Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Desiertos terrestres ayudan a buscar vida en Marte. Hablamos con Miguel Angel Fernández.

Desiertos terrestres y vida en Marte - Hablando con Científicos podcast  - CienciaEs.com

Si hubiera vida sobre la superficie árida y seca de Marte ¿Cómo podríamos encontrarla? ¿Y si, en lugar de Marte, buscáramos la vida en las aguas subterráneas del océano oculto bajo la superficie de la luna Europa de Júpiter? Detectar la presencia de vida en esos lugares es muy difícil, por eso los científicos como Miguel Angel Fernández, investigador del Centro de Astrobiología se dedican a buscarla aquí, en la Tierra, en lugares que tienen un cierto parecido con los parajes de esos lejanos mundos. Uno de esos lugares es el desierto de Atacama, en Chile, el sitio más más árido y seco del planeta, homólogo de otros tantos parajes marcianos. Otro está situado en la Antártida, otro desierto helado y frío que tiene cierto parecido con el satélite Europa.

Sabemos que en Marte no llueve nunca, que la atmósfera es muy tenue y que cualquier criatura que quisiera sobrevivir en esas condiciones sería castigada con dureza por la implacable radiación ultravioleta del Sol. Aun así, también sabemos que hubo tiempos en los que el agua líquida corría por la superficie marciana formando ríos y lagos que podrían haber albergado algún tipo de vida. Si fue así, y no es una suposición demasiado arriesgada, esa vida tuvo que adaptarse a los duros cambios del clima, a medida que el planeta perdía la atmósfera protectora y las aguas se evaporaban por completo. El tipo de vida que pudo sobrevivir a esos drásticos cambios debió ser muy resistente, parecida a la que existe en el desierto de Atacama, en Chile.

El desierto de Atacama ocupa una alargada franja de terreno que se extiende a lo largo de 1.600 kilómetros entre el Océano Pacífico y la cordillera de los Andes. Es el lugar más árido del planeta, cada año cae allí apenas medio milímetro de precipitación y hay lugares que durante años no reciben ni una gota de agua. No obstante, quizá provocado por el cambio climático en el que estamos inmersos o por cualquier otra causa, recientemente se han producido lluvias torrenciales esporádicas que han despertado el interés de científicos.

Una de esas escasas ocasiones tuvo lugar en Marzo de 2015. Contra todo pronóstico, aquel mes se produjeron unas lluvias torrenciales que dejaron 40 y 90 mm de precipitación acumulada. Una situación así debió producirse en Marte hace mucho tiempo, cuando el planeta moribundo por la pérdida de agua líquida se había convertido en un desierto sobre el que muy esporádicamente las nubes descargaban lluvia. Si allí se desarrollaron microorganismo durante los años de bonanza, estos tuvieron que adaptarse a las condiciones de extrema sequía en nichos que recobraban su vitalidad cuando caían unas pocas gotas de lluvia.

Nuestro invitado hoy en Hablando con Científicos, Miguel Angel Fernández, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), pertenece al equipo científico que estuvo en la región del desierto de Atacama que recibió las precipitaciones y recogió las muestras del terreno a distintas profundidades tan solo 3 días después del episodio. Las muestras fueron analizadas para detectar el comportamiento de los microorganismos del suelo cuando llegó la ansiada lluvia y los resultados han sido publicados en la revista Frontiers in Microbiology. Utilizando chips basados en anticuerpos al que denominan LDChip (Life Detector o detector de vida), acoplado al instrumento SOLID (Signs Of LIfe Detector o detector de signos de vida), ambos desarrollados en el Centro de Astrobiología, Miguel Angel Fernández y su equipo han logrado detectar los grupos microbianos que aprovecharon el aumento de humedad para desarrollarse y crecer, mientras otros, más adaptados a las condiciones desérticas, mantuvieron su presencia. Estos datos permiten probar tecnologías que en un futuro pueden ser enviadas a Marte en una misión destinada a detectar presencia de vida microbiana.

En trabajos anteriores, Miguel Angel Fernández participó en investigaciones destinadas a la búsqueda de presencia microbiana en las rocas y suelos de los valles secos de la Antártida.

Os invito a escuchar a Miguel Ángel Fernández Martínez, investigador del Centro de Astrobiología, un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y centro asociado al NASA Astrobiology Institute (NAI).

Referencia:
Miguel Angel Fernández et al., Prokaryotic community structure and metabolisms in shallow subsurface of Atacama Desert playas and alluvial fans after heavy rains: repairing and preparing for next dry period Frontiers in Microbiology, July 2019 | Volume 10 | Article 1641


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
33,5 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Fernando de Bayon Mecenas

Manuel Torres Sevilla Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la ciencia” Mecenas

Daniel César Román Mecenas

Eva Morales Galindo
Mecenas

Sergio Requena
“!Muchos abrazos! ¿Qué os parece hacer un programa sobre el deporte de la escalada en clave científica?”
Mecenas

José Luis Sánchez Lozano
Mecenas

Ignacio Arregui
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete Porta
Mecenas

David Valentín Puertas de la Plaza
Mecenas

Sebastián Ulises Abdel Aguiar
Mecenas

Susana Larrucea Mecenas

José Luis Orive Anda
“Agradecimiento” Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rubén Barrante
Mecenas

Diego Jesús Rosa Gil
“Muchas gracias por vuestros programas*
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
“Ni el ERTE, ni pagar a hacienda ha evitado mi humilde donativo para agradeceros el conocimiento que ofrecéis.”
Mecenas

JMiguel Zubillaga Veramend
Mecenas

Juan Luis Jimeno Higuero
Mecenas

Marlon Laguna
Mecenas

Rosangel Tejeda Mecenas

Anónimo
“Reciban saludos y gratitud enviados desde México. Gracias por su continuado esfuerzo.”
Mecenas

Luis Fernando García Álvarez Mecenas

Emilio Pérez Mayuet
“Gracias por vuestro trabajo” Mecenas

Daniel Pérez Alonso Mecenas

Ricardo Sacristán Laso
Mecenas

Jorge Olalla
Mecenas

Juan Cuadro Espada
Mecenas

Montserrat Pérez González
Mecenas

Federico Roviralta Pena
Mecenas

Benjamín Toral Fernández
Mecenas

Alberto Hernando Martínez
“Me quedo en casa escuchando Cienciaes”
Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguir, por favor.”
Mecenas

Ramón Bernardo
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino Ceprian
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Antonio Castro Casal
Mecenas

Daniel César Román Sáez
Mecenas

Miguel García Cordero
“Gracias por tanta horas de conocimiento y entretenimiento. No tengo palabras para agradeceros la dedicación y el esfuerzo que hacéis por mantener este proyecto. Me uno al grupo de amigos que colaboran a conseguirlo. Un fuerte abrazo a todos y en especial a ti Ángel.”
Mecenas

Javier Martin Ona
Mecenas

Carolina Ledesma Prieto
“Gracias por el trabajo que hacen”
Mecenas

Claudio Leon Delgado
Mecenas

José María Aritzeta Iraola
“Muchas gracias por enseñar y entretener. Me hacéis pasar muy buenos momentos”
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page