Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Geometría Mundurucú

Quilo de Ciencia Podcast - Cienciaes.com

Es innegable que el filósofo y matemático griego Euclides no estudió geometría euclidea en la academia de Alejandría, ciudad donde nació y vivió: Nadie había inventado este tipo de geometría aún. Los cinco axiomas geométricos de Euclides, recogidos en su libro “Elementos”, le permitieron a él y a otros matemáticos que siguieron sus pasos construir el sólido edificio de la geometría que tan útil ha resultado para el desarrollo de la ciencia.

No obstante, un misterio que no ha sido resuelto todavía es el de la procedencia de los axiomas geométricos que Euclides postuló. Recordemos que un axioma es una verdad evidente en sí misma que no necesita demostración para sustentarla. Por ejemplo, uno de los axiomas de Euclides afirma que dados dos puntos en el espacio, por ellos solo puede pasar una única línea recta. Esto parece evidente sin necesidad de demostración, pero ¿por qué es evidente? En otras palabras: ¿Por qué nuestra mente acepta ese axioma como una verdad que no es necesario probar?

Un par de milenios tras Euclides, el filósofo Emmanuel Kant en su obra “Crítica de la razón pura” postuló la existencia de una intuición a priori del espacio y del tiempo en la mente humana. Es decir, del análisis del proceso de la percepción y del razonamiento humanos, Kant dedujo que algunas de nuestras capacidades para percibir y ordenar el mundo en nuestra mente no dependen de la experiencia, sino que son intuiciones, apriorismos, verdaderos en sí mismos. La mente humana no es una tabla rasa; algo existe en ella desde el momento del nacimiento que le permite ordenar las percepciones y dar sentido al mundo que nos rodea. Los postulados de Euclides bien podrían ser, por tanto, la traducción al lenguaje común de la intuición de nuestra mente sobre el espacio, con la que debemos nacer en tanto que seres humanos.

Matemáticas innatas

En todo caso, la cuestión de si la mente humana nace ya preparada para interpretar el espacio y con intuiciones innatas sobre la geometría del mundo no puede responderse con matemáticas, sino con investigación sobre la propia naturaleza humana. Este tipo de investigaciones hace ya varios años que se están llevando a cabo con una tribu primitiva que habita unas islas del Amazonas, en Brasil: Los Mundurucú. Hemos hablado en estas páginas de ellos en otras dos ocasiones. Los Mundurucú son individuos extraordinarios que solo saben contar hasta cuatro, a pesar de lo cual pueden estimar cantidades bastante bien y no es fácil engañarles con euros a cuatro pesetas, como sucede con tantos de nosotros.

Evidentemente, los Mundurucú no van a la escuela a aprender matemáticas, por lo que sus capacidades sobre esta materia deben provenir de la propia naturaleza innata del cerebro y la mente humana.
El estudio de los Mundurucú ha demostrado que la mente humana viene equipada con algunas herramientas, siquiera rudimentarias, para resolver problemas matemáticos simples. Igualmente, el estudio de los Mundurucú demostró que la manera natural con la que los humanos nos enfrentamos a los números y cantidades no es la suma, sino la multiplicación. La mente humana no educada en matemáticas trata un incremento de 2 a 4 como más importante que un incremento de 4 a 6. En ambos casos existen dos unidades de diferencia, pero en el segundo caso no se ha duplicado la cantidad inicial; en el primero, sí.

Intuición geométrica

Un nuevo estudio realizado con los Mundurucú viene ahora a derramar nueva luz sobre las capacidades innatas de la mente humana para tratar con conceptos espaciales y geométricos. El estudio, realizado por el equipo de investigación que también realizó los estudios anteriores, publicado en la revista PNAS, se propuso responder a tres preguntas: ¿Entienden los Mundurucú que algunas líneas rectas nunca se cruzan?; ¿poseen la intuición de que la suma de los tres ángulos de un triángulo es constante?; ¿son conscientes de que estas propiedades se cumplen sólo en el caso de puntos y líneas sobre el plano, y no necesariamente sobre otra superficie, como una esfera?

El estudio era importante, porque además de que los Mundurucú no tienen acceso a una educación en geometría, experimentan el espacio de una forma muy diferente a la de las personas de la cultura occidental. Por ejemplo, los Mundurucú participan diariamente en la navegación, una tarea mucho más difícil que las que deben realizar personas que viven en el medio urbano, incluso si se trasladan en bicicleta. Además, el lenguaje Mundurucú carece de palabras para conceptos comunes de la geometría, como ángulo recto o paralelismo. Esto sugería que tal vez los conceptos geométricos innatos de los Mundurucú pudieran diferir de los de otras culturas.

Pero no fue esto lo que revelaron los estudios. Las respuestas de los Mundurucú a problemas geométricos simples a los que los investigadores les sometieron fueron similares a las dadas por adultos y niños occidentales que habían recibido educación en geometría, y reveló una comprensión intuitiva de las propiedades esenciales de la geometría euclidiana.

Por consiguiente, parece que los humanos no necesitamos estudiar geometría para comprender sus principios básicos. Euclides, probablemente, no era una mente geométrica privilegiada, sino alguien con la suficiente inteligencia y tiempo libre como para formalizar sus intuiciones geométricas, y también las nuestras, en un lenguaje matemático. Kant tenía razón y su intuición sobre el funcionamiento de la mente humana le hace valedor del título que algunos le han otorgado de primer neurocientífico de la humanidad, aunque no supiera de la existencia de las neuronas.

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
33,5 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Fernando de Bayon Mecenas

Manuel Torres Sevilla Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la ciencia” Mecenas

Daniel César Román Mecenas

Eva Morales Galindo
Mecenas

Sergio Requena
“!Muchos abrazos! ¿Qué os parece hacer un programa sobre el deporte de la escalada en clave científica?”
Mecenas

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete Porta
Mecenas

David Valentín Puertas de la Plaza
Mecenas

Sebastián Ulises Abdel Aguiar
Mecenas

Susana Larrucea Mecenas

José Luis Orive Anda
“Agradecimiento” Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rubén Barrante
Mecenas

Diego Jesús Rosa Gil
“Muchas gracias por vuestros programas*
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
“Ni el ERTE, ni pagar a hacienda ha evitado mi humilde donativo para agradeceros el conocimiento que ofrecéis.”
Mecenas

JMiguel Zubillaga Veramend
Mecenas

Juan Luis Jimeno Higuero
Mecenas

Marlon Laguna
Mecenas

Rosangel Tejeda Mecenas

Anónimo
“Reciban saludos y gratitud enviados desde México. Gracias por su continuado esfuerzo.”
Mecenas

Luis Fernando García Álvarez Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
“Gracias por vuestro trabajo” Mecenas

Daniel Pérez Alonso Mecenas

Ricardo Sacristán Laso
Mecenas

Jorge Olalla
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Montserrat Pérez González
Mecenas

Federico Roviralta Pena
Mecenas

Benjamín Toral Fernández
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando Cienciaes”
Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguir, por favor.”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Antonio Castro Casal
Mecenas

Daniel César Román Sáez
Mecenas

Miguel García Cordero
“Gracias por tanta horas de conocimiento y entretenimiento. No tengo palabras para agradeceros la dedicación y el esfuerzo que hacéis por mantener este proyecto. Me uno al grupo de amigos que colaboran a conseguirlo. Un fuerte abrazo a todos y en especial a ti Ángel.”
Mecenas

Javier Martin Ona
Mecenas

Carolina Ledesma Prieto
“Gracias por el trabajo que hacen”
Mecenas

Claudio Leon Delgado
Mecenas

José María Aritzeta Iraola
“Muchas gracias por enseñar y entretener. Me hacéis pasar muy buenos momentos”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page