Cienciaes.com

Cierta Ciencia Podcast - Cienciaes.com suscripción

Cierta Ciencia

En Cierta Ciencia, de la mano de la genetista Josefina Cano nos acercamos, cada quince días, al trabajo de muchos investigadores que están poniendo todo su empeño en desenredar la madeja de esa complejidad que nos ha convertido en los únicos animales que pueden y deben manejar a la naturaleza para beneficio mutuo. Hablamos de historias de la biología.

¿Son de verdad adictivos los videojuegos?

¿Son adictivos los videojuegos? - Cierta Ciencia podcast - Cienciaes.com

Ahora que los niños de diversas edades han tenido que pasar muchas horas en sus casas, el hacerlo usando maquinitas y video juegos ha despertado la ansiedad de los padres, por el temor a que su uso los llevará a crear adicciones que tendrán serias consecuencias en sus desarrollos cognitivos y sus comportamientos sociales en la vida adulta.

La imagen que siempre se viene a la cabeza y que ronda por todas partes es la de una persona alejada y distante entregada a su actividad en solitario, deprimida, incapaz de integrarse y que por lo mismo será frágil y débil para desarrollar una vida productiva en el futuro. Y no solo eso. Su uso se asocia a comportamientos violentos, falta de ejercicio físico y apatía en general.

Aunque esa idea de que los videojuegos son per se una suerte de problema o una condena a un futuro oscuro, no parece ser acorde con lo que ellos pueden ofrecer a quienes los practican. Piense no más en un neurocirujano y la enorme habilidad y precisión que debe tener al momento de entrar a maniobrar en el complejísimo y enredado mundo interior del cerebro. Quienes mejor lo hacen jugaron en su niñez con los comandos de un video juego.

Muchas de las habilidades exhibidas por las generaciones que crecieron jugando se deben a que el haber tenido que dominar situaciones complicadas en la pantalla, obligó a sus cerebros a fijar conexiones que más tarde los habilitaría para poder concentrarse con mayor facilidad en una tarea, a distinguir por ejemplo las innumerables tonalidades del gris, a coordinar sus movimientos manuales con mayor precisión, a volcar su interés en la tecnología que está por detrás de ellos.

Y si se implementan los video juegos en la enseñanza los beneficios son enormes. Mejoran y mucho los procesos de aprendizaje aumentando las habilidades para el álgebra, la biología, la programación. Además, si se pasa al terreno emocional, pueden reforzar la autoestima y las habilidades de socialización, liderazgo y el trabajo en equipo, ya que mejoran la comunicación y la interacción.

Y los videojuegos Incrementan el pensamiento crítico. Paul Darvasi, investigador y profesor en Toronto presenta un ejemplo muy ilustrativo sobre cómo se pueden explicar hechos históricos para su mejor comprensión y fijación. “Los juegos de realidad alternativa pueden ser usados como un sistema de aprendizaje por inmersión, que combinan una narrativa rica, la tecnología digital y una forma real de ver el mundo. Los estudiantes pueden ejercitar el pensamiento crítico, y deben ser hábiles en la solución de problemas para solventar los que se les presenten”.

A través de los videojuegos los niños se interesarán en la tecnología bien temprano en su vida. Esto es muy importante pues los dota de las habilidades técnicas básicas como aprender a codificar y programar, que con los tiempos que vivimos son herramientas imprescindibles y valiosas. Así, un niño de diez años que se interese en los problemas que sufre la humanidad, podrá diseñar sistemas sostenibles en planeación urbana y aprovechamiento de energía. Todo relacionado con el mundo real y no hechos escritos en los libros de enseñanza, por lo general anticuados.

Pero no todo son beneficios, claro, y habíamos empezado a hablar de si los video juegos, no ya los educativos sino los que se juegan por simple diversión (una actividad esencial, no se piense otra cosa), tienen ese tinte oscuro que lleva derecho a la adicción.

Un estudio reciente, hecho durante seis años, el más largo realizado hasta hoy, encontró que el 90% de los jugadores no lo hacen de una forma que tenga consecuencias negativas a largo plazo. Sin embargo, una minoría significativa se puede volver adicta, con el consecuente sufrimiento mental y social.

“El objetivo de este estudio particular consistió en estudiar el impacto a largo plazo producido en una persona por los video juegos. Para mirar ese impacto examinamos la trayectoria del desarrollo de una posible patología, en jugadores durante seis años, desde la adolescencia temprana hasta el inicio de la vida adulta”, dice Sarah Coyne, profesora en Brigham Young University, y autora líder del proyecto.

Además de encontrar consecuencias duraderas en los pocos jugadores adictos, este estudio también rompe los estereotipos que se tienen de los aficionados a los video juegos y encuentra que la categoría de patología no se puede aplicar así tan alegremente.

El jugar un tiempo excesivo que no permite realizar otras actividades y que hace que el individuo no se pueda apartar del video juego se mira como una patología. Para medir los patrones que pueden llevar a la adicción, Coyne estudió 385 adolescentes mientras hacían su tránsito a la edad adulta. Cada individuo completó múltiples cuestionarios una vez al año, durante los seis que duró el estudio. Esos cuestionarios medían depresión, ansiedad, agresión, delincuencia, empatía, timidez, reactividad sensorial, estrés económico y uso problemático de los celulares.

Dos fueron los indicadores para la adicción a los video juegos encontrados: ser varón y tener bajos niveles de comportamientos pro sociales. El tener un alto nivel de deseo para ayudar a los demás fue un factor protector contra los síntomas de la adicción.

Además, los hallazgos señalan que esos estereotipos de los jugadores aislados, incapaces de vivir por sí mismos, no son reales. Al menos en el inicio de los veinte años, los usuarios patológicos de los video juegos son tan estables a nivel económico como los que no lo son.

Factores como la ansiedad, la timidez patológica, el miedo, pueden llevar a que los muchachos se refugien en los videos juegos, lo que se convierte en un sistema de retroalimentación. Para eso existen las ayudas de los especialistas, que corten la raíz del problema.

“Creo de verdad que existen cosas maravillosas en los video juegos. Lo importante es usarlos de una manera saludable y no quedarse pegado a los niveles patológicos”, dice Coyne.

Referencia:
Coyne S. M., et al. Pathological video game symptoms from adolescence to emerging adulthood: A 6-year longitudinal study of trajectories, predictors, and outcomes. Developmental Psychology, 2020

Obras de Josefina Cano:

Viaje al centro del cerebro. Historias para jóvenes de todas las edades (Amazon)

En Colombia en la Librería Panamericana y en Bogotá en la Librería Nacional

Viaje al centro del cerebro. Historias para jóvenes de todas las edades. (Planeta)


Botón de donación
Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
35,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Alfredo Diaz Miranda
“Mi profundo y sincero agradecimiento para todos en CienciaEs pero en especial para Angel Lozano y Jorge Laborda por la esmerada labor que realizan.”
Mecenas

Jorge Valencia Jiménez
Mecenas

Anónimo
“Tarde pero sin sueño, mis admirados divulgadores. Un abrazo agradecido desde el otro lado del Atlántico.”
Mecenas

María del Carmen Colodrero
Joaquín Méndez Colodrero
Mecenas

Carlos Fernández
Mecenas

Carlos Garcia Gutiérrez
Mecenas

Marian y Miguel Ángel
“Muchas gracias por tu trabajo. La Ciencia al alcance de todos.”
Mecenas

Carlos Serrano
“Un placer cooperar un poco con su proyecto. Buen trabajo!”
Mecenas

Francisco Javier Aguilar
Mecenas

Francisco J. García Pato
Mecenas

Jesús López Tapia
“Querido Ángel. Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad. Gracias por vuestro trabajo.”
Mecenas

Javier Olveira
“Gracias por seguir realizando divulgación de calidad.”
Mecenas

Sara Carrero
“Aprovecho para daros la enhorabuena por el espacio “Hablando con Científicos”, que me gusta especialmente.”
Mecenas

Mariano Redondo de la Villa
Mecenas

Javi Zumaia
“En plena era de la desinformación, vuestra labor dedicada a la divulgación científica no hace sino aportar un balón de oxígeno a todos los amantes de la ciencia.”
Mecenas

Alberto Hernando
“A seguir bien:)”
Mecenas

Donación anónima
“Muchas Gracias”
Mecenas

Juan Luján
“Gracias por el placer del saber”
Mecenas

Javier Calpe
Mecenas

Fernando Bayon
Mecenas

Luis M Barreiro
Mecenas

Eduard Capell
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete
Mecenas

Anónimo desde México
“Deseando que el 2021 nos encuentre fuertes para – apoyados en la ciencia – tratar de mejorar al mundo y a nuestra especie, les envío un abrazo agradecido por su esfuerzo y dedicación. Muchas gracias, Ángel y todo el equipo.”
Mecenas

Anónimo de Granada
Mecenas

Philip Schlup
Mecenas

Josep Pau Canal
Nuevo mecenas de Paypal

Angels Santesmasses
Mecenas

Peter O’Donovan
Mecenas

Oscar Greggio Ochoa
Nuevo mecenas de Patreon

Jordi Pardo Mani
“Mi contribución es modesta pero mi ánimo hacia vosotros enorme. “
Mecenas

Daniel Alfredo Tenorio
Mecenas

Santiago Machín Hamalainen
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

Javier
Nuevo mecenas de Patreon

Oscar Eduardo Trujillo
Mecenas

Belén Rial Franco
Mecenas

Eduardo Hector Fernández
Mecenas

Norman Vasquez
Mecenas

José Luis Sanchez Lozano
Mecenas

David Valentín
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page