Cienciaes.com

Ciencia y Genios podcast cienciaes.com suscripción

Ciencia y genios

Las mentes más claras de la historia han ido tejiendo poco a poco la intrincada tela de araña del conocimiento científico. En cada programa del podcast Ciencia y Genios les ofreceremos la biografía de un gran sabio escrita por varios autores.

Las frustraciones de Edmund Halley.

Cometa y tránsito de Venus

Edmund Halley (1656-1742) fue un famoso astrónomo inglés cuyo nombre es recordado cada tres cuartos de siglo gracias al retorno del cometa más conocido de la historia. Independientemente de los avatares de su vida, descritos en la biografía que les invitamos a escuchar, su existencia estuvo marcada por dos grandes frustraciones: la observación del regreso del comenta de Halley, que él había predicho, y la observación del tránsito de Venus, que, según el astrónomo, serviría para conocer las dimensiones del Sistema Solar.

En 1682 un gran comenta surcó los cielos repartiendo temores entre los habitantes de la Tierra, que consideraban a estos cuerpos celestes como enviados del demonio. Edmund Halley lo observó y descubrió que sus características eran muy similares a las de otros cometas que habían cruzado el firmamento en 1607 y en 1531. Gracias a las teorías de Newton, que él mismo había luchado por dar a conocer, hizo una estimación de la órbita del cometa y, con los datos obtenidos, lanzó una predicción: "Volverá en 1757". Para ver cumplido su sueño tenía que haber vivido 102 años, uno más de lo calculado, porque el cometa, desviado por la influencia de Júpiter y Saturno, se presentó con retraso, el día de Navidad de 1758.

Poco podía imaginar el astrónomo inglés que, tres visitas más tarde, el cometa de Halley sería fotografiado, medido y analizado por toda una serie de ingenios espaciales: la sonda europea Giotto, las soviéticas Vega 1 y 2, , la Suisei (o PLANET-A), la Sakigake y la ISEE-3/ICE. Las imágenes enviadas revelaron que el cuerpo del cometa es un núcleo oscuro en forma de cacahuete de 15 km de largo, 7 km de ancho y 10 km de alto, tan liviano (0,3 g/cm³) que flotaría en el agua mejor que un trozo de madera.

Cuando la sonda Giotto se aproximó, de la superficie iluminada por el Sol emergían enormes chorros de gas que sembraban el vacío interplanetario de partículas cargadas de hielo, monóxido de carbono, metano, amoniaco, hidrocarburos, hierro y sodio. Cada segundo, 3 toneladas de desechos, que habían sido acumulados allí desde los principios del Sistema Solar, salían despedidos del comenta. El núcleo era tan negro como el carbón, lo que hizo pensar que estaba cubierto por una gruesa capa de polvo cósmico.

La segunda frustración de Edmund Halley tuvo su origen en la búsqueda de soluciones a uno de los grandes problemas de su época: el tamaño del Sistema Solar. Una vez conocidas las leyes que gobiernan el comportamiento de los cuerpos celestes, gracias Newton, faltaba por conocer el dato real de la distancia entre la Tierra y el Sol para completar la imagen. Halley había descrito detalladamente un método para averiguar esa distancia utilizando el fugaz eclipse que se produce al pasar Venus por delante del Sol: "el tránsito de Venus".

La idea de Halley se basaba en un fenómeno conocido como "paralaje". Es fácil de comprobar: coloque el dedo índice de la mano derecha frente a usted y cierre alternativamente el ojo izquierdo o el derecho. Observará que, cuando mira con el ojo derecho, el dedo oculta distintos objetos que al mirar con el izquierdo, cuanto más acerque el dedo, más evidente es el fenómeno. Bien, pues si medimos el ángulo que forman las dos líneas de visión, con unos cálculos relativamente sencillos, se puede calcular la distancia a la que está el dedo.

Halley propuso hacer lo mismo, pero utilizando a Venus en el momento en el que este planeta pasa por delante del Sol. La imagen del planeta es un pequeño punto negro que atraviesa el disco Solar en poco tiempo. Si los científicos observan el fenómeno desde dos o más puntos muy distantes de la superficie terrestre -equivale a verlo con ojos muy separados- , cada observador verá que Venus traza un recorrido distinto a través del disco solar. Los científicos pueden calcular el ángulo de visión midiendo el tiempo del tránsito. Esta diferencia, llamada paralaje de Venus, permite el cálculo de la distancia entre Venus y la Tierra, y, a partir de ahí, las distancias de los distintos cuerpos del Sistema Solar.

Desgraciadamente para Halley, los tránsitos de Venus suceden de forma muy curiosa. Lo normal es que exista un tránsito seguido de otro a los ocho años, pero luego no vuelve a haber otra pareja hasta 105 años y medio después. Halley habría tenido que sobrevivir hasta 1761 para verlo, no lo consiguió, pero logró demostrar que la ciencia, cuando hace predicciones, es mucho más fiable que la superchería.

Hoy, en Ciencia y Genios, les invitamos a escuchar la vida de Edmund Halley.


Botón de donación
Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
36,3 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Jairo Ospino Rodriguez
Mecenas

Rafa Castillejo
“Soy profesor de física y química en un instituto de enseñanza secundaria en Mijas Costa y este año he utilizado los podcasts de CienciaEs para que los alumnos hicieran exposiciones a sus compañeros sobre los temas que ellos elegían.”
Mecenas

Javier Gorriz Ortiz
Mecenas

Fidel Díaz Rodríguez
Mecenas

Anónimo
“Miles de gracias por el esfuerzo y felicitaciones a todos, en particular a la Dra Josefina Cano por sus doscientas aportaciones. Acepten un abrazo agradecido desde México.”
Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Eulogio González Moreno
“Encantado de apoyaros. Realizáis unos programas estupendos.”
Mecenas

Wendy Trollope
Mecenas

Angel Manuel García Martín
Mecenas

Mauro Mas
Mecenas a través de Patreon

María Elena García Martín
Mecenas a través de Patreon

Anónimo
“Agradecido por su esfuerzo, los saludo desde México.”
Mecenas

Pilar Soler
Mecenas

Francisco Javier Gallegos Casado
Mecenas

Daniel Faba Corral
Mecenas

Marcos López Montes
Mecenas

José Luis Moreno González
Mecenas

Alvaro Vallejo
“Muchísimas gracias por tan maravilloso trabajo de divulgación. Ustedes me acompañan varias horas al día, todos los días.”
Mecenas

Juan Gomez-Cuetara
“¡Una gran programa!!! Es de agradecer que deis difusión a lo que los científicos españoles están haciendo.”
Mecenas

Alfredo Diaz Miranda
“Mi profundo y sincero agradecimiento para todos en CienciaEs pero en especial para Angel Lozano y Jorge Laborda por la esmerada labor que realizan.”
Mecenas

Jorge Valencia Jiménez
Mecenas

Anónimo
“Tarde pero sin sueño, mis admirados divulgadores. Un abrazo agradecido desde el otro lado del Atlántico.”
Mecenas

María del Carmen Colodrero
Joaquín Méndez Colodrero
Mecenas

Carlos Fernández
Mecenas

Carlos Garcia Gutiérrez
Mecenas

Marian y Miguel Ángel
“Muchas gracias por tu trabajo. La Ciencia al alcance de todos.”
Mecenas

Carlos Serrano
“Un placer cooperar un poco con su proyecto. Buen trabajo!”
Mecenas

Francisco Javier Aguilar
Mecenas

Francisco J. García Pato
Mecenas

Jesús López Tapia
“Querido Ángel. Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Javier Olveira
“Gracias por seguir realizando divulgación de calidad.”
Mecenas

Sara Carrero
“Aprovecho para daros la enhorabuena por el espacio “Hablando con Científicos”, que me gusta especialmente.”
Mecenas

Mariano Redondo de la Villa
Mecenas

Javi Zumaia
“En plena era de la desinformación, vuestra labor dedicada a la divulgación científica no hace sino aportar un balón de oxígeno a todos los amantes de la ciencia.”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page