Cienciaes.com

Podcast Ciencia Fresca - CienciaEs.com suscripción

Ciencia Fresca

La ciencia no deja de asombrarnos con nuevos descubrimientos insospechados cada semana. En el podcast Ciencia Fresca, Jorge Laborda Fernández y Ángel Rodríguez Lozano discuten con amenidad y, al mismo tiempo, con profundidad, las noticias científicas más interesantes de los últimos días en diversas áreas de la ciencia. Un podcast que habla de la ciencia más fresca con una buena dosis de frescura.

Borofeno, acelerador cósmico y caquexia

Borofeno, cinturon de Van allen y obesidad - Ciencia Fresca podcast - Cienciaes.com

Hace casi 30 años, en 1985, se descubrió una estructura formada por 60 átomos de carbono que era similar en su forma a la de un antiguo balón de fútbol, formado por pentágonos y hexágonos cosidos entre sí. Seguro que si tiene una cierta edad, sabe a lo que nos referimos. A esta molécula se le denominó Fulereno, en honor a al arquitecto neofuturista Buckminster Fuller (1895-1983), puesto que su estructura es similar a las geodas que Fuller construía. Desde entonces, se han descubierto otros llamados alótropos del carbono, es decir, otras estructuras formadas exclusivamente por átomos de carbono. Son alótropos de carbono el diamante y el grafito, y también el grafeno y los nanotubos de carbono. Ahora, científicos de varias universidades chinas y norteamericanas publican en la revista Nature Chemistry que el boro, el elemento situado justo antes que el carbono en la tabla periódica de los elementos, es también capaz de formar un alótropo de estructura similar a la del Fulereno, pero de solo 40 átomos. Esta estructura posee 48 triángulos, cuatro heptágonos y dos hexágonos. El descubrimiento ha necesitado de complicadas simulaciones por ordenador y de la puesta en marcha de nuevos procedimientos experimentales, los cuales han permitido, primero, predecir que tal estructura era posible y, en segundo lugar, crearla en el laboratorio y determinar sus características físico-químicas (1).

Alrededor de la Tierra existen dos gigantescos donuts de radiación, denominados cinturones de Van Allen, que, desde su descubrimiento, en 1958, no han dejado de plantear preguntas sin respuesta a los científicos. En ambos cinturones, el campo magnético terrestre atrapa las partículas cargadas que proceden de Sol y de las profundidades del Cosmos, obligándolas a describir trayectorias espirales entre los polos magnéticos del planeta. El cinturón interior es relativamente estable, pero el exterior cambia constantemente de forma, tamaño y composición, de una manera que aún no hemos logrado entender. En 2012, la NASA envió dos satélites gemelos para estudiar los cinturones de radiación, las sondas Van Allen. Entre sus cometidos estaba descubrir por qué algunas de las partículas cargadas atrapadas en los cinturones se aceleran hasta alcanzar velocidades cercanas a las de la luz. El fenómeno indica que los cinturones de Van Allen se comportan como un inmenso acelerador de partículas de origen desconocido. Según un artículo escrito por el investigador Forrest Mozer y su equipo de la Universidad de California y publicado el 15 de Julio de 2014 en Physical Review Letters, las partículas se aceleran a tan altas velocidades en dos fases. Inicialmente, pulsos de campo eléctrico de corta duración impulsan a las partículas en la dirección paralela al campo magnético y, después, una clase de ondas electromagnéticas denominadas Whistlers les proporcionan un impulso final que las acelera a velocidades cercanas a las de la luz. (2)

Terminamos relatando una noticia que une los aparentemente alejados problemas de la obesidad y el cáncer. La obesidad está en parte relacionada con la falta de un tipo de tejido adiposo, denominado tejido adiposo marrón, diferente del tejido adiposo blanco, más familiar y que todos podemos observar en una loncha de tocino. El tejido adiposo blanco sirve de depósito de las grasas que luego son movilizadas para su utilización por el músculo esquelético o cardiaco, entre otros tipos celulares. Sin embargo, el tejido adiposo marrón sirve para quemar las grasas sin realizar trabajo útil con ello, sino solo generar calor. El tejido adiposo marrón es importante para mantener la temperatura corporal, sobre todo en los recién nacidos.
Hace poco, se descubrió un tercer tipo de célula adiposa, llamada adipocito beige. Este adipocito deriva de adipocitos blancos que pueden ser inducidos a convertirse en marrones, y dedicarse a quemar grasa para generar calor. Si se generan demasiados adipocitos beige, podemos entrar en un estado denominado caquexia, en el que las grasas se queman sin ton ni son e incluso se pierde masa muscular como consecuencia de ello. La caquexia es característica de numerosos tipos de cáncer y el 80% de los pacientes terminales de esta enfermedad sufren esta debilitante condición. Investigadores del Instituto de Investigación sobre el cáncer Dana Farber descubren que los tumores producen una proteína similar a la hormona paratiroidea que es capaz de inducir la transformación de adipocitos blancos en beige y generar caquexia. El bloqueo de esta proteína con un anticuerpo evita el desarrollo de caquexia en animales de laboratorio que sufren de cáncer. Estos descubrimientos, publicados en la revista Nature, abren la puerta a la posibilidad de poder evitar el desarrollo de la caquexia en pacientes de cáncer, lo que permitirá el mantenimiento de un estado fisiológico de mayor fortaleza corporal que posibilitará el empleo de tratamientos anticancerosos más agresivos. (3).

(1). Zhang et al. (2014). Observation of an all-boron fullerene.

(2) NASA’s Van Allen Probes Show How to Accelerate Electrons

(3). Kir s. Et al. Tumour-derived PTH-related protein triggers adipose tissue browning and cancer cachexia.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
34,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Armando J. Arratia
“Felicidades Angel por el magnífico trabajo que realizan.
No me pierdo ni un solo podcast.”
Mecenas

Alberto Prado
Mecenas

Álvaro José Mateos
Mecenas

Mª I de Mir del Pozo
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
Mecenas

Eulogio González Moreno
Mecenas

Anónimo
“Agradecidos desde México. Gracias por su esfuerzo.”
Mecenas

Antonio Espuch Abad
Mecenas

María Guillermina Tablar Iglesias
Mecenas

Higinio Rodríguez Lorenzo
Mecenas

Jesús Casero Manzanero
“Seguir por favor”
Mecenas

Javier Alagón Cano
“ Mi reconocimiento y agradecimiento permanentes.”
Mecenas

Iván Iglesias
“Gracias por vuestros interesantísimos programas, a pesar de mi limitada aportación. Mil gracias.”
Mecenas

Roberto Martínez Sánchez
Mecenas

Ignacio de Rey Stolle
Donativo a Ciencia Para Escuchar
Mecenas

Oriol Pujol Romanyà
Mecenas

Marta Milagros Salesa Calvo
“Donación Ciencia para Escuchar”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Claudio León Delgado
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Holger Benthien
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page