Cienciaes.com

El Neutrino podcast - Cienciaes.com suscripción

El Neutrino

El neutrino es una partícula esquiva, en apariencia insignificante, pero necesaria para explicar el mundo. Ni la radiactividad, ni el big bang, ni el Modelo Estandar de la física de partículas serían posibles sin él. Con El neutrino, un blog nacido en febrero de 2009, el físico y escritor Germán Fernández pretende acercar al lector, y ahora al oyente, al mundo de la ciencia a partir de cualquier pretexto, desde un paseo por el campo o una escena de una película, hasta una noticia o el aniversario de un investigador hace tiempo olvidado.

Los diplodocus no hacían pilates

Dinos y pilates - El Neutrino - Cienciaes.com

Cuando los paleontólogos descubrieron los primeros saurópodos, los grandes dinosaurios de cuello largo como el Diplodocus y el brontosaurio, con más sensatez que rigor científico recurrieron a los animales vivientes de cuello largo, como la jirafa y el cisne, como modelos para la reconstrucción del aspecto de aquellos extintos gigantes. Así pues, representaban a los dinosaurios con el cuello arqueado hacia arriba, casi vertical. Sin embargo, en muchos casos los fósiles se montaban en los museos en posición horizontal, por cuestiones de espacio.

Más tarde, los paleontólogos se inclinaron por la llamada posición osteológicamente neutra, que resulta de ensamblar las vértebras y el cráneo de manera que las sucesivas apófisis, los salientes mediante los que las vértebras se articulan unas con otras, queden superpuestas. Esta reconstrucción es la que se ha mantenido hasta la actualidad, con el resultado de que la mayor parte de los saurópodos se representan hoy en día con el cuello casi horizontal, e incluso algunos con el cuello inclinado hacia abajo y la cabeza situada casi a ras de suelo. Resulta extraño que estos dinosaurios evolucionasen un cuello tan largo para mantenerlo a ras de suelo. Se ha sugerido que así los saurópodos podían barrer una extensa superficie sin mover su pesado cuerpo, pero este barrido, si el cuello era tan rígido como nos presentan, sólo cubriría un arco de circunferencia, y eso si no había obstáculos entre medias. Además de que mantener el largo cuello tan cerca del suelo convertiría a los saurópodos en presa fácil para los carnívoros de la época.

Entre los animales vivientes, no se me ocurre ningún vertebrado terrestre de cuello largo que lo mantenga habitualmente en posición horizontal. Es posible, sí, que dentro de algunos millones de años, si seguimos en este planeta, las vacas hayan desarrollado algo parecido: Todos hemos visto cómo, cuando están confinadas en un cercado, las vacas hacen ímprobos esfuerzos por alcanzar las plantas que se encuentran al otro lado de la valla. Y no estoy defendiendo aquí la evolución lamarckiana, pero las vacas de cuello más largo que consigan alcanzar esas plantas estarán mejor alimentadas que las que no, por lo que tendrán más posibilidades de transmitir sus genes a las siguientes generaciones.

Sin embargo, no creo que en tiempos de los dinosaurios hubiera muchos cercados, así que el caso de la vaca no es aplicable. Un ejemplo más razonable es el casuario. Cuando corre por las intrincadas selvas de Nueva Guinea, el casuario coloca el cuello en posición horizontal y lo utiliza como un ariete para, con el pico y el casco que adorna su cabeza, apartar la vegetación a su paso. Pero no es ésa su postura habitual; en reposo, el casuario mantiene el cuello erguido, como su pariente el avestruz.

Lo que resulta sorprendente es que, hasta hace muy poco, a nadie se le había ocurrido verificar la hipótesis de la posición osteológicamente neutra con animales vivos. Eso es lo que hicieron hace tres años los paleontólogos británicos Michael P. Taylor y Darren Naish, de la Universidad de Portsmouth, y el estadounidense Mathew J. Wedel, de la Western University of Health Sciences de California. Estos investigadores han revisado la literatura científica publicada al respecto, y analizando radiografías de mamíferos, aves y reptiles despiertos y en reposo, en lo que ellos llaman “posición de alerta”, han comprobado que en todos ellos las vértebras del cuello se mantienen extendidas e inclinadas hacia arriba con respecto a las de la espalda, de manera que el cuello queda casi vertical, mientras que la cabeza se mantiene flexionada hacia delante, en ángulo recto con el cuello. Y esto, incluso en los vertebrados con el cuello más corto, como roedores, musarañas y conejos.

El siguiente paso, que nadie hasta ahora se había molestado en dar, ha sido reconstruir la posición osteológicamente neutra en animales modernos. Y lo que se obtiene, tanto para los mamíferos como para las aves, es un cuello muy flexionado hacia delante, totalmente diferente de la postura natural visualizada con los rayos X. Además, cuando se intenta reconstruir el cuello usando sólo los huesos, es imposible colocarlo en esa posición natural; los discos intervertebrales de cartílago y otros tejidos blandos son imprescindibles para que el cuello consiga la flexibilidad necesaria.

Así pues, el método tradicional de ensamblar las vértebras unas con otras no sirve para reconstruir la posición del cuello de un animal extinguido; los datos obtenidos de los vertebrados vivientes sugieren que la posición natural del cuello de todos los vertebrados terrestres, vivos y extinguidos, es más vertical que horizontal. Esto no significa que todos los saurópodos mantuvieran el cuello erguido a 90 grados; seguramente el ángulo variaba de una especie a otra; además, hay que tener presente que la posición de la que se habla aquí es la de ‘alerta’, y que la flexibilidad del cuello permite en general a los animales un amplio rango de movimientos.

¿Y qué tiene que ver todo esto con el pilates? Nada, salvo que la posición osteológicamente neutra me ha recordado a la posición ‘neutra’ del pilates, en la que, entre otras muchas cosas, hay que bajar el mentón y estirar la parte posterior del cuello. Afortunadamente, no es lo mismo: el cuello humano en posición osteológicamente neutra estaría inclinado unos 45º hacia delante. ¡A ver quién es el guapo que aguanta es esa postura!

OBRAS DE GERMÁN FERNÁNDEZ:

El expediente Karnak. Ed. Rubeo

El ahorcado y otros cuentos fantásticos. Ed. Rubeo


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
33,4 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Fernando de Bayon Mecenas

Manuel Torres Sevilla Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la ciencia” Mecenas

Daniel César Román Mecenas

Eva Morales Galindo
Mecenas

Sergio Requena
“!Muchos abrazos! ¿Qué os parece hacer un programa sobre el deporte de la escalada en clave científica?”
Mecenas

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete Porta
Mecenas

David Valentín Puertas de la Plaza
Mecenas

Sebastián Ulises Abdel Aguiar
Mecenas

Susana Larrucea Mecenas

José Luis Orive Anda
“Agradecimiento” Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rubén Barrante
Mecenas

Diego Jesús Rosa Gil
“Muchas gracias por vuestros programas*
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
“Ni el ERTE, ni pagar a hacienda ha evitado mi humilde donativo para agradeceros el conocimiento que ofrecéis.”
Mecenas

JMiguel Zubillaga Veramend
Mecenas

Juan Luis Jimeno Higuero
Mecenas

Marlon Laguna
Mecenas

Rosangel Tejeda Mecenas

Anónimo
“Reciban saludos y gratitud enviados desde México. Gracias por su continuado esfuerzo.”
Mecenas

Luis Fernando García Álvarez Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
“Gracias por vuestro trabajo” Mecenas

Daniel Pérez Alonso Mecenas

Ricardo Sacristán Laso
Mecenas

Jorge Olalla
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Montserrat Pérez González
Mecenas

Federico Roviralta Pena
Mecenas

Benjamín Toral Fernández
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando Cienciaes”
Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguir, por favor.”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Antonio Castro Casal
Mecenas

Daniel César Román Sáez
Mecenas

Miguel García Cordero
“Gracias por tanta horas de conocimiento y entretenimiento. No tengo palabras para agradeceros la dedicación y el esfuerzo que hacéis por mantener este proyecto. Me uno al grupo de amigos que colaboran a conseguirlo. Un fuerte abrazo a todos y en especial a ti Ángel.”
Mecenas

Javier Martin Ona
Mecenas

Carolina Ledesma Prieto
“Gracias por el trabajo que hacen”
Mecenas

Claudio Leon Delgado
Mecenas

José María Aritzeta Iraola
“Muchas gracias por enseñar y entretener. Me hacéis pasar muy buenos momentos”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page