Cienciaes.com

Hablando con científicos podcast - cienciaes.com suscripción

Hablando con Científicos

El conocimiento científico crece gracias a la labor de miles de personas que se esfuerzan, hasta el agotamiento, por encontrar respuestas a los enigmas que plantea la Naturaleza. En cada programa un científico conversa con Ángel Rodríguez Lozano y abre para nosotros las puertas de un campo del conocimiento.

Drones, el futuro a la vuelta de la esquina. Hablamos con Israel Quintanilla.

Drones, el futuro a la vuelta de la esquina. Hablando con Científicos podcast, CienciaEs.com

Lo hemos visto muchas veces en películas de ciencia ficción, coches voladores que discurren a distintos niveles por carreteras invisibles a diferentes alturas sobre el suelo, taxis autónomos que transportan a personas y mercancías sin conductor humano que los guíe, robots voladores que llaman a la puerta para entregar paquetes en mano y, quizá lo más interesante, calles por las que se mueven con total libertad los peatones sin vehículos parados o en movimiento que les disputen el espacio. Todo eso puede hacerse realidad muy pronto, según nos cuenta hoy Israel Quintanilla, profesor de técnica aeroespacial en la Universidad Politécnica de Valencia y uno de los investigadores más sobresalientes en materia de drones.

Hace cuatro años, Israel Quintanilla contó en Hablando con Científicos qué es un dron, qué clases hay y las múltiples aplicaciones presentes y futuras de estos artilugios voladores. Entonces los drones parecían más bien un juguete maravilloso que muchos niños y adultos pedían a los Reyes Magos o Papá Noel. Pero un dron no es un juguete, lo decía Israel entonces, un dron es un aparato que, al utilizar el espacio aéreo, debe ser regulado de manera estricta para que se convierta en un dispositivo de consumo seguro y eficiente.

Ahora, los drones están a punto de dar el gran salto que pregonaba la ciencia ficción. La tecnología ha evolucionado mucho, los aparatos tienen una mayor autonomía, pueden ser controlados con más fiabilidad y se ha comprobado que son útiles en multitud de campos para beneficio de la sociedad. En la Universidad Politécnica de Valencia, y en muchos otros lugares de España y del resto del mundo, los drones y el entorno necesario para que operen de forma segura son materia de estudio avanzado.

Unos pocos ejemplos dejarán este punto claro. La presente pandemia de COVID-19 ha puesto en jaque a muchos de los sistemas de emergencia sanitaria y atención a los pacientes de todo el mundo. El transporte de material de uso sanitario, la recogida y entrega de muestras, la asistencia a personas en riesgo que viven en lugares aislados, los servicios de material y apoyo a los habitantes de residencias de ancianos y todo un innumerable conjunto de situaciones han puesto en evidencia la necesidad de soluciones innovadoras que ayuden en el caso de un futuro rebrote de la pandemia. En la Universidad Politécnica de Valencia han visto en los drones una posibilidad que puede ayudar de una forma rápida y segura a luchar contra la enfermedad. Los investigadores de UPV preparan la realización de dos pruebas piloto para el uso de drones como medio de transporte de medicinas y sustancias entre los hospitales de Valencia y Gandía y los centros de salud y residencias de ancianos repartidos por las distintas localidades de la región.

La operativa es fácil de entender, si un centro de salud, situado en la periferia y alejado del hospital central, necesita con urgencia un medicamento, un dron acondicionado para ello se lo llevará en un tiempo récord. Si un anciano de una residencia necesita urgentemente un análisis de sangre u orina, un dron, desinfectado y sin la participación de ninguna persona ajena que pueda contagiarse o contagiar, puede recoger las muestras de forma totalmente segura y transportarla rápidamente al centro de análisis. Ejemplos como estos demuestran cómo los drones pueden ser de gran ayuda para afrontar cualquier situación de emergencia o de vigilancia. Se pueden utilizar para tomar imágenes cenitales de playas o eventos en tiempo real; para la observación de los efectos producidos por catástrofes, como incendios o terremotos, ofreciendo imágenes que permitan evaluar mejor las situaciones y ayuden a tomar las decisiones oportunas con prontitud; para el transporte de bienes de primera necesidad a personas aisladas en lugares de difícil acceso; para la búsqueda de personas desaparecidas, etc.

Con el objeto de dar una idea de la revolución que supondrá integrar a los drones en el entorno urbano, Israel trae a nuestra memoria una fotografía de la famosa Quinta Avenida de Nueva York tomada en el año 1900 (a la derecha). Entre la enorme riada de coches de caballos, circula un solitario Ford T, el novedoso automóvil fabricado por Henry Ford. Trece años más tarde, la misma avenida estaba abarrotada de automóviles, como se puede ver en la fotografía de la época. En poco más de una década, la revolución del automóvil había cambiado por completo la forma de vida de los neoyorquinos y poco después la del resto del mundo. Israel Quintanilla piensa que algo así puede suceder en las ciudades actuales dentro de muy pocos años.

A finales del año pasado se aprobó el Reglamento europeo sobre drones. Este reglamento recoge las normas que irán entrando en funcionamiento a partir de enero de 2021 para regular el uso civil de los drones, con independencia de su tamaño y peso, en toda la Unión Europea. Para hacernos una idea de lo que esta normativa significa, nuestro invitado nos anima a recordar una imagen clásica que aparece en algunas películas de ficción, como por ejemplo “El quinto elemento”, dirigida por Luz Besson, con Bruce Willis y Mila Jovovich. En aquella película se nos presenta un mundo futurista en el que un taxi volador se mueve por una gran ciudad. El tráfico está organizado por niveles a distintas alturas por las que circulan vehículos siguiendo un orden concreto. No importa si la habéis visto o no (aunque la recomiendo, es muy divertida) lo que nos importa ahora es que ese tráfico aéreo estructurado no está lejos en el tiempo.

La tecnología existe, dice nuestro invitado, los drones han pasado a ser unos artilugios pequeños y con poca autonomía, a aparatos de muy diversos tamaños, capaces de autonomías de varias horas y con potencia suficiente para transportar mercancías y personas. Pero no es suficiente con la tecnología, como no bastaba la existencia del Ford T para que la ciudad se convirtiera en una urbe moderna. Lo mismo que en aquella época fue necesaria una regulación que identificara a los vehículos, exigiera a los conductores a tener una preparación adecuada, normas de circulación, carreteras, semáforos, etc., en estos momentos la normativa europea ofrece el camino para que la tecnología de drones, que tiene ya madurez suficiente como para iniciar el despegue, comience la andadura hacia un mundo nuevo de cielos surcados por infinidad de naves voladoras, alimentadas con electricidad, autónomas y poco contaminantes.

Israel Quintanilla es profesor de Técnica Aeroespacial del Dpto. de Ingeniería Cartográfica, Geodesia y Fotogrametría, y adscrito a la Escuela Tecnica Superior de Ingenieria del Diseño de la Universitat Politecnica de Valencia.
Presidente de la Comisión de Drones de la UPV y Miembro de la Comisión Asesora de RPAS de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Referencia:
Vehículo aerotaxi.

La UPV probará en septiembre drones con material sanitario para un posible rebrote

Drones. Hablamos con Israel Quintanilla.

Aplicaciones y pilotaje de drones (II) Hablamos con Israel Quintanilla.


Botón de donación
Hace 11 años que levantamos el vuelo y queremos seguir volando. Apoya a CienciaEs haciéndote MECENAS con una donación periódica o puntual.
Colabore con CienciaEs.com - Ciencia para Escuchar
34,9 millones de audios servidos desde 2009

Agradecemos la donación de:

Armando J. Arratia
“Felicidades Angel por el magnífico trabajo que realizan.
No me pierdo ni un solo podcast.”
Mecenas

Alberto Prado
Mecenas

Álvaro José Mateos
Mecenas

Mª I de Mir del Pozo
Mecenas

Celestino Montoza Jarque
Mecenas

Eulogio González Moreno
Mecenas

Anónimo
“Agradecidos desde México. Gracias por su esfuerzo.”
Mecenas

Antonio Espuch Abad
Mecenas

María Guillermina Tablar Iglesias
Mecenas

Higinio Rodríguez Lorenzo
Mecenas

Jesús Casero Manzanero
“Seguir por favor”
Mecenas

Javier Alagón Cano
“ Mi reconocimiento y agradecimiento permanentes.”
Mecenas

Iván Iglesias
“Gracias por vuestros interesantísimos programas, a pesar de mi limitada aportación. Mil gracias.”
Mecenas

Roberto Martínez Sánchez
Mecenas

Ignacio de Rey Stolle
Donativo a Ciencia Para Escuchar
Mecenas

Oriol Pujol Romanyà
Mecenas

Marta Milagros Salesa Calvo
“Donación Ciencia para Escuchar”
Mecenas

Timoteo Jesús Colomino
“Apoyo a la Ciencia”
Mecenas

Claudio León Delgado
Mecenas

Fernando Antonio Navarrete
Mecenas

Agustín Fernández Abril
Mecenas

Holger Benthien
Mecenas

———- O ———-
App CienciaEs Android
App CienciaEs
App de cienciaes en apple store YouTube CienciaEs
———- O ———-



feed completo
Suscribase a nuestros programas






Locations of visitors to this page