Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Vida reflejada en el espejo de la Luna

Luz reflejada - Quilo de Ciencia - Cienciaes.com

En estos últimos años, algunas misiones espaciales se están dedicando a la identificación de planetas que orbitan alrededor de estrellas lejanas, al descubrimiento de otros sistemas solares. Existen incluso aplicaciones para los smartphone que avisan cuando un nuevo planeta extrasolar es descubierto y ofrecen una base de datos sobre los mismos que es regularmente actualizada con los últimos hallazgos.

Dicha base de datos contiene información fascinante sobre los 759 planetas extrasolares confirmados hasta la fecha. Por ejemplo, la base de datos lista las distancias de los planetas a sus estrellas, y sus masas. Muchos planetas extrasolares orbitan muy cerca de su estrella y son extremadamente cálidos. Algunos son similares en tamaño a nuestro Júpiter, aunque pueden ser mucho mayores. De hecho, el mayor descubierto hasta la fecha posee una masa 37,5 veces la de Júpiter. Otros, sin embargo, son similares en tamaño a la Tierra. Estos son los más interesantes, ya que si orbitan a una distancia adecuada de su estrella central podrían albergar vida.

PRUEBA DE VIDA

Evidentemente, encontrar al menos un planeta con vida es objetivo primordial de estos estudios, que no solo pretenden averiguar si existen otros sistemas planetarios y la forma y frecuencia de los mismos alrededor de los distintos tipos de estrellas. Estas son interesantes cuestiones científicas, pero su interés es menor comparado con el de la cuestión de si existe vida más allá de nuestra querida Tierra, tema este no solo científico, sino que incide también en la filosofía y en la religión.

Sin embargo, un problema importante de la ciencia es que es ciencia, y no filosofía o religión. La ciencia, si pretende seguir siéndolo, no puede conformarse con indicios, ideas, elucubraciones, o deseos. La ciencia necesita datos confirmados, datos lo más sólidos posibles sobre la realidad que nos rodea.

Lo anterior significa que no es suficiente con descubrir la existencia de un planeta similar a la Tierra orbitando una estrella como el Sol para poder concluir que ese planeta contiene vida. Es necesario confirmar la presencia de vida de alguna forma. Es preciso averiguar si el planeta posee propiedades que solo serían posibles si contuviera vida, incluyendo, entre otras, la presencia de altos niveles de oxígeno en su atmósfera, y la presencia de agua en grandes cantidades.

Esto parece muy difícil de conseguir, considerando que el planeta más cercano de los descubiertos se encuentra a más de 10 años-luz de la Tierra, y en general, están mucho más alejados de nosotros. Es imposible enviar ningún tipo de misión espacial a dichos mundos para comprobar si están poblados por organismos vivos.
¿Cómo podría resolverse este problema, si es que puede ser resuelto?

¡ANALÍCESE LA LUZ!

Afortunadamente, la ciencia ayudada por la tecnología moderna posee recursos insospechados. Además, la imaginación e inteligencia de los científicos nunca deja de sorprender al común de los mortales, entre los que me encuentro con respecto a este tema, del que no soy experto en absoluto, sino solo un mero aficionado.
Un grupo de astrónomos de varios observatorios tuvo la genial idea de intentar averiguar si la luz del Sol reflejada por la Tierra, enviada de este modo hacia la Luna, y reflejada de nuevo desde la Luna a la Tierra, contenía información sobre la presencia de vida en nuestro planeta. Al fin y al cabo, la luz es un vehículo muy importante de información. Nuestro sistema visual la utiliza de forma cotidiana, precisamente, para obtener información sobre el mundo que nos rodea.

La interacción de la luz del Sol con la Tierra, al igual que sucede con cualquier objeto, la modifica de manera que adquiere información sobre las propiedades de nuestro planeta, incluida la presencia de vida. Por ejemplo, la luz reflejada es mucho más verde que la que incide sobre la Tierra, debido a la vegetación. Además, la luz queda polarizada al atravesar la atmósfera terrestre, otra propiedad que indica la presencia de vida sobre la Tierra.

Todo esto ya era conocido gracias al análisis de la luz reflejada por la Tierra, captada por satélites en órbita. Pero si deseamos saber si la luz que nos llega de un planeta lejano, tras su largo viaje por el espacio, puede revelar la presencia de vida en el mismo, es necesario comprobar si la luz reflejada por la Tierra mantiene información sobre la vida incluso en condiciones adversas, como, por ejemplo tras ser reflejada de nuevo por su satélite natural.

Y bien, la luz que la Luna nos envía de sus regiones no iluminadas por el Sol (por ejemplo cuando la Luna se encuentra en cuarto creciente) proviene de la captada por la Tierra y reflejada de nuevo hacia nosotros. El análisis de esta luz mediante diversas técnicas ha revelado que sus propiedades siguen revelando que nuestro planeta contiene vegetación, atmósfera rica en oxígeno, agua y vida. Estos resultados han sido publicados en la revista Nature.

Estudios de esta naturaleza sientan las bases para mejorar las técnicas de análisis de la luz que podamos captar un día de planetas lejanos y conseguir determinar si están llenos de vida, como el nuestro, o por el contrario, son yermos. La ciencia avanza paso a paso, con seguridad; seguridad que permitirá tal vez un día, por fin, responder a la pregunta de si la vida es común o rara en nuestro universo.

OBRAS DE JORGE LABORDA.

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos

Las mil y una bases del ADN y otras historias científicas

Se han clonado los dioses.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
33,5 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Fernando de Bayon Mecenas

Manuel Torres Sevilla Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la ciencia” Mecenas

Daniel César Román Mecenas

Eva Morales Galindo
Mecenas

Sergio Requena
“!Muchos abrazos! ¿Qué os parece hacer un programa sobre el deporte de la escalada en clave científica?”
Mecenas

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete Porta
Mecenas

David Valentín Puertas de la Plaza
Mecenas

Sebastián Ulises Abdel Aguiar
Mecenas

Susana Larrucea Mecenas

José Luis Orive Anda
“Agradecimiento” Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rubén Barrante
Mecenas

Diego Jesús Rosa Gil
“Muchas gracias por vuestros programas*
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
“Ni el ERTE, ni pagar a hacienda ha evitado mi humilde donativo para agradeceros el conocimiento que ofrecéis.”
Mecenas

JMiguel Zubillaga Veramend
Mecenas

Juan Luis Jimeno Higuero
Mecenas

Marlon Laguna
Mecenas

Rosangel Tejeda Mecenas

Anónimo
“Reciban saludos y gratitud enviados desde México. Gracias por su continuado esfuerzo.”
Mecenas

Luis Fernando García Álvarez Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
“Gracias por vuestro trabajo” Mecenas

Daniel Pérez Alonso Mecenas

Ricardo Sacristán Laso
Mecenas

Jorge Olalla
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Montserrat Pérez González
Mecenas

Federico Roviralta Pena
Mecenas

Benjamín Toral Fernández
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando Cienciaes”
Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguir, por favor.”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Antonio Castro Casal
Mecenas

Daniel César Román Sáez
Mecenas

Miguel García Cordero
“Gracias por tanta horas de conocimiento y entretenimiento. No tengo palabras para agradeceros la dedicación y el esfuerzo que hacéis por mantener este proyecto. Me uno al grupo de amigos que colaboran a conseguirlo. Un fuerte abrazo a todos y en especial a ti Ángel.”
Mecenas

Javier Martin Ona
Mecenas

Carolina Ledesma Prieto
“Gracias por el trabajo que hacen”
Mecenas

Claudio Leon Delgado
Mecenas

José María Aritzeta Iraola
“Muchas gracias por enseñar y entretener. Me hacéis pasar muy buenos momentos”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page