Cienciaes.com

Quilo de Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Quilo de Ciencia

El quilo, con “q” es el líquido formado en el duodeno (intestino delgado) por bilis, jugo pancreático y lípidos emulsionados resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. En el podcast Quilo de Ciencia, realizado por el profesor Jorge Laborda, intentamos “digerir” para el oyente los kilos de ciencia que se generan cada semana y que se publican en las revistas especializadas de mayor impacto científico. Los temas son, por consiguiente variados, pero esperamos que siempre resulten interesantes, amenos, y, en todo caso, nunca indigestos.

Ministerio de Ciencia e Innovación

Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Universidad de Castilla - La Mancha

Remolinos de vida

Remolinos de vida - Quilo de ciencia podcast - CienciaEs.com

En el artículo anterior hablaba del misterio de la diferencia entre bacterias y arqueas en el empleo de las moléculas de glicerol, que son quirales. Recordemos que las moléculas quirales (del griego kheir, mano) son idénticas químicamente, es decir, están compuestas por los mismos átomos, pero son imágenes especulares la una de la otra. El misterio del glicerol quiral es, en realidad, una forma concreta del misterio más general de por qué los seres vivos utilizan solo una de las dos clases de moléculas quirales, que se denominan con las letras D (dextro, derecha) y L (levo, izquierda). Aunque las moléculas D y L se forman en cantidades iguales en las reacciones químicas, los azúcares suelen ser, con muy escasas excepciones, todos de la serie D, mientras que los aminoácidos que forman las proteínas son, también con muy escasas excepciones, de la clase L. ¿Por qué? ¿Qué fenómenos físicos y químicos condujeron a la selección de una de las formas quirales para las moléculas de la vida? ¿Cómo la vida seleccionó solo una de las formas de esa mezcla equilibrada entre las clases D y L?

Hasta el momento, contábamos con interesantes ideas, pero muy escasas pruebas para resolver este misterio. Una de las pruebas recientes, no obstante, la constituye el descubrimiento de que las moléculas de hidratos de carbono detectadas en asteroides y cuerpos del sistema solar son preferentemente de la forma D, es decir, coinciden con la forma quiral que emplean los organismos vivos. Si la vida deriva de la llegada de esas moléculas a la Tierra, tras colisiones con asteroides y cometas, y su subsiguiente evolución, esto podría explicar la preferencia quiral por la vida de al menos los hidratos de carbono, aunque todavía quedaría por explicar por qué esas moléculas creadas en el espacio poseen un desequilibrio quiral, así como la preferencia quiral de aminoácidos L y otras moléculas de los seres vivos.

Una de las ideas que se habían propuesto para intentar explicar la preferencia quiral de las grandes moléculas de la vida era que reacciones químicas de agregación, que consiguen la unión de unos aminoácidos con otros, sucedidas en flujos arremolinados a derechas o a izquierdas conducían a la selección de solo una de las moléculas quirales de una mezcla en equilibrio de las dos formas D y L. Estos flujos arremolinados se forman en los desagües de nuestras casas, por ejemplo. Según esta hipótesis, el flujo arremolinado en una u otra dirección influiría en la posición espacial de las moléculas quirales en ese flujo y conduciría a la selección preferente de una u otra forma quiral de las moléculas para generar el agregado molecular final, de modo que este estaría formado solo por una de las formas de las moléculas de la mezcla inicial, la D o la L.

Hoy, se cree que el origen de la vida tuvo lugar en fuentes hidrotermales. Estas son como geiseres o fumarolas en el fondo oceánico que expulsan agua muy caliente, de origen geotérmico. El agua expulsada contiene minerales disueltos que se solidifican a medida que entran en contacto con el agua fría del océano y generan de este modo estructuras sólidas, como chimeneas, que pueden alcanzar varios metros de altura. Estas estructuras minerales son muy porosas, parecidas a la piedra pómez.

Hace unos años, se publicó que los poros de las chimeneas hidrotermales eran capaces de concentrar en su interior a las moléculas, y posibilitar así la progresión de reacciones químicas a velocidades suficientes como para generar precursores de las moléculas vivas). Ahora, un grupo de investigadores de la Academia de Ciencias China propone que el flujo de agua caliente emitido por las fuentes hidrotermales, al introducirse por esos poros, crea también rápidos microrremolinos que giran en una dirección o en la otra. Los investigadores han ideado un dispositivo que contiene microrrecintos donde el flujo crea remolinos en una u otra dirección. El análisis de los agregados que se formaron indicó que, en efecto, habían adquirido quiralidad de acuerdo con la dirección del microrremolino que se había formado.

Serán necesarios, no obstante, estudios adicionales para demonstrar que esto fue lo que sucedió, pero, aunque estamos aún lejos, poco a poco vamos acercándonos al objetivo de comprender lo que pudo suceder en el origen de la vida.

Referencias:

Jiashu Sun (2018). Control over the emerging chirality in supramolecular gels and solutions by chiral microvortices in milliseconds. Nature communications, 9:2599 | DOI: 10.1038/s41467-018-05017-7.

El origen de la vida a través del Espejo.

Concentrémonos en la vida

Más información en el Blog de Jorge Laborda.

Obras de divulgación de Jorge Laborda

Quilo de Ciencia Volumen I. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen II. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen III. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen IV. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen V. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VI. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VII. Jorge Laborda
Quilo de Ciencia Volumen VIII. Jorge Laborda

Matrix de la homeopatía

Circunstancias encadenadas. Ed. Lulu

Circunstancias encadenadas. Amazon

Una Luna, una civilización. Por qué la Luna nos dice que estamos solos en el Universo

One Moon one civilization why the Moon tells us we are alone in the universe

Adenio Fidelio

El embudo de la inteligencia y otros ensayos


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs apuntándote al Club de Amigos con una donación periódica (Mecenas) o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
28.717.554 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Berta Guzmán de la Mata
“Gracias por vuestro trabajo”

Néstor Martínez Jiménez
(El Ejido, Almeria)

Javier García Santos
Mecenas

Rodrigo Lafuente
Mecenas

Anónimo
Mecenas
“Gracias, Ángel. Por favor transmítale a todos sus colaboradores mi gratitud y admiración.”
(México)

Antonio Cerqueiro Fraga
Mecenas

Benjamin Erban
(Estados Unidos)

Alfredo Díaz Miranda
(Madrid)

Manuel María Lojo Muñoz
“Gracias a TODOS, de verdad. En especial, por lo que me divierto, a Germán Fernández y a Ángel Rodríguez por su fuerza de voluntad.”

Rosa Lencero Guillermo
Mecenas

Anónimo
Mecenas
“Agradeciendo su esfuerzo y convencido de que aceptar nuestra realidad a través de la ciencia nos llevará a la supervivencia como especie, los saludo desde México.”

Agustín Fernández Abril
(Boisán, León)

Kambiz Deyhimi Chaman Jooy Ghahvehchi
“Gracias desde Alemania, Aachen”

Juan José Alonso Sánchez
(Santa Pola, Alicante)

Ramón Baltasar de Bernardo Henán
Mecenas

Antonio Javier Gijón González

Emilio Diez de Revenga

Jesús Martín Vázquez
“¡Gran trabajo, seguid así!”

Domenica Caronda
(Catania, Italia)

José Luis Núñez Muñoz

Marc Belair
Nuevo Mecenas
“Muchas gracias por el fantastico trabajo que estan haciendo para producir un programa tan extraordinario.”
(Montreal, Canadá)

Antonio Navarro Caballero

Aser Sanchez Huerga

Pedro Antonio Lázaro Molinero
Mecenas

Jesús Velasco Muñoz
(Alcoy, Alicante)

Anónimo
Agradecido por su esfuerzo durante 2018 y deseando que este 2019 sea pleno en salud y ciencia.

Anónimo

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page