Cienciaes.com

Vanguardia de la Ciencia podcast - cienciaes.com suscripción

Vanguardia de la Ciencia

Vanguardia de la Ciencia es un programa de divulgación científica creado por Angel Rodríguez Lozano en 1995. En cada episodio contamos la ciencia con amenidad y rigor para mostrar los avances que se producen en distintas áreas del conocimiento en forma de reportajes, noticias, entrevistas y curiosidades científicas.

Equipo de paleontólogos de la Fundación Teruel-Dinopolis y fósiles del cráneo de Turiasaurus riodevensisEquipo de paleontólogos en el yacimiento San Lorenzo - cienciaes.comRafael Royo y Alberto Cobos muestran fósiles de Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comTuriasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comDedo de Turiasaurus y superficie probable de la huella - cienciaes.comDedo de Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comFósil preparado para hacer la momia - cienciaes.comTuriasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comPata delantera del Turiasaurus riodevensis - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comTuriasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comEquipo de paleontólogos de la Fundación Teruel-Dinopolis y fósiles del cráneo de Turiasaurus riodevensisTuriasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comAlcalde de Riodeva  - Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comMaría Dolores Serrat y Luis Alcala -  cienciaes.comCráneo de Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comTuriasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comCráneo de Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.comTuriasaurus - vista posterior del cráneo - cienciaes.com

El cráneo del Gigante Europeo.

Turiasaurus - Vanguardia de la Ciencia - cienciaes.com

(Pulsar sobre la galería para ver las fotografías ampliadas)

El 3 de abril del 2012 los investigadores de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis presentaban el cráneo de un dinosaurio espectacular, el Turiasaurus riodevensis o, como también se le conoce, el “gigante Europeo” por ser el dinosaurio de mayor tamaño descubierto en el viejo continente.

El Turiasaurus tiene muchas historias que contar: su vida, cuando se movía majestuosamente entre la exuberante vegetación que poblaba las tierras bajas de un enorme delta, hace ahora unos 145 millones de años; su muerte, arrastre y enterramiento de sus huesos en un sarcófago natural que permitió su posterior fosilización; los fenómenos geológicos que, a lo largo de tantos millones de años, jugaron con los estratos que lo envolvían hasta formar el suelo ondulado sobre el que se asienta el pueblo de Riodeva (Teruel) y sus alrededores; la del labrador que arrancó algunos de los fósiles con su arado sin saber el tesoro que encerraban; y, por fin, la historia del descubrimiento para la ciencia a manos de los investigadores de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis. Hoy les contamos parte de esas historias.

Enfrentarse cara a cara con un cráneo de dinosaurio, por más que esté desprovisto de la carne que originalmente lo envolvía, provoca una sensación difícil de describir. No importa que se alimentara de plantas o que, como nos cuentan los paleontólogos Rafael Royo y Alberto Cobos en el programa de hoy, se tratara de un apacible ejemplar seguro de sí mismo por su tamaño. Al ver su cráneo uno tiende, quizás por una arraigada cuestión de supervivencia, a fijarse en sus dientes y en sus enorme mandíbulas, sin embargo, lo que más llama la atención del Turiasaurus riodevensis es el gran vacío que encierran sus huesos craneales. Es como si un habilidoso artífice lo hubiera creado con un entramado de finos alambres. Un conjunto de huesos delgados, colocados estratégicamente como las varillas de una torre de alta tensión, forman la estructura, liviana pero resistente, de la cabeza que albergaba un cerebro pequeño y coronaba el largo cuello de un enorme dinosaurio.

Turiasaurus riodevensis significa “Lagarto de Teruel encontrado en Riodeva”. Teruel, recordémoslo para aquellos que nos escuchan y leen desde lugares lejanos, es una capital, pequeña en tamaño pero de sorprendente belleza, situada al sur de Aragón, en la zona centro-oriental de España. Allí, además de sus múltiples monumentos adornados con figuras de estilo mudéjar, se encuentra la sede de Dinópolis, un complejo que, combinando la ciencia y el ocio, hace las delicias de todos los que sienten curiosidad por los dinosaurios y otras criaturas ancestrales. Alrededor de la capital, un buen número de localidades permiten visitar terrenos salpicados de fósiles de muy diversas épocas: huellas (icnitas) y dinosaurios en Galve ; fósiles de origen marino en Albarracín el bosque pétreo en Castellote ámbar en Rubielos de Mora dinosaurios en Peñarroya de Tastavins y, muy pronto, restos del turiasaurus en Riodeva.

La cabeza del Turiasaurus riodevensis, a pesar de sus 80 cm de largo, es tan sólo una pequeña parte del esqueleto de este animal, incluso podríamos decir que, en proporción, era un dinosaurio de poco seso. El Turiasaurus es un saurópodo, un suborden de dinosaurios de enormes proporciones, los cuales exhibían un característico cuello largo, una cabeza pequeña, patas gruesas y una cola larga y robusta.

Aun con el riesgo de parecer que estamos empujando a los dinosaurios a una loca carrera por adquirir tamaños cada vez más grandes, lo cierto es que el Turiasaurus riodevensis era un verdadero gigante. Medía más de 30 metros de longitud de cabeza a cola, háganse una idea colocando en fila a cinco elefantes africanos, que son los más grandes, cada uno con la trompa agarrada a la cola del que lleva delante, al uso circense, aun así, el turiasaurus les sacaría una cabeza de ventaja, la suya.

El cálculo de su peso es más complicado, de hecho los científicos utilizan distintas aproximaciones. En este sentido, el cálculo ha ido evolucionando con el tiempo, los primeros saurópodos conocidos, el Brachiosaurus, de 24 metros de longitud, seis menos que el Turiasaurus, ha adelgazando desde que se descubrió, allá por 1962. En un principio se le atribuyeron 78 toneladas de peso y ahora se da por bueno que pesaban la mitad. Los científicos de la Fundación Teruel –Dinópolis optaron por la cordura y aplicaron al Turiasaurus un método conservador que permite calcular el peso a partir del tamaño del húmero. Esa aproximación da para el brachiosaurus 29 toneladas y para el Gigante Europeo entre 40 y 48. Pónganlo en una balanza y tendrán que poner como mínimo 8 elefantes africanos adultos para equilibrarla.

Como dije al principio, el Turiasaurus Riodevensis tiene muchas historias que contar y para conocerlas, contadas por sus protagonistas, les invitamos a escuchar este episodio de Vanguardia de la Ciencia. En la galería de fotos encontrarán ustedes el complemento ideal para seguir las explicaciones y, si desean aprender más, les invito a leer la información que les facilito a continuación.

PARA SABER MÁS

The cranial anatomy of the sauropod Turiasaurus riodevensis and implications for its phylogenetic relationships

Fundación Dinópolis

Royo-Torres,R.,et al,2009, Turiasaurus riodevensis el gigante europeo.Investigación y ciencia junio 2009.pdf

Alcalá,L.,et al,2010, El dinosaurio gigante de Riodeva.,Enseñanza de las Ciencias de la Tierra v.18 nº 1.pdf

Royo-Torres,R.,et al,2006,‘A giant European diosaur and N.Saurop.clade’,Science 314


Botón de donación
Apoya la labor divulgadora de CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
31.042.025 audios servidos.

Agradecemos la donación de:

Enrique Alba
Mecenas

Michał Radmacher
Mecenas

Manuel Castro Escalera
Mecenas

José María Alcalá González
“Otro grano de arena para apoyar un podcast indispensable que NO puede perderse. Muchas gracias por vuestro esfuerzo y por darnos tanto. Un abrazo desde Córdoba, España.”
Mecenas

Sergey Guzenkov
“Gracias por su trabajo”
Nuevo Mecenas

Tobias Regenbrecht
Nuevo Mecenas

Francisco Villaseñor García Nuevo Mecenas

Pablo Alcetegaray Mecenas

Felicidad García de Bustos
Mecenas

Luis Miguel García Vázquez
Mecenas

María Amparo Sánchez Gutiérrez
Mecenas

José María Salas Arbolí
“Seguid adelante, seguro que todo va bien.”
Mecenas

Pedro Salazar
Mecenas

Roberto Arruabarrena
Mecenas

Anónimo
“Muchas gracias por el esfuerzo. Como dice líneas abajo: “seguid, por favor”.”
Mecenas

Ariel Fernández Goñi
Mecenas

Karlos
Nuevo Mecenas

Jesús Casero Manzanaro
“Seguid, por favor.*
Mecenas

Alberto González Hernández
Mecenas

José Manuel Martín Barriga
Mecenas

Gonzalo Fernández Sordo
Mecenas

Diego Garuti Gozo
Mecenas

Joaquín García López
Mecenas

Francisco Hernández
Mecenas
(Huétor Vega, GRANADA)

Anónimo

Pedro Rodríguez
Mecenas

Laura Trachsel Moncho
Mecenas
(Oslo, Noruega)

Pablo Alcetegaray
Mecenas
(Montevideo, Uruguay)

“Alvaro Jose Mateos Perera”
Nuevo Mecenas

Jacobo Castilla Vázquez
Nuevo Mecenas

Anónimo
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Eulogio González Moreno
“Me encantan vuestros programas. Intento que mis hijos se aficionen a ellos pero de momento se resisten. . . No me rindo, jajaja”
Mecenas

Jesús Hermosilla Dupuy
Mecenas

Raul Martínez Cristóbal
Mecenas

Abner Castro
Nuevo Mecenas

Francisco Javier Armendáriz Ferre
“Por “Hablando con Científicos” y el resto de personas que hacéis Cienciaes.”
Mecenas

Juan Agustín Esteban Jiménez
Mecenas

Cristian Jaure
Mecenas

Anónimo
“La verdad os hará libres” y en la ciencia encontraremos mucha verdad. ¡Gracias por continuar con el esfuerzo!
Mecenas

Armando González
Nuevo Mecenas

Rubén del Cura
Nuevo Mecenas

Jacob Hughey
“Muchas gracias por los podcasts, sobre todo Ciencia Fresca, que me encantan la conversación y la ausencia de la música ambiental.”
Mecenas

Carlos Serrano
Mecenas

Rosa Lencero
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page