
(México)

Ruben Bejarano Checa
(Madrid)

Enrique González González
“Gracias por vuestro trabajo.”
(Villanueva de la Cañada, Madrid)

Alejandro Arunga Navarro
(Madrid)

Javier Moreno
“Hacéis una labor muy importante. Gracias.”
(Martorell, Barcelona)

Ramón Baltasar de Bernardo Hernán

Angel Morillo Díaz
“Divulgar la Ciencia y la radio”
(Castuera, Badajoz)

José Roberto Rodríguez Amor
(Madrid)

Johnnie Husbands Luque
(Cali, Colombia)

Gretter Armas
(Figueres, Gerona)

Ramón Abelardo Fernández Bagues
(Rivas-Vaciamadrid, Madrid)

Juan José Alonso Sánchez
(Santa Pola, Alicante)

Francisco Maluenda de los Santos
(Carcaixent, Valencia)

Manuel Gómez Ballestero
“Felicidades por su trabajo.”
(Son Ferriol, Islas Baleares)

Mercy Agüero Paulino
(Santo Domingo, República Dominicana)

Manuel Carmona Mendieta
“Saludos desde Guadalajara Mexico. Me gustaría que en el programa Hablando con Cientificos, aborden el principal problema de la humanidad que es la sobrepoblacion. “

Ignasi Díaz Ferrando
“En agradecimiento por vuestro gran trabajo.”
(Valencia)

Anónimo
“Gracias por divulgar ciencia!!”
(San Diego, Estados Unidos)



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page