Cienciaes.com

Zoo de Fósiles podcast - cienciaes.com suscripción

Zoo de fósiles

La mayor parte de los seres vivos que han poblado la Tierra han desaparecido para siempre. Quincenalmente, Germán Fernández Sánchez les ofrece en Zoo de Fósiles la posibilidad de conocer la vida de algunas de las más extraordinarias criaturas que vivieron en el pasado y que han llegado hasta nosotros a través de sus fósiles.

El megacero gigante

Megacero gigante

El megacero gigante (Megaloceros giganteus) es el cérvido más grande que ha existido. Pariente cercano de los gamos, apareció en Asia Central hace medio millón de años, y se extendió por las estepas frías de Eurasia, desde el este de Siberia hasta Irlanda y el interior de la península Ibérica.

El megacero gigante parece un gran gamo con una joroba sobre los hombros que le sirve para almacenar reservas. Los machos, bastante más grandes que las hembras, tienen una alzada de más de dos metros, y pesan alrededor de setecientos kilos. Pero lo más imponente del animal es su inmensa cornamenta. Las astas, que sólo están presentes en los machos, son palmeadas, pesan cerca de cuarenta kilos, y miden más de tres metros y medio de punta a punta. Como en otros cérvidos, la cornamenta se muda todos los años; muchas veces, el consumo de plantas ricas en minerales no era suficiente, y el animal recurría al calcio y al fósforo almacenados en los huesos, lo que provocaba una especie de osteoporosis.

Gracias a las pinturas rupestres, se ha podido determinar el aspecto del megacero gigante, En verano, su pelaje era más corto, de color bastante uniforme, pardo, rojizo o leonado; en invierno, el pelo se volvía blanco amarillento en la cara, la garganta y el vientre, y se oscurecía en el resto del cuerpo. En los costados, dos líneas más oscuras salían de los hombros; el cuello también estaba adornado con un collar de pelo más oscuro.

Los últimos megaceros vivieron en Siberia Occidental, al pie de los Urales, hace sólo 7.000 años. Sobrevivieron a las glaciaciones y a los cazadores del Paleolítico, pero no pudieron adaptarse a las alteraciones del medio ambiente provocadas por los primeros granjeros neolíticos.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
34,7 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Ignacio de Rey Stolle
Donativo a Ciencia Para Escuchar
Mecenas

Oriol Pujol Romanyà
Mecenas

Marta Milagros Salesa Calvo
“Donación Ciencia para Escuchar”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Claudio León Delgado
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Holger Benthien
Mecenas

Anónimo
“Gracias por su trabajo. Un abrazo virtual a todo el equipo, para cumplir con la sana distancia.”
Mecenas

Ximena Ospina Duque
Mecenas

Francisco García Manrique
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Mecenas

Gilberto López Martínez
Mecenas

Luis García-Linares García
“Muchas gracias por le excelente y encomiable tarea desarrollada por CIENCIA PARA ESCUCHAR, que nos proporciona tantas satisfacciones. ¡Seguid adelante!”
Mecenas

José Antonio Miranda Palma
“Muchas felicidades, sigan difundiendo la ciencia saludos a Ángel, Jorge y todo el equipo.”
Mecenas

Ramón Roma
“Sois una gran compañía y una mejor enseñanza para personas como yo, que no estudiamos ciencias.”
Mecenas

Hernando Martínez
“Cuidaos mucho”
Mecenas

Jesús López
“Me siento muy honrado de pertenecer a esta comunidad, gracias por vuestro trabajo. Un fuerte abrazo.”
Mecenas

Daniel Pérez Alonso
Mecenas

Fernando Vidal
“Donativo a Cienciaes”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page