Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

La Biología Sintética en el camino a una vacuna universal para el coronavirus

Vacunas contra el coronavirus - Cierta Ciencia podcast - CienciaEs.com

“Necesitamos una vacuna universal para el coronavirus. Habrá otra epidemia producida por el virus después de esta”, dice Neil King, de la Universidad de Washington, quien ha sido parte de la cacería de una vacuna desde el 2017. La preocupación de él y de sus colegas es que en el futuro otro miembro de esta familia de virus sea el encargado del próximo susto. “Todos juntos contra el virus”, es su lema.

Si, como podría ser posible, el virus se convierta en un elemento permanente del enorme repertorio que circula por el planeta, en lugar de ser erradicado como otros ya lo fueron, los enfoques contemporáneos tendrán que lidiar con disminuir las límitaciones de otras vacunas, incluso de las más sofisticadas: ellas necesitan años para ser desarrolladas y fabricadas, se vuelven obsoletas si, como ya ha ocurrido, el virus muta, y la respuesta inmunológica que producen es casi siempre débil.

Por esta razón, la apuesta para desarrollar una vacuna que venga de los campos más novedosos de la biología, ha movido a que la Fundación Bill y Melinda Gates y los Institutos Nacionales de Salud, impulsen a los científicos en esa dirección. Gates anunció el mes pasado que inyectaría 60 millones de dólares a la investigación del Covid-19, vacunas incluidas.

La Fundación Gates tiene puestos sus intereses en todos los enfoques para el logro de la vacuna, pero uno basado en la Biología Sintética*, (BS) se perfila como una promesa real. “Necesitamos llegar a conseguir millones, tal vez miles de millones de dosis”, dice la inmunóloga y médica Lynda Stuart, quien dirige la investigación en vacunas de la fundación.

Una vacuna creada a través de las innovaciones venidas de la BS no solo lograría los miles de millones, sino que funcionaría sin la necesidad de refrigeración. “Todo esto”, dice Stuart, “será súper importante para proteger a todos aquellos que de otra manera no tendrían acceso a ella”. Y la pandemia apenas se inicia en los países pobres.

Las vacunas en las que se trabaja en miles de laboratorios usan ácidos nucleicos sintéticos que codifican para fabricar proteínas que llegarían a la superficie del virus. Esto hará que el cuerpo los vea como material extraño, genere anticuerpos y si todo va bien adquiera inmunidad al virus. Pero las pruebas para evaluar la seguridad de esas vacunas no han mostrado buenos resultados ni tampoco cuán potentes son.

Con el debido respeto a otras aproximaciones, la biología sintética cree que lo podrá hacer mejor. Usando computadores, los investigadores están diseñando nano-partículas de proteínas que se auto-ensamblan, recubiertas con proteínas virales, los antígenos. Estas nano-partículas semejantes a un puercoespín serán el corazón, la base de una vacuna.

Se empieza con la nano-partícula, el cuerpo del puercoespín. Su forma y composición será tal que los bloques de partículas de proteínas, como piezas de Lego, no solo se auto ensamblen de forma espontánea, sino que se mantengan pegadas. Además, que se conviertan en algo que pueda “exhibir” los antígenos virales de tal manera que el sistema inmunitario responda con fuerza ante ellos. Usando un algoritmo de diseño de proteínas, los científicos han determinado que nano-partículas de 25 nanómetros formadas por 60 piezas idénticas de la proteína presentan las características óptimas para exponer al máximo el antígeno, facilitándole de este modo el trabajo a nuestro sistema inmunitario.

“Nosotros podemos probar un millón de variantes en el computador antes de encontrar la forma y la composición óptima de la proteína, esto es, cuál secuencia de proteína formará espontáneamente la nano-partícula ideal”, dice King.

El paso siguiente es tomar el ADN, hecho en el laboratorio, y que codifica para la proteína diseñada, insertarla en la bacteria E. coli, y esperar a que se haga el trabajo siguiendo las instrucciones genéticas para manufacturarla, como una pequeña, viva, línea de ensamblaje. Cuando se extraen de la bacteria, se purifican y se mezclan en un tubo de ensayo, las proteínas se auto-ensamblan espontáneamente en la nano-partícula hecha a la medida.

“Cuando funciona, tendremos exactamente la proteína que diseñamos en el computador, con cada átomo que queríamos en ella”, dice King.

El paso siguiente es ponerle las púas al puercoespín. Para el virus que causa el Covid-19, los púas son la “proteína de espiga”, la molécula que se une a los receptores de las células y abre la puerta de entrada del virus. La que tanto hemos visto en las fotos** del virus y que le da esa apariencia de corona.

“El volver una nano-partícula el componente esencial para una vacuna logra un sinnúmero de cosas útiles. Se reduce o elimina la necesidad del coadyuvante, el ingrediente que aumenta la respuesta inmune, pues la nano-partícula es suficiente por sí sola. Pegarle antígenos a ella vuelve al pequeñísimo sistema resultante tolerante al calor (hasta se lo puede hervir”, dice Stuart), volviendo innecesaria la refrigeración, un asunto crítico para volverlas asequibles a los países cálidos y pobres. Y como las nano-partículas pueden ser recubiertas con antígenos venidos de diversos virus, se podrá obtener una vacuna pan-coronavirus”, resume ella.

Los investigadores están llenos de un optimismo cauteloso. Otra vacuna experimental para la neumonía en niños también se desarrolló usando métodos similares. Probada en ratones y monos mostró diez veces más anticuerpos que otra basada en la tecnología tradicional.

La Fundación Gates busca también poner a trabajar a quienes la manufacturarían, para que lo hagan a gran escala. De una gran escala se trata dada la magnitud de una pandemia jamás imaginada.

JOSEFINA CANO
Bióloga y Genetista

*La Biología Sintética es una rama relativamente nueva de la ciencia, que cuenta con el trabajo conjunto de biólogos, ingenieros, diseñadores de software y químicos. Se ocupa de crear tecnologías para diseñar y construir nuevos organismos como bacterias, virus, levaduras y algas con propiedades diferentes a las originales.

**Que no lo son realmente. Las obtenidas con la microscopía electrónica han sido la base para las ilustraciones a las que llamamos fotos.

Este escrito está basado en diversas notas de prensa aparecidas en Stat, Singularity Hub y otros medios.

Agradecemos la colaboración de Pablo Carbonell en el esclarecimiento de algunos conceptos de la BS, campo en el que es un experto. El Dr. Carbonell es Senior Staff Scientist at SynBioChem Centre, Manchester Institute of Biotechnology.

Más información en el Blog Cierta Ciencia

Obras de Josefina Cano:

Viaje al centro del cerebro. Historias para jóvenes de todas las edades (Amazon)

En Colombia en la Librería Panamericana y en Bogotá en la Librería Nacional

Viaje al centro del cerebro. Historias para jóvenes de todas las edades. (Planeta)


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
34,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Armando J. Arratia
“Felicidades Angel por el magnífico trabajo que realizan.
No me pierdo ni un solo podcast.”
Mecenas

Alberto Prado
Mecenas

Álvaro José Mateos
Mecenas

Mª I de Mir del Pozo
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
Mecenas

Eulogio González Moreno
Mecenas

Anónimo
“Agradecidos desde México. Gracias por su esfuerzo.”
Mecenas

Antonio Espuch Abad
Mecenas

María Guillermina Tablar Iglesias
Mecenas

Higinio Rodríguez Lorenzo
Mecenas

Jesús Casero Manzanero
“Seguir por favor”
Mecenas

Javier Alagón Cano
“ Mi reconocimiento y agradecimiento permanentes.”
Mecenas

Iván Iglesias
“Gracias por vuestros interesantísimos programas, a pesar de mi limitada aportación. Mil gracias.”
Mecenas

Roberto Martínez Sánchez
Mecenas

Ignacio de Rey Stolle
Donativo a Ciencia Para Escuchar
Mecenas

Oriol Pujol Romanyà
Mecenas

Marta Milagros Salesa Calvo
“Donación Ciencia para Escuchar”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Claudio León Delgado
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Holger Benthien
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page