Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Desiertos terrestres ayudan a buscar vida en Marte. Hablamos con Miguel Angel Fernández.

Desiertos terrestres y vida en Marte - Hablando con Científicos podcast  - CienciaEs.com

Si hubiera vida sobre la superficie árida y seca de Marte ¿Cómo podríamos encontrarla? ¿Y si, en lugar de Marte, buscáramos la vida en las aguas subterráneas del océano oculto bajo la superficie de la luna Europa de Júpiter? Detectar la presencia de vida en esos lugares es muy difícil, por eso los científicos como Miguel Angel Fernández, investigador del Centro de Astrobiología se dedican a buscarla aquí, en la Tierra, en lugares que tienen un cierto parecido con los parajes de esos lejanos mundos. Uno de esos lugares es el desierto de Atacama, en Chile, el sitio más más árido y seco del planeta, homólogo de otros tantos parajes marcianos. Otro está situado en la Antártida, otro desierto helado y frío que tiene cierto parecido con el satélite Europa.

Sabemos que en Marte no llueve nunca, que la atmósfera es muy tenue y que cualquier criatura que quisiera sobrevivir en esas condiciones sería castigada con dureza por la implacable radiación ultravioleta del Sol. Aun así, también sabemos que hubo tiempos en los que el agua líquida corría por la superficie marciana formando ríos y lagos que podrían haber albergado algún tipo de vida. Si fue así, y no es una suposición demasiado arriesgada, esa vida tuvo que adaptarse a los duros cambios del clima, a medida que el planeta perdía la atmósfera protectora y las aguas se evaporaban por completo. El tipo de vida que pudo sobrevivir a esos drásticos cambios debió ser muy resistente, parecida a la que existe en el desierto de Atacama, en Chile.

El desierto de Atacama ocupa una alargada franja de terreno que se extiende a lo largo de 1.600 kilómetros entre el Océano Pacífico y la cordillera de los Andes. Es el lugar más árido del planeta, cada año cae allí apenas medio milímetro de precipitación y hay lugares que durante años no reciben ni una gota de agua. No obstante, quizá provocado por el cambio climático en el que estamos inmersos o por cualquier otra causa, recientemente se han producido lluvias torrenciales esporádicas que han despertado el interés de científicos.

Una de esas escasas ocasiones tuvo lugar en Marzo de 2015. Contra todo pronóstico, aquel mes se produjeron unas lluvias torrenciales que dejaron 40 y 90 mm de precipitación acumulada. Una situación así debió producirse en Marte hace mucho tiempo, cuando el planeta moribundo por la pérdida de agua líquida se había convertido en un desierto sobre el que muy esporádicamente las nubes descargaban lluvia. Si allí se desarrollaron microorganismo durante los años de bonanza, estos tuvieron que adaptarse a las condiciones de extrema sequía en nichos que recobraban su vitalidad cuando caían unas pocas gotas de lluvia.

Nuestro invitado hoy en Hablando con Científicos, Miguel Angel Fernández, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), pertenece al equipo científico que estuvo en la región del desierto de Atacama que recibió las precipitaciones y recogió las muestras del terreno a distintas profundidades tan solo 3 días después del episodio. Las muestras fueron analizadas para detectar el comportamiento de los microorganismos del suelo cuando llegó la ansiada lluvia y los resultados han sido publicados en la revista Frontiers in Microbiology. Utilizando chips basados en anticuerpos al que denominan LDChip (Life Detector o detector de vida), acoplado al instrumento SOLID (Signs Of LIfe Detector o detector de signos de vida), ambos desarrollados en el Centro de Astrobiología, Miguel Angel Fernández y su equipo han logrado detectar los grupos microbianos que aprovecharon el aumento de humedad para desarrollarse y crecer, mientras otros, más adaptados a las condiciones desérticas, mantuvieron su presencia. Estos datos permiten probar tecnologías que en un futuro pueden ser enviadas a Marte en una misión destinada a detectar presencia de vida microbiana.

En trabajos anteriores, Miguel Angel Fernández participó en investigaciones destinadas a la búsqueda de presencia microbiana en las rocas y suelos de los valles secos de la Antártida.

Os invito a escuchar a Miguel Ángel Fernández Martínez, investigador del Centro de Astrobiología, un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y centro asociado al NASA Astrobiology Institute (NAI).

Referencia:
Miguel Angel Fernández et al., Prokaryotic community structure and metabolisms in shallow subsurface of Atacama Desert playas and alluvial fans after heavy rains: repairing and preparing for next dry period Frontiers in Microbiology, July 2019 | Volume 10 | Article 1641


Botón de donación
Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
39,2 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Roberta
“Me encantan todos los argumentos que publicáis y que escucho con regularidad”
Nueva Mecenas

Gabriel
“Buen trabajo y necesario en España y en español”
Nuevo Mecenas

Nicolás Faura
“Mi madre Lila disfruta de su podcast “Hablando con Científicos” esta donación es de su parte. Saludos desde Argentina”
Mecenas

Eulogio Agulla Rodiño
Mecenas

Ignacio Márquez
“Mil gracias por esta ventana al conocimiento.”
Mecenas

Jaime Jesús Alonso
“Escucho asiduamente los nuevos programas y también muy frecuentemente los viejos. Vuestra labor es encomiable. Gracias por vuestro trabajo, como investigador sé que es encomiable.”
Mecenas

Óscar Ortuño Muñoz
Mecenas

*Luis Sánchez”
Mecenas

Francisco Javier Oter Muñoz
Mecenas

Belen Rial Franco
Mecenas

Pedro Manuel Gea Jódar
“Enhorabuena por vuestro trabajo. Os escucho con frecuencia especialmente los programas de Quilo.”
Mecenas

José Antonio Sánchez-Camacho Ayllón
“Perdón, lo debería hacer más a menudo. Disfruto y aprendo mucho con todos vosotros. Gracias.”
Mecenas

Daniel Faba Corral
Mecenas

“Anónimo de Granada”
Mecenas

Marta Porro
Mecenas

Angel Rodríguez Díaz
“Buen trabajo.”
Mecenas

Israel Quintanilla
“Enhorabuena por el trabajo de difusión de la ciencia, Angel, y os deseo lo mejor para el 2022!!”
Mecenas

Andrés Iglesias Galán
Mecenas

Gerardo Ventura Mones Castro
“Agradeciendo vuestra muy buena información, de un viejo jubilado”
Mecenas

David Bueno
Mecenas

Ute Eisenlohr
Mecenas

Valerio Oddone
“Gracias por los podcast de Vanguardia de la Ciencia, saludos desde Berlín*
Mecenas

Isabel Estany
Mecenas

Enrique Cabañas
Mecenas

Isabel A Granero Casanova
Mecenas

Jorge Franco Rey
Mecenas

Fernando García Fernández
Mecenas

Juan Manuel
Mecenas

Jesús Rodríguez Onteniente
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page